Connect with us

Beisbol

Néstor Cortés Jr. agradecido con sus padres, Hialeah

“Me gustaba mucho la pelota. Desde los 3 o 4 años siempre tenía un bate y un guante en la mano y con el interés que me vieron pues mis padres me inscribieron en la liga de beisbol de Hialeah.

Néstor Cortes Jr. Fuente Externa

A pesar de su familia no haber jugado béisbol, Néstor Cortes Jr. cuenta con unos padres que le dieron todo el apoyo del planeta para que su único hijo nacido en Cuba y al que trajeron a los Estados Unidos siendo un bebé, pudiera hoy en día ser uno de los mejores lanzadores de los Yankees de Nueva York.

El padre de Néstor, tuvo la suerte de ser seleccionado por la Lotería de Visas Americanas y logro sacar a su familia de la Isla en 1995.

“En aquel momento yo no sabía nada. Luego con el tiempo mis padres me fueron contando como habíamos llegado y por qué. Dejamos todo atrás.

Mi madre tenía solo 19 años y mi padre 27 y entonces imagínate aquí solo teníamos de familia una tía y ninguno de los dos hablaban inglés. Chocaron mucho con la realidad y como todos los padres cubanos pasaron sus momentos difíciles”. Nos dijo el lanzador de los Yankees en una entrevista que le realizamos antes de la temporada.

“Mi padre es una persona extremadamente trabajadora y desde que llegamos no ha parado de hacerlo gracias a Dios y mi mamá como manicura logró poner su propio negocio en la casa. Mis papas nunca me han pedido nada en retorno por lo que han hecho y yo les vivo agradecido por la eternidad porque a ellos les debo todo esto. Ellos hicieron un gran esfuerzo por mí”.

El amor de Néstor por el beisbol le vino desde muy pequeño en la ciudad de Hialeah que lo adoptó como suyo y de la cual vive enamorado el zurdo de los Yankees:

“Me gustaba mucho la pelota. Desde los 3 o 4 años siempre tenía un bate y un guante en la mano y con el interés que me vieron pues mis padres me inscribieron en la liga de beisbol de Hialeah. Mi amor por esa ciudad va a ser eterno. Todavía visito mi secundaria Hialeah High cada vez que puedo hacerlo”.

El béisbol tiene hermosas historias y la de este serpentinero nacido en Batabanó, Cuba, se encuentra entre las mejores de este deporte. Desde el inicio las cosas fueron duras para Cortes que no tiene una estatura de más de seis pies ni tampoco una velocidad aterradora. Los Yankees a través de un scout que a la misma vez era maestro en la escuela secundaria de Néstor en Hialeah, le hablo al antillano de sus chances de firmar con los Bombarderos.

“Yo estaba listo para ir a Miami Dade College a jugar en el beisbol universitario. Me recuerdo que mis padres tenían un tráiler en los Cayos y nos íbamos los fines de semana a pasear en familia y el tercer día del draft fue un viernes y entonces me llamaron los Yankees para decirme que estaban en el round 31 pero que había 9 nombres delante del mío. Entonces yo luego de terminar la llamada no le dije nada a mis padres para que no se ilusionaran por gusto, pero volvió a sonar a los 15 minutos y era para decirme la buena noticia y salí corriendo a decirle a mi familia y fue un momento increíble”.

Hoy en día, Néstor Cortes Jr. es uno de los grandes lanzadores de la temporada 2022 en Las Mayores y pareciera que en cada salida se va consolidando más y más. Un hombre impredecible en la lomita de los suspiros, cambiando el tiempo entre lanzamientos, el windup y los ángulos por donde saca la pelota. Seguimos todos de espectadores de este joven y pareciera que, en cada puesta en escena, la presentación no defrauda, sino que deja las ganas de verla otra vez.

Via: mlb.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol