Connect with us

Olímpicos

Los hijos de la crisis: Promesas deportivas de Venezuela

El espejo de Yulimar Rojas. «No es fácil prepararse si faltan fondos».

Ricardo Montes de Oca, saltador de pértiga venezolano de 15 años. Fuente Externa

Caracas (AFP).- Ricardo Montes de Oca posee una de las cinco mejores marcas mundiales obtenidas este año por atletas Sub-18 en el salto con pértiga: tiene apenas 15 años y es una de las promesas emergentes en el nuevo ciclo olímpico de Venezuela.

La nadadora María Yegres o la pesista Kerlys Montilla se ponen a prueba junto a él en el inicio del ciclo hacia los Juegos Olímpicos de París-2024, tras los serios problemas económicos que tuvo el deporte venezolano en ruta a Tokio-2020.

El camino, paradójicamente, cerró con enormes éxitos pese a la crisis, con Yulimar Rojas al frente.

Montes de Oca alzaba los brazos, celebrando, tras sobrepasar los 5 metros en unos entrenamientos en una instalación militar en Caracas. Abrazaba emocionado a su padre, que le gritaba: «¿Ves qué sí podías? ¡Vamos!».

Era un aviso: ganó después el oro del salto con garrocha en los Juegos Sudamericanos de la Juventud de este año, en Rosario (Argentina), con registro de 5,06.

Y el viernes pasado, en el Campeonato Nacional Sub-20 en Barinas, mejoró su marca a 5,11.

Nada más le superan en 2022 entre pertiguistas Sub-18 el polaco Michal Gawenda (5,40), el suizo Valentin Imsand (5,30), el alemán Hendrik Müller (5,20) y el checo Ladislav Sedlacek (5,20).

El nuevo ciclo olímpico arranca para este país caribeño con los Juegos Bolivarianos de Valledupar-2022, del viernes 24 de junio al 5 de julio.

El espejo de Yulimar Rojas

No es fácil prepararse si faltan fondos.

Los buenos resultados de Venezuela en Tokio-2020 (oro de Rojas en salto triple, y medallas de plata de Keydomar Vallenilla y Julio Mayora en halterofilia y Daniel Dhers en BMX) contrastaron con un viacrucis previo para muchos atletas.

Incluso un campeón olímpico como el esgrimista Rubén Limardo, medallista dorado en Londres-2012, debió combinar unos meses sus entrenamientos en Polonia, donde vive, con un trabajo como repartidor de comida en bicicleta.

«Uno siempre busca cómo salir adelante», comenta a la AFP Montes de Oca, fanático de deportes extremos como parkour o BMX, quien se las arregla con unas viejas garrochas en su natal Barquisimeto, unos 360 kilómetros al oeste de Caracas.

«Las hazañas que ha hecho Yulimar» en el triple salto son el espejo en el cual se mira, aunque falta mucho por escalar en el salto con garrocha, prueba que domina su ídolo, el sueco Armand Duplantis, dueño del récord mundial (6,20 m).

Duplantis saltaba 5,30 cuando ganó el Mundial Juvenil, con 15 años, en 2005.

«Empecé (como pertiguista) a los 13 años y me ha ido muy bien. He avanzado mucho», relató Montes de Oca, quien ha mejorado 21 centímetros su marca personal desde agosto pasado.

No es el único joven de alta proyección.

Yegres, de 16 años y con la versatilidad de cubrir múltiples distancias, fue en febrero la reina de los Juegos Nacionales locales con 10 medallas de oro y en la escena internacional brilló en los Juegos Panamericanos Junior de 2021, en Cali-Valle del Cauca (Colombia), con oro en los 800 metros libre, plata en los 200 y bronces en los 400 y los 1.500.

Aunque entrena en España, donde vive desde 2014.

«He hecho cosas que ni siquiera habíamos planeado hacer», ha dicho a la prensa.

Montilla, de 17 años, acaba de ser medallista en la categoría de 45 kilos en el Mundial Sub-17, en León (México), con oro en el arranque (71 kg), bronce en el envión (82 kg) y plata en el total (153 kg).

«Pidiendo pista» 

Olímpicos como Limardo, Vallenilla, Mayora o la yudoca Elvismar Rodríguez lideran la delegación venezolana en los Juegos Bolivarianos, pero la nueva camada concentra miradas.

«Están pidiendo pista. Están diciéndole a todos: aquí estoy», dice a la AFP María Soto, elegida presidenta del Comité Olímpico Venezolano (COV) en mayo.

Soto fue designada tras un conflicto interno que llevó al Comité Olímpico Internacional (COI) a advertir sobre una suspensión del país, amenaza que finalmente se disipó con una plancha única negociada con intervención del gobierno.

«Estamos bien esperanzados», subraya Soto.

Los problemas económicos aún son una amenaza. «Sigue siendo difícil. Es una realidad (…), sin embargo, estamos dirigiendo los recursos que tenemos hacia nuestros atletas», asevera la dirigente, exsoftbolista olímpica.

Via: metrolibre.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Olímpicos