Connect with us

Toques

Machacho González

Venía padeciendo problemas de salud desde hace un largo tiempo y pereció el viernes, recibiendo sus restos sepultura el sábado.

Julio Antonio González Burel (Machacho). Fuente Externa

Por: Héctor García

La Radio, el deporte y la comunidad Nordestana en sentido general, perdieron a uno de sus grandes hombres, con el fallecimiento de Julio Antonio González Burel (Machacho).

Locutor de profesión, narrador de béisbol, empresario de la radiodifusión, pionero en la provincia Duarte y Senador de la República, entre otros logros que adornan el paso de Machacho González, por esta tierra, a la que nunca le pesó.

Venía padeciendo problemas de salud desde hace un largo tiempo y pereció el viernes, recibiendo sus restos sepultura el sábado, en medio de una manifestación de duelo en la que participaron cientos de personas.

Su cuerpo recibió los honores protocolares de rigor, de un Senador de la República y fue muy doloroso escuchar varios emotivos panegíricos, entre ellos, el de la periodista Jannat Tavárez.

Representantes de instituciones de periodistas, comerciales.

Empresarios, gente del pueblo y autoridades, entre ellos el Senador Franklin Romero y el Alcalde Siquió Ng de la Rosa, se pronunciaron, resaltando las virtudes de Machacho González.

En su sepelio hubo un momento que arrancó más lágrimas de las que se derramaban, cuando Jackeline Estévez, cantó ‘Cuando Un amigo se Va’, de Alberto Cortez.

La sociedad francomacorisana despidió con altura y honor, como se lo merecía Machacho González.

Lo conocí cuando era muy joven y jugaba béisbol Doble A, pues cuando los santiagueros íbamos al Nordeste, siempre aparecía con una ‘Unidad Móvil’, o equipos radiofónicos para transmitir las incidencias de los dos encuentros dominicales.

Era un verdadero propulsor deportivo.

Luego me solicitó ayuda para formar la franquicia de béisbol Gigantes del Nordeste, hoy Gigantes del Cibao, y logrado el propósito, compartimos durante los tres primeros años de la entidad las transmisión de radio y luego de televisión de los juegos locales equipo de San Francisco de Macorís, junto a Luis Ramón Polanco y otros jóvenes que no recuerdo sus nombres, pues han pasado 25 años.

De él tengo inolvidables recuerdos y anécdotas, pero sobre todo, resalto al buen compañero de trabajo.
Cuando el personal de la cadena de transmisión no había cobrado, porque primero se cumplía con la nómina de los peloteros, siempre me llamaba al baño del estadio y me decía, ‘mira el pago’ de la quincena. Ese era Machacho González. Siempre solidario.

En la próxima transmisión, ese pago siempre estaba ahí y cuando trataba de devolver la suma de dinero adelantada por él, me decía, ‘no hermano, los mío no se acaban. Úselo, usted es un gran trabajador y un hombre identificado con San Francisco de Macorís» Machacho González estaba casado con la señora Xiomara De González, con quien procreó varios hijos.

Hacemos llegar a sus familiares y amigos nuestras más sentidas palabras de condolencias, meditando sobre aquellas palabras que escribió una vez Manuel del Cabral:»;Hay muertos que van subiendo, cuanto más su ataúd baja. Paz a sus restos.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Toques