Connect with us

Tenis

Noruego Ruud clasifica a primera final US Open y aspira al número uno

En su segunda final de Grand Slam, Ruud enfrentará al ganador de la otra semifinal del viernes entre el español Carlos Alcaraz y el estadounidense Frances Tiafoe.

Casper Ruud celebra su triunfo del viernes frente a Karen Khachanov en el US Open.Fuente Externa

Nueva York (AFP).- El tenista noruego Casper Ruud venció este viernes al ruso Karen Khachanov en las semifinales del Abierto de Estados Unidos y se mantuvo en la carrera por alzarse como sorprendente número uno de la ATP.

En su segunda final de Grand Slam, Ruud enfrentará al ganador de la otra semifinal del viernes entre el español Carlos Alcaraz y el estadounidense Frances Tiafoe.

Si Ruud conquista el domingo su primer título de Grand Slam, o incluso si Alcaraz es eliminado el viernes, será el número uno con el mayor salto de la historia desde su actual séptimo puesto del ranking.

Siguiéndose de reojo con Alcaraz, Ruud cumplió el viernes con su parte derrotando a Khachanov por 7-6 (7/5), 6-2, 5-7 y 6-2 en la pista central de Flushing Meadows (Nueva York).

El noruego se ganó así una segunda oportunidad de inaugurar su cuenta de Grand Slams tras ser arrollado en la final del pasado Roland Garros por Rafael Nadal.

«Después de Roland Garros, por supuesto estaba muy, muy feliz, pero al mismo tiempo era lo suficientemente humilde como para pensar que podría ser mi única final en un Grand Slam», recordó Ruud. «No es fácil pero aquí estoy, un par de meses más tarde, con una sensación que no se puede describir con palabras».

Ruud, alumno durante años en la academia de Nadal en Manacor (Mallorca, España), ha superado esta temporada su imagen de especialista en tierra batida, superficie en la que logró sus nueve títulos de la ATP, tres este año.

Esta temporada, sin embargo, ha confirmado su progreso en pista dura llegando a la final del Masters 1000 de Miami, donde cayó ante Alcaraz, y a la del domingo en Nueva York.

Este viernes, con un doble botín en juego, Ruud se sobrepuso a los nervios iniciales hasta llevarse la primera manga con un punto de set de 55 golpes y resistir la reacción del peligroso Khachanov.

«Fue otro gran partido por mi parte», se felicitó. «Creo que ambos estábamos un poco nerviosos al principio, con algunos ‘breaks’ de ida y vuelta. Este partido era probablemente el más importante de nuestras carreras y, por supuesto, siempre habrá nervios».

«Tuve la suerte de ganar el primer set, lo que calmó un poco mis nervios», recordó. «Yo jugué fenomenal en el segundo y el cuarto, pero Karen dio un paso adelante en el tercero».

Khachanov, por su parte, también disputaba sus primeras semifinales de Grand Slam a los 26 años.

«Obviamente, si me dices antes del torneo que llegaría a la semifinal, lo hubiera firmado de inmediato», apuntó.

«Pero también hay un poco de decepción. A medida que vas avanzando, tienes más confianza y quieres terminar de levantar el trofeo. Todos estos pensamientos están en tu mente», reconoció. «Pero todo el crédito para él (Ruud), obviamente».

– Un punto «loco» –

Khachanov, número 31 de ATP, había hecho una demostración de carácter en la ronda anterior para salir victorioso de un volcánico duelo con el australiano Nick Kyrgios.

Dos días después de ese desgastante partido, Khachanov se topó con un jugador de mentalidad y juego antagónico a Kyrgios.

El impasible Ruud, paciente y metódico en la selección de golpes, tardó en asentarse en un errático inicio de partido en el que ambos se intercambiaron cuatro rupturas de servicio.

Una gris primera manga se resolvió en el ‘tiebreak’, donde Ruud tomó el mando pronto y, tras ver pasar dos de sus tres pelotas de set, mantuvo la calma para librar un maratónico punto de 55 golpes hasta encontrar una derecha ganadora.

Fue un intercambio «loco», recordó Khachanov. «Nunca había jugado un punto así, pero me levanté y me mantuve en el partido».

Khachanov, que había bombardeado a Kyrgios con 30 aces, no era capaz de afilar su temible servicio (15 en todo el partido) y el juego se desarrollaba al ritmo del imperturbable Ruud.

El noruego quebró otras dos veces a Khachanov y aceleró para avanzarse 5-1 y embolsarse sin apuros el segundo set.

Sin margen de error, el ruso incrementó su agresividad y mejoró su efectividad en el saque, lo que le permitió transitar pegado a Ruud por el tercer set y apropiárselo con un quiebre final.

Khachanov no quería rendirse pero Ruud le tenía tomada la medida a su servicio y en el arranque del cuarto set sumó dos ‘breaks’ con los que abrió una brecha ya definitiva para el ruso.

Via: metrolibre.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Tenis