Connect with us

Golf

La inflación del Masters de Augusta y sus curiosidades

Cómo impacta en la gente y cuáles son los precios que sorprenden.

Los espectadores visitan un puesto de concesiones durante el Masters de AugustaDOUG MILLS – NYTNS

AUGUSTA, Georgia.– Los exuberantes confines del Augusta National Golf Club, un santuario del deporte, el poder y el privilegio, están mostrando una dura verdad económica: la inflación puede ser tan invasiva como una planta enredadera.

Puede que no haya ningún evento deportivo en Estados Unidos que haya sido más desafiantemente inmune a las fuerzas externas de la economía, la política y la modernidad que el Torneo de Maestros. Pero dos agravantes del presente -la inflación y las presiones de la cadena de suministro- están invadiendo los puestos de concesión que durante mucho tiempo han vendido sandwiches y dulces a los más adinerados a precios bajísimos.

Los precios en Augusta suelen ser bajos, pero igual han sufrido una inflación
Los precios en Augusta suelen ser bajos, pero igual han sufrido una inflaciónDOUG MILLS – NYTNS

Si se miden sólo en dólares y céntimos, los cambios no son nada radicales, especialmente para los espectadores que suelen pagar miles de dólares por las entradas en el mercado secundario. El sandwich de jamón y queso en pan de centeno, por ejemplo, ha pasado de costar 2,50 dólares el año pasado a 3 dólaresahora, mientras que el precio de una galleta de pollo ha aumentado 50 centavos, trepando hasta los 2 dólares. El Augusta National es un lugar, sin embargo, donde los cambios en casi todo son tan escasos que llaman la atención.

Ahora, además de ser el primer gran certamen de la temporada de golf, el Masters es un ejemplo de cómo la inflación, de casi el 8% en todo el país hasta febrero, está llegando a rincones de la vida estadounidense que tradicionalmente se inclinan hacia lo económicamente difícil.

“El cambio en el precio de las concesiones en Augusta es un poco como si la tienda del dólar fuera la tienda del dólar y un cuarto”, dijo Lawrence H. Summers, ex secretario del Tesoro (y autodenominado “muy entusiasta y muy mal jugador de golf”) y una de las primeras figuras prominentes en advertir sobre esta oleada de inflación, que caracterizó en una entrevista como “lo suficientemente fuerte como para romper incluso tradiciones de larga data”.

Es un Masters muy especial, que cuenta con el regreso de Tiger Woods
Es un Masters muy especial, que cuenta con el regreso de Tiger WoodsJAMIE SQUIRE – GETTY IMAGES NORTH AMERICA

El Augusta National no es propenso a subir los precios. El sandwich de queso de pimientos, un ritual de pan blanco cuyo precio se mantuvo intacto de cara al torneo que comenzó este jueves, ha sido de 1,50 dólares desde 2003. Pero el menú, sencillo, y sus precios son elementos fijos del Masters y formas emblemáticas de Augusta National para transmitir hospitalidad, calidez y gracia. Así se ha enfrentado durante décadas a acusaciones de clasismo, racismo y sexismo,

“Queremos que la experiencia no sólo sea la mejor, sino que sea asequible”, dijo Billy Payne, que fue presidente del Augusta National durante 11 años, durante su mandato, que terminó en 2017. “Nos tomamos ciertas cosas muy, muy en serio: como que el costo de un sandwich de queso pimentón es tan importante como el valor del corte clasificatorio”.

Algunos economistas y ejecutivos de marketing deportivo, sin embargo, creen que el motivo del club para mantener los precios bajos no es tan benévolo como la gentilidad sureña. Por el contrario, piensan que el club, entre cuyos miembros se encuentran titanes de las finanzas y la industria, puede utilizar deliberadamente concesiones baratas para construir una sensación de una era anterior y menos capitalista en el deporte, y el aura que ha hecho de la marca Masters una de las más veneradas y valiosas del deporte.

Las tradicionales azaleas del campo del Augusta National
Las tradicionales azaleas del campo del Augusta NationalKEVIN C. COX – GETTY IMAGES NORTH AMERICA

John A. List, un profesor de economía de la Universidad de Chicago que ha asistido al Masters, ha dicho que la estrategia del Augusta National equivale a “querer impactar y asombrar por lo bajo”.

Incluso después de las diversas subidas de 2022, los precios siguen siendo ciertamente bajos. El artículo más caro es un chardonnay de 6 dólares, y un almuerzo de un sandwich de ensalada de huevo, una bolsa de papas fritas (simples o a la barbacoa) y un refresco asciende a 5 dólares. Los clientes, como el club se refiere a los aficionados que se agolpan a lo largo de las calles, han sido más propensos a notar la desaparición de un artículo del menú -como el sandwich de helado de melocotón de Georgia, que antes se vendía por 2 dólares- a causa de la cadena de suministro, que sus gastos de unos pocos cuartos extra.

Woods y su caddie Joe LaCava
Woods y su caddie Joe LaCavaAndrew Redington – GETTY IMAGES NORTH AMERICA

“Hemos tenido algunos aumentos modestos de precios”, dijo el miércoles Fred S. Ridley, presidente de Augusta National, al reconocer que los problemas de la cadena de suministro también habían afectado a los proyectos de construcción. “Creo que la mayoría, si no todo el mundo, diría que hay un gran valor en nuestras concesiones, así que estamos muy cómodos con eso”.

Las finanzas del Augusta National, un club privado, son opacas, y el club ni siquiera dice cuántos pases de admisión general vende por hasta 115 dólares en los días de competición, cuando algunas estimaciones han cifrado las multitudes en unos 40.000 espectadores. Sin embargo, a lo largo de los años ha demostrado su voluntad de capear las tendencias más ordinarias de la inflación. Si Augusta hubiera seguido el ritmo, y suponiendo que el sandwich de queso de pimientos tuviera un precio adecuado en 2003, el sandwich habría costado unos 2,14 dólares por estas fechas el año pasado, antes de que comenzara una inflación más pronunciada.

Con o sin relación a la inflación, Augusta quizá tenía que haber subido los precios. Aunque el precio del sandwich de queso de pimientos, que aparece desde hace mucho tiempo en las crónicas de los periódicos del torneo, se ha mantenido estable este año, el club no ha estado tanto tiempo sin subirlo. En 2003, cuando el precio subió a 1,50 dólares, el estándar de 1,25 dólares había estado en vigor sólo desde 1999. Y cuando ese precio se afianzó, fue después de sólo cinco años de sandwiches de 1 dólar.

El último campeón, el japonés Hideki Matsuyama
El último campeón, el japonés Hideki Matsuyama

Pero el entorno económico actual, sugirió Summers, daba a Augusta “más necesidad, más cobertura y más oportunidad de subir los precios que cualquier año de los últimos 40″.

Los datos federales muestran que el precio del jamón aumentó alrededor de un 7% entre febrero de 2021 y febrero de 2022. El costo del pan blanco subió un 6,5 por ciento, el café subió un 10,5 por ciento y las “comidas y aperitivos de servicio limitado” aumentaron un 8 por ciento.

“Como todos los demás precios están subiendo en la economía, probablemente se siente más fácil justificar el aumento de los precios”, dijo Summers, que ha jugado en Augusta, pero dijo que el récord del campo había quedado “a salvo por al menos 40 golpes”.

A pesar de su omnipresencia en todo el país, la inflación no ha inundado todo el ecosistema del Masters, distinto por ser el único de los cuatro Majors masculinos de golf que se juega en el mismo campo cada año.

La multitud siguiendo el regreso de Tiger Woods en el Augusta National
La multitud siguiendo el regreso de Tiger Woods en el Augusta NationalJAMIE SQUIRE – GETTY IMAGES NORTH AMERICA

TicketIQ, que hace un seguimiento de los datos de reventa, informó de que la mayoría de los días de competición tenían precios más bajos que en 2019, la última vez que el Augusta National estuvo abierto como de costumbre para el torneo. Para la ronda de competición del jueves, la entrada más barata en un momento dado de esta semana era de 2018 dólares, según la empresa. Era 332 dólares más en 2019.

Y STR, una empresa de investigación de viajes, dijo que la tarifa media diaria de las habitaciones de hotel alrededor de la zona de Augusta había sido de unos 390 dólares para la semana del torneo de 2019. Aunque las cifras completas para este año aún no están disponibles, muchos hoteles de la región han ofrecido habitaciones por alrededor de ese nivel esta semana.

Tampoco está claro si el Augusta National ha aumentado el valor de la bolsa de su principal torneo, que ha sido de 11,5 millones de dólares en los últimos años, para 2022. Se espera que el club anuncie sus intenciones el sábado.

El miércoles por la mañana, sin embargo, otra ronda de tormentas obligó brevemente a los jugadores y espectadores a abandonar el campo. El recinto se reabrió por completo justo a la hora del almuerzo, justo a tiempo para una comida que fue, quizás, un poco más cara que la última vez.

Fuente: Alan Blinder / The New York Times y lanación.com.ar

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Golf