Connect with us

Al Bat

Pancho Alcaraz y Lorenzo Hernández Elvira

De él, cuántas historias y sutiles anécdotas me ha contado su hijo Aaron, las que quizá usted las ha disfrutado en esta su columna.

Por Jesús Alberto Rubio

Tuve el privilegio de conocer y tratar a Pancho “Zurdo” Alcaraz, excelso lanzador y luego magnífico ampáyer en el beisbol de México, trayectoria que le tiene con un nicho de oro en el Salón de la Fama del Beisbol Mexicano con sede en Monterrey.

De él, cuántas historias y sutiles anécdotas me ha contado su hijo Aaron, las que quizá usted las ha disfrutado en esta su columna.

Pero, lo que hoy del Zurdo Alcaraz nos cuenta Joaquín Torres Molina por supuesto que vale la pena disfrutarlo:

Así lo dice:

“Un paisano en el cuadro de honor, aunque casi siempre se refieren a él como ampáyer, pero ni pregunten si fue un excelente pitcher zurdo.

Llamaba mucho mi atención en mi infancia cuando trabajando como umpire principal detrás de home reponía una pelota al lanzador con una recta humeante y la verdad, en ese tiempo no sabía que había sido lanzador de la Liga Mexicana y de la Costa del Pacífico.

Entre sus hazañas cuenta una sucedida en 1943 cuando le ganó a domicilio al fuerte equipo Cubano.

Asimismo, le recordaré una de sus proezas como pitcher que muestra cómo se jugaba en esos tiempos, con mucho ímpetu y honor de por medio.

Actualmente si hay muchos jugadores que juegan con el corazón, pero el beisbol ha cambiado mucho, convertido ahora en un gran negocio, razón por lo que cuidan mucho a los jugadores.

Al respecto, mire qué ejemplo:

Fue en 1945 cuando sucedió lo siguiente en la fuerte Liga Nacional, del Norte de México: Don Francisco jugaba para el equipo de Parral y se iban a enfrentar a Saltillo en una doble cartelera de un domingo y ambas escuadras sacaron a sus mejores cartas para el primer choque.

Por Saltillo salió el gran pitcher mexicano Vicente «Corazón» Torres, viéndose un gran drama al enfrascarse en un duelazo de nueve entradas que al final ganó este último por diferencia de una carrera.

Lo bueno fue cuando el Zurdo de Empalme quiso sacarse la espina y le pidió al manager la bola para lanzar el segundo juego y que al momento en que «Corazón» Torres lo vio calentado, fue con su manager y también le pidió la bola (que si había honor).

Se volvieron a dar un cierre pero Torres tiró la toalla y no pudo completar el juego (se le canso el caballo); en cambio, Francisco Alcaraz lanzó las 9 entradas resultando finalmente ganador, lavando así la afrenta del primer juego.

El Zurdo era un personaje muy querido en Empalme; un tipo muy fuerte y elegante que gustaba de pasearse por el pueblo en un carro modelito «A».

Un abrazo hasta el cielo para este gran Zurdo que le dio muchas satisfacciones a los empalmenses y al beisbol mexicano”.

Eso es, amigos.

Lorenzo Hernández Elvira

Qué hace cuando la Liga de Veteranos Super Master de Hermosillo bautizó en la ceremonia de inauguración de su temporada 2021 con el nombre de nuestro amigo veracruzano Lorenzo Hernández Elvira, quien un 11 de agosto, de 2020, partió al cielo.

Hoy, en su primer aniversario de fallecimiento con profunda sensibilidad de fraterno amigo le recordamos.

La ceremonia, en marzo pasado, se efectuó en el Campo 3 de la Ciudad de los Niños, siendo engalanado por el ex ligamayorista Erubiel Durazo, quien tras ofrecer un mensaje se encargará de entregar un reconocimiento póstumo a los familiares de Hernández Elvira.

Nuestro dilecto profesor José Luis Preciado Paredes, quien tuvo gran amistad con Lorenzo, nos envió un texto sobre el paisano, el que aquí se lo comparto:

“Lorenzo nació el 10 de agosto de 1949 en Mata Catarina Cuyucuenda, Veracruz.  Fue hijo de Sebastián Hernández y Joaquina Elvira.

Contrajo matrimonio con Salustia Atilano, el 4 de marzo de 1972, procreando tres hijos: Julio, Patricia y Karla Dominga.

Ingresó al Ejército Mexicano en 1970 y en junio de 1975 lo mandaron a formar parte del 70 Batallón de Infantería de Sonora con el rango de Sargento Segundo donde era el chofer de Zonas Áridas ya en la Cuarta Zona Militar de Hermosillo.

Desde entonces hizo su residencia en Hermosillo y luego de jubilarse en el Ejército se dedicó al oficio de Plomería.

Cabe aclarar que en su estadía en el Ejército obtuvo varios trofeos en Frontenis.

En su carrera como beisbolista participó desde muy joven en varias ligas de beisbol en su natal Veracruz y al llegar a Sonora su amor por el beisbol lo hizo pertenecer en varios circuitos como el de la Conno, Interbarrial Norte, la Bimbo, Viajeros y Amigos y Municipal de Hermosillo, siempre  en su posición de cátcher y pitcher.

Al fallecer participaba en el equipo Membrilleros Chanates de la Liga Supermáster de Veteranos.

Descanse en paz nuestro gran amigo Lorenzo Elvira.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Al Bat

  • Copa Mundial Sub-23

    Mañana por la tarde (18:30 horas) iniciará en el estadio de los Yaquis de...

  • “Tallo” Guevara

    Su texto nos llega desde el Grupo WhatsApp Barrio Deportivo Reforma, del cual el...

  • Nada fácil la tienen

    Además, para este cierre de campaña sus últimas tres series ---después de Texas-- ¿contra...

  • 118 años del Águila

    Y ya sabe: allí tenemos a un compatriota que de manera cotidiana manda buenas...