Connect with us

Olímpicos

Juegos de Tokio se mantienen en pie pese a todos los pronósticos

Richard Pound, miembro senior del Comité Olímpico Internacional (COI), fue enfático sobre esto en una entrevista con un periódico británico.

Eugene Hoshiko)

Tokio – ¿Se realizarán los aplazados Juegos Olímpicos de Tokio a pesar de la creciente oposición en contra de ellos y a la pandemia?

La respuesta es, casi con certeza, “sí”.

Richard Pound, miembro senior del Comité Olímpico Internacional (COI), fue enfático sobre esto en una entrevista con un periódico británico.

“Salvo que ocurra el Armagedón, algo que que no podemos ver o anticipar, las cosas están en marcha”, dijo Pound al Evening Standard.

Tokio se encuentra bajo el estado de emergencia por el COVID-19, pero el vicepresidente del COI, John Coates, ha dicho que los juegos comenzarán el 23 de julio con estado de emergencia o sin estado de emergencia.

Como manera de confirmar que la meta de celebrar las Olimpiadas está en marcha, este pasado martes llegó a Japón el primer grupo importante de atletas del extranjero para establecer allí su fase final de entrenamiento de cara a los juegos. Fue específicamente el equipo de sóftbol de Australia.

Así que los Juegos Olímpicos están avanzando a toda velocidad. ¿Pero por qué?

Salvo que ocurra el Armagedón, algo que que no podemos ver o anticipar, las cosas están en marcha

RICHARD POUND, MIEMBRO SENIOR DEL COMITÉ OLÍMPICO INTERNACIONAL

Comience con miles de millones de dólares en juego, un contrato que favorece abrumadoramente al COI y una decisión del gobierno japonés de mantener el rumbo, lo que podría ayudar al primer ministro Yoshihide Suga a mantener su puesto.

Estos factores han anulado las críticas mordaces de los organismos médicos que temen que los Juegos Olímpicos puedan propagar variantes de COVID-19, y un llamado a la cancelación de Asahi Shimbun, patrocinador de los Juegos y el segundo periódico más vendido del país.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos, por su parte, emitió hace una semana una advertencia de nivel 4 recomendando a sus ciudadanos a “No viajar” para Japón debido al estado de emergencia en el que están sumidos y que tiene fecha de alcance hasta el 20 de junio.

Aparte de eso, hay que salvar las inversiones. Japón ha gastado oficialmente $ 15,400 millones en la preparación para los Juegos Olímpicos, eso sin contar que varias auditorías gubernamentales sugieren que es mucho más.

Todo, menos $6,700 millones de esa inversión, proviene de dinero público.

El rival geopolítico de Japón, China, tendrá la encomienda de celebrar seis meses después los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, y podría reclamar el centro del escenario si Tokio falla.

Un grupo de manifestantes protesta contra el plan de realizar los Juegos Olímpicos.
Un grupo de manifestantes protesta contra el plan de realizar los Juegos Olímpicos. (Koji Sasahara)

Una organización sin fines de lucro con sede en Suiza, el COI tiene un control férreo bajo los términos del llamado Contrato de la ciudad anfitriona, y es poco probable que se cancele por sí solo, ya que perdería miles de millones en derechos de transmisión e ingresos por patrocinio.

Aunque se presenta a sí mismo como una liga deportiva de naciones, el COI es una empresa deportiva multimillonaria que obtiene casi el 75% de sus ingresos de la venta de derechos de transmisión. Otro 18% proviene de los 15 principales patrocinadores.

Andrew Zimbalist, un economista del Smith College en Massachusetts que ha escrito extensamente sobre los Juegos Olímpicos, estima que el COI podría perder entre $3,500 millones y $4,000 millones en ingresos por los derechos de transmisiones si se cancelan las Olimpiadas.

Sugirió que una pequeña parte de esto, entre $400 millones y $800 millones, podrían compensarse con un seguro de cancelación.

La emisora estadounidense NBC Universal es la fuente de ingresos más grande del COI.

“El COI también siente un compromiso por el impulso de la historia para hacer esto”, dijo Zimbalist en una entrevista con The Associated Press.

“Todo su ADN dice: ‘hazlo, hazlo, hazlo’. El gobierno japonés realmente no tiene derecho a cancelar los juegos. Pueden ir al COI y suplicarles, y tal vez lo estén haciendo”

Conteo regresivo para las Olimpiadas de Tokio: lo que debes saber
El Comité Olímpico de Puerto Rico ofrece detalles a 100 días de los Juegos Olímpicos.

Por supuesto, el gobierno japonés podría detener los Juegos Olímpicos. Pero eso sería un desastre de relaciones públicas del COI entablar una batalla legal con Tokio, por lo que cualquier acuerdo de este tipo se resolvería en privado.

La elevada imagen del COI oculta innumerables escándalos de corrupción en las últimas décadas. El presidente del Comité Olímpico Japonés se vio obligado a dimitir hace dos años, también era miembro del COI, en un escándalo relacionado con el soborno de miembros del COI.

Un escándalo similar rodeó la apuesta de Río de Janeiro por aterrizar en los Juegos Olímpicos de 2016.

“Los Juegos Olímpicos son una marca muy, muy fuerte. Son una marca única. Son un monopolio”, dijo Zimbalist. “No están regulados por ningún gobierno. Todas esas cosas han creado una sensación de invulnerabilidad, tal vez”.

La comunidad médica ha ofrecido una oposición persistente pero ineficaz. La Asociación de Médicos de Tokio, una entidad con 6,000 afiliados, pidió al primer ministro Suga que cancelara. También lo hizo la Unión de Médicos de Japón, cuyo presidente advirtió que los Juegos Olímpicos podrían propagar variantes del coronavirus. Las enfermeras y otros grupos médicos también se han opuesto.

La semana pasada, en un comentario, el New England Journal of Medicine dijo que la decisión del COI de celebrar los Juegos Olímpicos “no se basó en la mejor evidencia científica”.

Y el The British Medical Journal en un editorial de abril pidió a los organizadores que “reconsideren” la celebración de los juegos.

Una petición en línea que exigía la cancelación reunió alrededor de 400,000 firmas en unas pocas semanas, pero varias protestas callejeras en su mayoría han fracasado.

Dependiendo de cómo se formule la pregunta, el 50-80% se opone a la apertura de los juegos. Suga no ha cedido a los pedidos a pesar de la disensión.

“La situación fundamental es que la máquina se ha puesto en marcha para que esto suceda y políticamente para todos hemos pasado el punto sin retorno”, escribió en un correo electrónico el Dr. Aki Tonami, profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Tsukuba.

“El sistema japonés simplemente no está preparado para dar un giro en U radical en un punto tan tardío”.

Ella dijo que la opinión pública negativa fue en parte culpa de Suga, quien no ha logrado impulsar los Juegos Olímpicos con tanta eficacia como el ex primer ministro Shinzo Abe.

“Los políticos pueden estar muy conscientes del riesgo que están tomando, pero esperan que una vez que comiencen los Juegos, el público japonés asumirá una actitud de ‘por el bien de Japón’ y olvidará cómo llegamos aquí”, dijo Tonami.

El COI siempre hace referencia a la Organización Mundial de la Salud como el escudo de su guía sobre el coronavirus.

El COI ha publicado dos ediciones de los llamados Playbooks (la edición final sale este mes) que detallan los protocolos para los atletas y todos los demás durante los Juegos Olímpicos.

Los eventos de prueba recientes realizados bajo los protocolos han enfrentado pocos problemas, pero los atletas tendrán que aceptar reglas estrictas.

“Me sentí muy, muy seguro”, dijo el velocista estadounidense Justin Gatlin en un evento de prueba el mes pasado en Tokio. “Sé que muchos atletas no estarán contentos con esto, pero existen medidas para mantener a todos a salvo”.

Japón ha tenido muchos menos casos de COVID-19 que Estados Unidos, Brasil o India. Los casos han crecido en los últimos meses, pero han comenzado a disminuir en las últimas semanas, aunque persisten las preocupaciones sobre las variantes.

Los atletas y otros deben pasar dos pruebas COVID-19 antes de salir de casa, otra al llegar a Japón y luego someterse a pruebas repetidas.

Aproximadamente 15,000 atletas olímpicos y paralímpicos, más el personal adicional, vivirán en una burbuja en la Villa Olímpica, los lugares de entrenamiento y las sedes.

Decenas de miles más tendrán que ingresar a Japón, que en gran parte ha sido aislado durante la pandemia: jueces deportivos, funcionarios, medios de comunicación, periodistas, locutores y la llamada Familia Olímpica.

Los organizadores locales dicen que el número es ahora el 50% de los 180,000 originales. Los fanáticos del extranjero ya han sido prohibidos y se espera una decisión sobre los fanáticos locales este mes.

El COI dice que más del 80% de los residentes de la Villa Olímpica serán vacunados. Esto se compara con el 2-3% de la población japonesa que está completamente vacunada, y la mayoría de los japoneses no lo estarán cuando comiencen los juegos.

Japón vacunó a 200 de sus atletas olímpicos el martes, un evento que se llevó a cabo a puerta cerrada sin mucha fanfarria.

A pesar de las garantías de que los Juegos Olímpicos serán “seguros y protegidos”, los atletas deben firmar una exención y asumir riesgos específicos de COVID-19.

Las exenciones se utilizaron en Olimpiadas anteriores, pero esta se actualiza con el lenguaje COVID.

The Associated Press obtuvo una copia del relevo, que dice en parte: “Acepto que participo en los Juegos bajo mi propio riesgo y responsabilidad, incluido cualquier impacto en mi participación y / o desempeño en los Juegos, lesiones corporales graves o incluso la muerte provocadas por la exposición potencial a peligros para la salud, como la transmisión de COVID-19 y otras enfermedades infecciosas o condiciones de calor extremo mientras asiste a los Juegos”.

Bob Costas, quien cubrió los Juegos Olímpicos para NBC, sugirió en una entrevista reciente en la televisión estadounidense que los juegos deberían posponerse hasta el próximo año.

Trabajadores pegan unas letras en la pared del Estadio Nacional, donde la ceremonia de apertura y muchos otros eventos están programados para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Trabajadores pegan unas letras en la pared del Estadio Nacional, donde la ceremonia de apertura y muchos otros eventos están programados para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. (Eugene Hoshiko)

Esto ha sido descartado.

El COI dice que los Juegos Olímpicos deben realizarse este año o no se realizarían. El retraso ya ha costado $2,800 millones, y el principal obstáculo para otro aplazamiento es la Villa Olímpica, donde ya se han vendido miles de apartamentos y los propietarios están esperando para mudarse. También habría que volver a reservar decenas de lugares, y un 2022 global atascado.

El horario deportivo tendría que reajustarse de nuevo.

David Wallechinsky, uno de los historiadores olímpicos más conocidos del mundo y autor del “Libro completo de los Juegos Olímpicos”, resumió la situación en un correo electrónico a Associated Press.

“Qué lío”, escribió.

Via: elnuevodia.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Advertisement

Trending

Advertisement

Opinión

Advertisement

More in Olímpicos