Connect with us

General

La Yagua del Burro No se la Come la Vaca


Un viejo adagio cibaeño dice, citamos: «La Yagua que está para un burro no se la come una vaca», cerramos la cita. El refrán lo usamos como moraleja para la historia que leerán a continuación, sobre el fanático que atrapó la pelota del jonrón 756 de Barry Bonds

SAN FRANCISCO.- Con el sonido del bate, una pequeña calma se apoderó de las gradas del jardín central derecho del AT&T Park mientras el cuadrangular histórico de Barry Bonds se elevaba hacia la multitud.
Entonces entró en escena la melé.
Mientras la bola especialmente marcada aterrizaba en las gradas, docenas de fanáticos se pelearon por ella y las promesas de riqueza que llevaba consigo. De pronto, las gradas metálicas vibraron con energía. Gruñidos, aplausos y el llanto de los niños asustados rompieron el silencio mientras los padres intentaban proteger a sus pequeños del caos.
En medio de todo esto, estaba el nativo de Nueva York de 22 años Matt Murphy, quien surgió entre la multitud sosteniendo la pelota del HR 756 de Bonds. Su cara estaba sangrienta y sus ropas rasgadas por la lucha en las gradas.
Un equipo de oficiales de policía de San Francisco se movieron rápidamente, sacándolo del lugar, y llevándolo por un túnel hacia un cuarto seguro.
Mientras saludaba otros fanáticos, Murphy, quien llevaba puesta una camiseta y una gorra de los Mets de Nueva York, colocó la pelota en el bolsillo trasero de sus calzones cortos tipo Bermuda.
Los reporteros gritaron y clamaron preguntas, pero todo lo que él pudo decir fue, «Soy Matt Murphy de Queens, N.Y.»
«Sólo espero que no haya sido lastimado,» dijo Bonds luego del juego, que los Gigantes perdieron 8-6 ante los Nacionales de Washington. Dijo que no tenía interés alguno en quedarse con la pelota.
«No quiero la bola,» dijo Bonds. «Nunca he creído que una pelota de cuadrangular le pertenezca a un jugador. Sí la atrapó, es suya.»
Murphy y un amigo estaban en camino hacia Australia, parando en San Francisco en una estadía de un solo día, según dijo un portavoz de los Gigantes. Compraron los boletos justo antes del juego.
Él y su amigo, quien vestía con ropa de los Yankees de Nueva York, fueron acosados por fanáticos de los Gigantes. «Hey, esto no es Nueva York!,» le gritó uno. Murphy y su amigo se rieron de él antes de sentarse en sus asientos.
Murphy declinó hablar con los medios.
Expertos en memorabília de béisbol han estimado el valor de la pelota entre $400,000 a $500,000. Eso es mucho más bajo que los $3 millones que obtuvo la pelota que conectó Mark McGwire para romper el récord de jonrones en una temporada, que estaba en poder de Roger Maris en la temporada 1998, pero es todavía una buena cantidad de dinero. Cortesía ESPN

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in General