Connect with us

Boxeo

Orlando Martínez el artífice de la riposta en el boxeo

La cita alemana bajo los cinco aros de Múnich 1972 lo vio erigirse como campeón absoluto de la división de 54 kilogramos al barrer en línea a todos sus contrincantes y disponer en la final del mexicano Alfonso Zamora por decisión unánime de los jueces de 5-0.

La Habana, 23 sep (Prensa Latina) El primer medallista dorado del boxeo cubano en Juegos Olímpicos, Orlando Martínez, dejó de existir y hoy Prensa Latina recuerda su excelso legado.

La cita alemana bajo los cinco aros de Múnich 1972 lo vio erigirse como campeón absoluto de la división de 54 kilogramos al barrer en línea a todos sus contrincantes y disponer en la final del mexicano Alfonso Zamora por decisión unánime de los jueces de 5-0.

Orlandito, como se  le conoció, se forjó en la Escuela Cubana de pugilismo, liderada por el profesor Alcides Sagarra, y gustaba de emplear el arte de pelear a la riposta, la misma estrategia que realiza el también flamante bicampeón olímpico Julio César La Cruz.

El zurdo del reparto Juanelo en la capital cubana, se inició en el boxeo en 1963, en el gimnasio Luyanó Moderno, bajo la conducción del técnico Rolando Urrutia, aunque llegó al viril deporte con cierta limitación física debido a una lesión sufrida en la clavícula izquierda producto de una caída.

Por eso, esa adverdidad contribuyó en cierta medida a convertirlo en un verdadero artífice de la pelea a riposta, o sea, contragolpear después del ataque adversario.

Los desplazamientos en todas las direcciones del cuadrilátero, basados en supersónica velocidad y constante golpeo con el recto de derecha asemejaron una sombra imposible de eliminar.

Su destacado accionar en la lid de los cinco aros de 1972 lo convirtió en el primer deportista en conseguir la gloria olímpica tras el triunfo de la Revolución Cubana, el 1 de enero de 1959.

De ahí en adelante el boxeo de la isla ha conseguido más de 40 títulos en certámenes estivales y de 75 en justas mundiales.

Orlandito encumbró en la cita alemana a una disciplina denominada años más tarde como el buque insignia del movimiento deportivo cubano.

Tras conocer el deceso de tan destacada gloria del deporte antillano, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, expresó su sentir a familiares y amigos en la red social Twitter por la partida de un hombre dedicado por entero al deporte revolucionario cubano.

El boxeo recibió un duro golpe con el deceso de Orlandito a causa de la enfermedad Alzheimer a los 75 años de edad, pero su legado perdura por siempre en el pugilismo nacional y allende los mares.
msm/am/rct

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Boxeo