Connect with us

Beisbol

Pese a los HR, Pujols gozó su debut como pítcher

“Estoy bastante seguro de que Babe Ruth no permitió cuatro carreras en su primer inning como yo”, bromeó el dominicano Pujols después de lanzar la novena entrada de la victoria por 15-6 de los Cardenales sobre los Gigantes.

SAN LUIS.– Después de lo ocurrido la noche del domingo, la lista de jugadores que han conectado 600 jonrones de por vida y lanzado en al menos un juego a nivel de Grandes Ligas está compuesta por los siguientes nombres:

Babe Ruth
Albert Pujols

“Estoy bastante seguro de que Babe Ruth no permitió cuatro carreras en su primer inning como yo”, bromeó el dominicano Pujols después de lanzar la novena entrada de la victoria por 15-6 de los Cardenales sobre los Gigantes.

A los fanáticos presentes en el Busch Stadium no pareció importarles en lo mínimo que Pujols — el futuro miembro del Salón de la Fama que ha conectado 681 cuadrangulares – permitiera bambinazos, uno del mexicano Luis González y otro de Joey Bart. En vez de eso, en el estadio se escucharon cantos de “¡Vamos Albert!” y “M-V-P” cada vez que el veterano de 42 años tiró un strike o consiguió un out. Pero el siempre perfeccionista Pujols estaba un poco disgustado por haber concedido dos cañonazos en lo que fue una gran noche para los Cardenales.

HR de 3 carreras de González

“Me hicieron pagar como yo he estado haciendo pagar a los pitchers por 22 años”, dijo Pujols, quien ha jonroneado ante 442 lanzadores distintos durante una carrera que se expande por tres décadas diferentes.

La extraña secuencia de eventos comenzó cuando el manager de los Cardenales, el también dominicano Oliver Mármol, estaba consultando qué jugador de posición entraría a lanzar en el noveno para evitarles trabajo adicional a los relevistas. Pujols, quien había dado dos hits en sus primeros cinco visitas al plato como designado, decidió hablar y ofrecerse como voluntario. Mármol aceptó feliz y al dirigente en la otra cueva, Gabe Kapler, también le gustó la idea.

“Creo que fue un gran espectáculo”, aseguró Kapler. “Obviamente, a los fanáticos de ellos les encantó y estoy seguro de que en su dugout todos estaban pendientes de cada pitcheo. Nosotros nos divertimos bastante. Fue el momento correcto para de cierta forma dejar todo lo negativo del partido y simplemente divertirnos con lo que estaba pasando. Será un recuerdo para mucha gente y estoy seguro de que Albert jamás lo va a olvidar. Nuestros bateadores nunca lo olvidarán. Tuvieron la oportunidad de enfrentar a Albert Pujols en la lomita”.

En una noche en la que Adam Wainwright y el puertorriqueño Yadier Molina hicieron historia al convertirse en la batería más ganadora de todos los tiempos en la L.A./L.N. con 203 triunfos, fue Pujols quien se quedó con la pelota del juego. Después de conseguir el último out con un rodado que manejó perfectamente el tercera base Brendan Donovan antes de hacer el tiro al inicialista venezolano Juan Yépez, el novato corrió en dirección de su ídolo y le entregó la bola. Pujols contó que quiere que todo el equipo la firme, para colocarla en un sitio especial.

“No te preocupes (Pujols)… ¡yo también permití un jonrón en mi primer juego!”, escribió el abridor Adam Wainwright después del encuentro en su cuenta de Twitter. “Ya le encontrarás el truco y quién sabe… ¡quizás en 17 años tú y (el cátcher Andrew Knizner) puedan romper el récord de Yadi y yo!”.

Wainwright y Molina, que fueron compañeros de Pujols en San Luis durante la primera estadía de éste en San Luis entre el 2001 y el 2011, no se despegaron del televisor del clubhouse viendo al primera base y bateador designado lanzando por primera vez en su carrera. Cuando le preguntaron qué pensaban de la actuación como serpentinero de su gran amigo, Molina comentó, “Tiene que aprender a mantener la bola bajita”. ¿Y qué podría pasar si Molina tuviera la oportunidad de lanzar este año? “¡Lo haría mejor que él!”, dijo apuntando a Pujols.

De sus 26 pitcheos, Pujols lanzó 16 strikes. El primero que hizo iba a 63.7 millas por hora y el más rápido fue de 66.3 mph. El último de la noche – ante el que LaMonte Wade Jr. falló con un rolling – viajó a apenas 46.6 mph. Al consultársele si su ex compañero de equipo Shohei Ohtani quizás pudo haberle dado algún consejo, Pujols soltó una risa. “Pienso que si yo tirara a 100 mph como Shohei, la cosa sería un poco más interesante”, dijo.

Via: mlb.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol