Connect with us

Beisbol

Mejores 10 nudilleros de todos los tiempos

Baila camino el plato. Es un lanzamiento bello e impredecible. Nadie sabe a dónde va, y menos el bateador.

La bola de nudillos es el pitcheo más cautivador del béisbol.

Tirado sin movimiento giratorio, una bola de nudillos se puede mover en cualquier dirección una vez que sale de la mano del serpentinero.

Baila camino el plato. Es un lanzamiento bello e impredecible. Nadie sabe a dónde va, y menos el bateador. La bola de nudillos tiene mente propia y solamente un grupo pequeño de lanzadores la ha podido dominar.

A continuación, presentamos a los 10 mejores nudillistas en la historia de Grandes Ligas.

1) Phil Niekro (1964-87)
318-274; 3.35 de EFE; 3,342 K; 5,404 EL
El nudillero más famoso de todos, Niekro es un Salón de la Fama y el único lanzador de nudillos que pertenece al histórico club de las 300 victorias y los 3,000 ponches. Niekro lanzó 24 temporadas y más de 5,000 innings en las Mayores, la mayoría por los Bravos, adjudicándose 318 victorias (16to lugar en la lista de todos los tiempos) y sumando 3,342 ponches con efectividad de 3.35. Fue convocado a cinco Juegos de Estrellas, encabezó su liga en triunfos dos veces y ganó un título de efectividad y otro de ponches. La bola de nudillos de Niekro le permitió lanzar hasta los 48 años.

NL finishes off AL

2) Hoyt Wilhelm (1952-72)
143-122; 228 salvamentos; 2.52 de EFE; 1,610 K; 2,254.1 EL
Wilhelm es otro nudillero miembro del Salón de la Fama. Debido a que cumplió servicio en la Segunda Guerra Mundial, Wilhelm tenía 29 años cuando hizo su debut de Grandes Ligas, pero lanzó casi hasta los 50 años, convirtiéndose en uno de los primeros grandes relevistas del béisbol. Wilhelm fue el primer jugador en lanzar en 1,000 juegos y el primero en sumar 200 rescates de por vida. Era el líder de todos los tiempos en ambas categorías al momento de retirarse y sigue siendo el líder en victorias como relevista con 124. Wilhelm fue convocado a ocho Juegos de Estrellas, ganó dos títulos de efectividad, fue campeón de la Serie Mundial con los Gigantes en 1954 y lanzó un juego sin hit ni carrera contra los Yankees en 1958. Terminó su carrera con 143 victorias, 228 salvados y promedio de carreras limpias de 2.52.

Prime 9: Hoyt Wilhelm

3) Tim Wakefield (1992-2011)
200-180; 4.41 de EFE; 2,156 K; 3,226.1 EL
El nudillero mejor conocido de los últimos tiempos, Wakefield tuvo una larga carrera con los Medias Rojas en la que llegó a 200 victorias y ponchó a 2,156 bateadores en 19 campañas (17 con Boston). Seleccionado por los Piratas como primera base, Wakefield tuvo dificultades como bateador en ligas menores, lo cual resultó en su transformación. Aprendió a tirar su bola de nudillo, trabajó con Niekro para perfeccionarla y se convirtió en un exitoso lanzador de Grandes Ligas. En el 2009, a sus 42 años, Wakefield fue convocado al Juego de Estrellas como integrante de los Patirrojos, ganó anillos de Serie Mundial en el 2004 y el 2007 y fue finalista para el Premio Cy Young en 1995, su primera campaña en Boston, cuando tuvo foja de 16-8 con efectividad de 2.95. Pertenece al Salón de la Fama de los Medias Rojas.

Wakefield strikes out Sierra

4) Charlie Hough (1970-94)
216-216; 3.75 de EFE; 2,362 K; 3,801.1 EL
Hough lanzó 107 juegos completos en su carrera. Tuvo 10 juegos completos o más en seis de siete temporadas de 1982 a 1988, e incluso encabezó las Grandes Ligas con 17 en 1984. Hough lanzó durante 25 temporadas en las Mayores, incluyendo 11 campañas con los Dodgers y otras 11 con los Rangers. También fue el primer lanzador abridor en la historia de la franquicia de los Marlins, ya que subió al montículo en el Día Inaugural de 1993 a sus 45 años. En dicho encuentro, superó a Orel Hershiser y los Dodgers. Hough sumó 216 triunfos en su carrera y terminó con promedio de carreras limpias de 3.75 y 2,362 ponches. Representó a Texas en el Juego de Estrellas de 1986 y es integrante del Salón de la Fama de los Rangers.

Hough makes first pitch

5) R.A. Dickey (2001-17)
120-118; 4.04 de EFE; 1,477 K; 2,073.2 EL
Dickey es el único nudillero que ha ganado un Premio Cy Young. A principios de su carrera, Dickey tuvo altibajos como lanzador tradicional con los Rangers. Incluso después de que desarrolló su lanzamiento de nudillo en el 2005, se le hizo difícil afianzarse en Grandes Ligas. Pero una vez que los Mets lo firmaron en el 2010, Dickey se estableció. En su primera temporada en Nueva York, tuvo promedio de carreras limpias de 2.84 y dos años después se adjudicó el Cy Young. En ese 2012, a sus 37 años, Dickey tuvo foja de 20-6 con efectividad de 2.73 y encabezó la Liga Nacional con 230 ponches, 233.2 entradas lanzadas, cinco juegos completos y tres blanqueadas.

Dickey's 2012 Cy Young season

6) Eddie Cicotte (1905-20)
209-148; EFE de 2.38; 1,374 K; 3,226 EL
Cicotte fue el primer gran lanzador de bola de nudillos en el béisbol moderno. Ganó 209 juegos y acumuló 1,374 ponches con promedio de efectividad de 2.38 en una carrera de 14 años con los Tigres, Medias Rojas y Medias Blancas, antes de ser vetado del juego por su participación en el escándalo de las “Medias Negras” en la Serie Mundial de 1919. Apodado «Knuckles» (”Nudillos”), Cicotte encabezó la Liga Americana en victorias dos veces, ganó un título de efectividad y lanzó un no-hitter en 1917.

7) Wilbur Wood (1961-78)
164-156; 57 Salvamentos; 3.24 de EFE; 1,411 K; 2,684 EL
Un raro nudillero zurdo, Wood perfeccionó dicho pitcheo tras haber sido enviado a los Medias Blancas en 1966, con la ayuda de su compañero Wilhelm. Wood utilizó su bola de nudillos para lanzar con una frecuencia sin igual. Como relevista en sus primeros años de su carrera en Chicago, encabezó su liga en presentaciones en tres campañas seguidas de 1968 a 1970 — encabezó MLB con 88 en 1968, cuando fue el Bombero del Año de Sporting News. Tras convertirse en abridor en 1971, Wood ganó 20 juegos o más cuatro temporadas consecutivas de 1971 a 1974 (liderando la Liga Americana en años seguidos en 1972-73), y fue quien abrió más partidos en las Mayores por cuatro años seguidos de 1972 a 1975. Durante ese trecho, Wood fue convocado al Juego de Estrellas tres veces y también terminó dentro de los mejores cinco en las votaciones al Premio Cy Young en tres ocasiones. En 1972, abrió la increíble cantidad de 49 partidos, empatada como la segunda cifra más alta en una campaña en la Era Moderna – y abrió 48 al año siguiente.

Wilbur Wood en la transmisión

8) Dutch Leonard (1933-53)
191-181; 3.25 de EFE; 1,170 K; 3,218.1 EL
Las mejores temporadas en la carrera de Leonard llegaron con los Senadores a principios de la década de los 1940 — Leonard fue convocado cuatro veces al Juego de Estrellas con Washington (además de una quinta convocatoria al All-Star con los Cachorros). En 1944, fue parte de una rotación de los Senadores que sorprendentemente contaba con cuatro lanzadores de nudillos: Él, Roger Wolff, Johnny Niggeling y Mickey Haefner. A lo largo de 20 temporadas en Grandes Ligas, Leonard ganó 191 juegos con efectividad de 3.25 y 1,170 ponches. Jackie Robinson alguna vez dijo sobre su bola de nudillos: «Viene arriba en la zona, te hace un gesto, y luego huye».

9) Joe Niekro (1967-88)
221-204; 3.59 de EFE; 1,747 K; 3,584.1 EL
El menor de los Niekro también fue un exitoso nudillero. Joe ganó 221 juegos a lo largo de 22 años de carrera, dándoles a los hermanos Niekro un total de 539 victorias. Tuvo sus mejores años con los Astros en los 70 y 80, quedando entre los mejores cinco candidatos en las votaciones al Premio Cy Young en años seguidos en 1979-80. En la primera de esas campañas, Niekro encabezó la Liga Nacional con 21 triunfos y cinco blanqueadas y fue convocado al Juego de Estrellas por única vez en su carrera. Ganó un anillo de Serie Mundial en 1987 con los Mellizos a la edad de 42 años.

Astros win NL West

10) Tom Candiotti (1983-99)
151-164; 3.73 de EFE; 1,735 K; 2,725 EL
Candiotti ganó 151 juegos y tuvo promedio de carreras limpias de 3.73 en 16 temporadas, lanzando principalmente por Cleveland y los Dodgers. Desde 1986, su primera campaña completa, hasta 1993, superó la marca de las 200 entradas lanzadas en ocho años consecutivos. Dos de sus mejores temporadas llegaron en 1986, cuando encabezó la Liga Americana con 17 juegos completos y fijó marcas personales con 16 victorias, 167 ponches y 252.1 innings lanzados. En 1991, produjo el mejor promedio de efectividad de su carrera con 2.65.

Via: mlb.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol