Connect with us

Beisbol

Mejores jugadores que llegaron a dirigir

Aquí están los 15 primeros dirigentes en este grupo, ranqueados por bWAR. 

Hace mucho tiempo, no era nada raro que la estrella de un equipo ejerciese también como manager de su club. Ty Cobb lo hizo. También Tris Speaker, Nap Lajoie y George Sisler. Pero tener una carrera como piloto, después de haber sido jugador, es algo mucho más raro entre las leyendas del juego.

En la era moderna (desde 1900), sólo 31 jugadores con un WAR (versión Baseball-Reference) de 50 o más han logrado dirigir al menos 100 encuentros en la Liga Americana o la Liga Nacional tras terminar su travesía como jugadores activos.

Aquí están los 15 primeros dirigentes en este grupo, ranqueados por bWAR.

1. Walter Johnson (bWAR de 164.8)

Tras una carrera en la que ganó 417 juegos, tuvo efectividad de 2.17 y ponchó a 3,509 bateadores durante 21 temporadas, todas con los Senadores de Washington, Johnson pasó la campaña de 1928 dirigiendo a los Osos de Newark de la Liga Internacional, para luego regresar a la capital y reemplazar a Bucky Harris como piloto del club. Los Senadores no llegaron a la postemporada durante los cuatro años de Johnson al frente del equipo, pero ganaron 92 partidos o más en tres campañas seguidas y tuvo un récord global de 350-264 (porcentaje de ganados y perdidos de .570). Johnson dirigió luego a Cleveland en 1933 y se mantuvo con la novena hasta 1935, con marca de 179-168 (.516). En 1936, Johnson fue parte del primer grupo de jugadores exaltados al Salón de la Fama, junto a Cobb, Wagner, Babe Ruth y Christy Mathewson.

2. Rogers Hornsby (bWAR de 127.3)

Aunque Hornsby bateó .358/.434/.577 durante su carrera de 23 años, no sólo fue conocido por su gran habilidad como toletero, sino también por su difícil personalidad. Hornsby hizo las veces de manager-jugador en varios momentos de su carrera, pero después de que disputó su último encuentro en 1937, no recibió otra oportunidad para dirigir en la Gran Carpa hasta que los Carmelitas de San Luis lo contrataron en 1952. Hornsby no se llevó bien con sus jugadores y duró sólo 51 duelos en el cargo, hasta que los Carmelitas lo despidieron. Se unió a los Rojos como su manager para los últimos 51 juegos de la campaña de 1952, con marca de 27-24, pero tras llevar a Cincinnati a una foja de 64-82 en 147 partidos de 1953, Hornsby fue despedido nuevamente, poniendo fin a su carrera como dirigente en MLB.

3. Ted Williams (bWAR de 122.1)

Tratando de causar su propio impacto luego de que el equipo de Washington en la NFL contratara al legendario coach Vince Lombardi en febrero de 1969, el propietario de los Senadores, Bob Short, buscó a Ted Williams. Casi una década después de jugar su partido de despedida, Williams fue contratado para tratar de darle un giro a la franquicia de Washington, que se había unido a MLB como equipo de expansión en 1961 luego de que los Senadores anteriores se mudaran a Minnesota para convertirse en los Mellizos. El club de Williams ganó 86 cotejos en su primer año al mando, marcando la única temporada ganadora de la novena en Washington, pero no pudieron repetir ese éxito. Williams se mantuvo como manager cuando los Senadores se fueron a Texas y se convirtieron en los Rangers, pero tras un récord de 54-100 en su primera campaña en Texas, fue reemplazado por Whitey Herzog.

4. Mel Ott (110.9 bWAR)

Ott fue uno de los mejores cañoneros de su generación. Lideró a los Gigantes en jonrones durante 18 campañas consecutivas, entre 1928 y 1945 (comandó la Liga Nacional en seis ocasiones durante ese tramo), en camino a sumar 511 bambinazos en total. Sustituyó a Bill Terry como capataz del club, en un puesto en el que estuvo por siete años, en cuatro de los cuales seguía como jugador. Tras un comienzo de 37-38 en 1948, los Gigantes decidieron reemplazarlo con Leo Durocher. Ott terminó su carrera como piloto con récord de 464-530.

5. Frank Robinson (bWAR de 107.2)

Robinson pasó los últimos años de su gloriosa carrera, que lo llevaría al Salón de la Fama, como manager/jugador de Cleveland, convirtiéndose en el primer dirigente afroamericano en la historia de la L.A./L.N. Se quedó para otra temporada en 1976 tras retirarse como jugador, pero fue despedido tras un arranque de 26-31 en 1977. Robinson dirigió luego a los Gigantes entre 1981 y 1984 y a los Orioles entre 1988 y 1991, ganando los honores como Manager del Año de la L.A. en 1989. Tras un largo hiato, regresó al dugout para tomar el timón de los Expos de Montreal en el 2002 y se quedó con la franquicia durante la mudanza a Washington D.C., convirtiéndose en el primer dirigente de los Nacionales. Como piloto, Robinson nunca pudo llevar a ninguno de sus equipos a la postemporada, un claro contrataste con los cinco viajes a la Serie Mundial, incluyendo dos coronas, que hizo como jugador.

6. Christy Mathewson (bWAR de 106.5)

Mathewson fue uno de los mejores lanzadores durante las primeras dos décadas del siglo 20, registrando 373 victorias, 2.13 de efectividad (136 de ERA+) y 2,507 ponches en 4,788.2 innings, conquistando cinco coronas de efectividad. Luego de 17 temporadas con los Gigantes, Mathewson fue canjeado a los Rojos. El derecho fue nombrado manager y jugador de Cincinnati, aunque sólo se subió a la loma en una ocasión con ellos. Dirigió a los Rojos hasta 1918, dejando récord de 164-176.

7. Eddie Mathews (bWAR de 96.1)

Mathews jugó la mayoría de su carrera para los Bravos y fue el único jugador que se uniformó con el club en cada una de las tres ciudades en las que fueron locales: Boston, Milwaukee y Atlanta. Luego de batear su jonrón 500 como miembro de los Astros en 1967 y ganar la Serie Mundial con los Tigres en 1968, su último año como jugador, Mathews se unió el staff de coaches de los Bravos para la temporada de 1971, reemplazando luego a Lum Harris como manager del conjunto durante los últimos 50 encuentros de la campaña de 1972. Mathews continuó dirigiendo a los Bravos en 1974, pero fue dejado libre tras 99 juegos. Mathews nunca volvería a ejercer como manager, cerrando su ciclo en esas funciones con un porcentaje de victorias de .481.

8. Pete Rose (bWAR de 79.6)

El líder histórico de imparables en la historia de la L.A./L.N. con 4,256, fue manager y jugador en las últimas tres temporadas de su carrera. Hasta ahora, es la última persona en cumplir ambos puestos en Grandes Ligas. Rose continuó dirigiendo a Cincinnati luego de retirarse como jugador, sin embargo, en 1989, el Comisionado Bart Giamatti lo vetó permanentemente por acusaciones de haber apostado en juegos en los que participó como manager y jugador, violando la Regla 21 de Major League Baseball.

9. Luke Appling (bWAR de 77.6)

Appling, un campocorto miembro del Salón de Fama que dejó un promedio de bateo de .310, con 2,749 hits, durante sus 20 años de carrera con los Medias Blancas, sólo dirigió 40 juegos en las Mayores. En 1967, 17 años después de su retiro como jugador, Appling cumplió las labores de manager interino de los Atléticos de Kansas City, a quienes llevó a récord de 10-30.

10. Bobby Wallace (bWAR de 76.2)

La carrera de Wallace se dividió entre el siglo 19 y el 20, comenzando como lanzador en 1894 con Cleveland. Luego de moverse a la antesala, Wallace fue canjeado a los Perfectos de San Luis (club que eventualmente se convertiría en los Cardenales) y volvió a moverse, en esta ocasión a las paradas cortas. Wallace pasó la mayor parte de su carrera en San Luis – cinco años con los Cardenales y 15 con los Browns, con quienes estuvo dos años como manager y jugador. En 1918 disputó su última campaña con 44 años. Los Rojos lo nombraron manager para los últimos 25 juegos de la temporada de 1937.

11. Paul Molitor (bWAR de 75.7)

Molitor fue exaltado al Salón de la Fama en el 2004, luego de registrar promedio de .306 con 3,319 imparables, 234 jonrones, 605 dobles y 504 robos de base en 21 años; las últimas tres con los Mellizos. Más de una década más tarde, Minnesota contrató a Molitor como manager, para reemplazar a Ron Gardenhire. Molitor llevó a los Mellizos a una mejoría de 13 juegos en su primera temporada al mando. Pero, luego de caer con récord de 59-103 en el 2016, rápidamente le dio un vuelco para clasificarse a la postemprada como uno de los Comodines del 2017, haciéndose merecedor del Manager del Año. Los Twins tuvieron registro de 78-84 en la cuarta zafra de Molitor como piloto, haciendo que el equipo decidiera sustituirlo por Rocco Baldelli.

Paul Molitor on AL Manager Award

12. Bill Dahlen (bWAR de 75.2)

Dahlen es, además de Rose, el único de la lista que no se encuentra en el Salón de la Fama. Jugó 21 temporadas entre 1891 y 1911 y dirigió a los Dodgers/Superbas de Brooklyn por cuatro años — dos como manager y jugador y dos luego de colgar los ganchos. Su récord total como piloto fue de 251-355.

13. Frankie Frisch (bWAR de 71.8)

El período de Frisch al mando de los Cardenales como manager y jugador es recordado por la temporada de 1934, cuando el club terminó alzando la Serie Mundial. Frisch continuó siendo piloto de San Luis por menos de una temporada, tras finalizar su carrera como jugador. Luego, fue manager de los Piratas y Cachorros, pero nunca regresó a la Serie Mundial. Ingresó al Salón de la Fama como jugador en 1947.

14. Alan Trammell (bWAR de 70.7)

Luego de jugar toda su carrera de 20 años con los Tigres, sumando números que eventualmente lo llevarían a Cooperstown, Trammell tuvo un breve período para el olvido como dirigente de los Tigres en el 2003. En su primer año al mando, Detroit impuso un récord para la Americana con 119 derrotas, a una de la marca de la era moderna (desde 1900), que poseen los Mets de 1969. Trammell llegó al club a mejorar 29 juegos en el 2004, pero Detroit terminó 18 juegos por debajo de .500. Los Tigres tuvieron 71-91 al siguiente año y luego fue reemplazado por Jim Leyland. Trammell fue manager interino de los D-backs durante tres juegos en el 2014.

15. Ted Lyons (bWAR de 70.5)

Lyons ganó el título de efectividad de la Liga Americana a sus 41 años, se tomó dos recesos para servir en la Segunda Guerra Mundial y luego regresó a los Medias Blancas para abrir cinco encuentros más con un promedio de carreras limpias de 2.32 a sus 46 años en 1946. El derecho se retiró como jugador luego de eso y tomó las riendas de Chicago a la siguiente semana. Lyons fue manager hasta 1948, llevando al club a récord de 185-245. Ingresó al Salón de la Fama en 1955.

Via: mlb.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol