Connect with us

General

Las rabietas más famosas del deporte

Un repaso a los incidentes en la historia del deporte.

Mike Tyson/ Fuente Externa

Por Roberto Colón

En la historia del deporte son muchas las escenas de grandeza, pero en ellas también existen las figuras que son enormes y no pueden con un mal momento.

El fiasco de Antonio Brown y su despedido por parte de los Tampa Bay Buccaneers acaparó la atención de todos los medios y el mundo entero en los últimos días.

No obstante, lamentablemente, el deporte se ha acostumbrado a este tipo de rabietas o sucesos inesperados alrededor de los años, por ello, repasamos alguno de ellos que marcaron estruendosamente la historia, y que hasta la fecha no pasan desapercibidos.

Serena Williams vs. el árbitro en la final del US Open

La final del US Open 2018 fue testigo de uno de los momentos más incómodos del deporte, tanto que ni siquiera la misma Naomi Osaka pudo disfrutar la celebración de su histórico campeonato contra una Serena Williams que se fue con todo contra el árbitro que la hizo salir de sus casillas.

El historial de la estadounidense en finales de Grand Slam es monstruosa, y su rival sabía a lo que se estaba enfrentando, pero el reto estaba manejado a su favor con una actuación impresionante apenas a sus 20 años. Sin embargo, la atención de los asistentes en Nueva York se desvió cuando el árbitro indicó una falta de Williams por una supuesta indicación de su entrenador, lo que desató su furia al grado de romper su raqueta y llamar ladrón al juez.

“¡Soy madre, antes pierdo que hacer trampas!”. “¡Me debes una disculpa, me debes una disculpa!”. “¡Eres un mentiroso y un ladrón!”. “¡No me volverás a arbitrar nunca más! ¡Es porque soy una mujer y lo sabes! ¡Si fuera un hombre no me harías esto!”, recalcaba la 23 veces ganadora del Grand Slam, en medio de los abucheos y la consternación de Osaka, quien finalmente se quedó con el título por 6-2 y 6-4, pero con el trago amargo de no haber podido disfrutar del todo su coronación.

El «No Más» de Roberto Durán

Roberto «Manos de Piedra» Durán y Sugar Ray Leonard tuvieron una de las rivalidades épicas de la historia del boxeo, dados sus espectaculares caminos arriba del cuadrilátero, pero sin duda alguna, el momento que marcó este enfrentamiento fue el famosísimo «No Más».

Todo se resumió en aquella segunda pelea entre el panameño y el estadounidense, que llegó al Superdome de Nueva Orleans el 25 de noviembre del 1980 con sed de revancha por la victoria anterior de Durán por decisión unánime. Con la fidelidad a su estilo boxístico, Leonard consiguió dominar a su rival y logró lo innimaginable en el deporte del cuadrilátero, «Manos de Piedra» levantó un brazo y le indicó al réferi en el octavo asalto: “No más”, sepultando su presencia mediática en el pugilismo por casi tres años.

Las mordidas de Mike Tyson

Otra de las rabietas más populares y recordadas en la historia del deporte, son las dos mordidas de Mike Tyson a Evander Holyfield, un acto que consternó al boxeo y a todos aquellos que presenciaron el segundo combate entre ambos en 1997 en Las Vegas.

Tyson y Holyfield se enfrascaron en una batalla más allá de lo deportivo, pues en primera instancia Tyson había demostrado su enfado por los cabezazos de su contrincante, causándole una abertura en la ceja. Pero la penalización del referí no fue suficiente, lo que llevó a «Iron Mike» a morderle la oreja a Evander en dos ocasiones, siendo la primera la más escandalosa por seccionarle ocho centímetros, mientras que la segunda fue la detonante de su descalificación.

Cantona y su patada de ‘kung fu’

La fama de Éric Cantona en el fútbol estuvo rodeada de diversas polémicas en el deporte, pero su patada a un aficionado el 25 de enero del 1995 fue la gota que derramó el vaso, siendo éste uno de los mayores recuerdos que dejó en sus más de 20 años como jugador profesional.

Dicho momento emergió de una sencilla razón: los insultos de un aficionado que no paraba de gritarle alegadamente a Cantona: «Vete a la mierda a Francia, hijo de **** francés», justo cuando había sido expulsado del duelo entre el Manchester United y el Crystal Palace. Molesto por los insultos, Cantona le propinó una patada voladora al fanático que le costó nueve meses de sanción y 120 horas de servicios sociales, una acción, que hasta la fecha, no se arrepiente.

Via: diariolasamericas.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in General