Connect with us

Boxeo

Jake Paul vs.Tyron Woodley: la más reciente farsa del boxeo

En la más reciente pantomima del otrora respetado deporte, Paul derrotó a Woodley por nocaut en el sexto episodio.

Jake Paul y el ex luchador de Artes Marciales Mixtas Tyron Woodley/ Fuente Externa.

La personalidad de You Tube Jake Paul y el ex luchador de Artes Marciales Mixtas Tyron Woodley regresaron al cuadrilátero en busca de engatusar a miles de fans a comprar un espectáculo de Pague Por Evento donde ambos intentaron convencer al público que practican el boxeo.

En la más reciente pantomima del otrora respetado deporte, Paul derrotó a Woodley por nocaut en el sexto episodio en combate celebrado el pasado sábado en Tampa, Florida.

Regresemos a la realidad.

Paul, de 24 años, es una controversial personalidad del mundo del streaming. En su carrera como personalidad en el canal Youtube, amasa más de 20 millones de seguidores que le han brindado sobre dos mil millones de vistazos. Su contenido consiste en travesuras, controversias y música rap.

A la vez, ha sido centro de controversias por sus arriesgados trucos, conducta sexual sugerida y material poco apropiado para menores en su canal. Se le ha acusado por traspaso criminal y asamblea ilegal. También fue acusado de agresión sexual.

Ha enfrentado en su intento de parecer un boxeador a dos Youtubers, al ex basquetbolista profesional Nate Robinson y a dos especialistas en artes marciales, incluyendo a Woodley, a quien derrotó por decisión dividida la primera vez.

Estaba pautado a enfrentar al boxeador profesional británico Tommy Fury, quien tuvo que retirarse por una lesión, concertando entonces la revancha ante Woodley.

El ex campeón de la UFC, por parte, tenía una sola pelea de boxeo profesional… ante Paul.

¿Cómo podemos llamar a este evento una pelea de boxeo?

Primero, las Comisiones de Boxeo de California, Ohio y Georgia reconocieron a Paul como boxeador profesional. Punto a favor del controversial Youtuber: cumplió con todos los requisitos para recibir su licencia.

Punto en contra: las Comisiones de Boxeo (que regulan el boxeo en los diferentes estados), reconocen la pelea entre ambos como válida. Y es aquí donde fallan: deben exigirle a las personalidades los rigores que a cualquier otro aspirante a ser profesional en el deporte.

Validado ese argumento, no tengo inconvenientes en que sean parte de una cartelera de boxeo real. Incluso, puedo vivir con la realidad que estelaricen una exhibición. Leyendas como Mike Tyson, Evander Holyfield y Julio César Chávez lo han hecho, pero ya ellos tenían los quilates para exigir.

Entiendo el aspecto del negocio. La cadena Showtime, que presentó el PPV, ve una posibilidad de atraer un por ciento de esos seguidores y hacer dinero. Showtime se dedica al negocio para hacer dinero, no juzgar credibilidades.

Lo triste es que es una oportunidad perdida para atraer nuevos fanáticos al boxeo. Si bien esta payasada no puede definirse como boxeo, podría servir como vehículo para presentar a esos nuevos consumidores de contenido.

Los promotores no aprovechan esta oportunidad para presentar a grandes talentos, futuras estrellas y verdaderos campeones. Fuera del combate de Amanda Serrano, puertorriqueña que ha conquistado títulos en diferentes divisiones, ante Mónica Gutiérrez, los respaldos han sido un circo de personalidades y aspirantes a boxeadores.

Sólo observe uno de los respaldos del espectáculo: el ex jugador de football Frank Gore ante el ex basquetbolista Deron Williams.

Via: diariolasmericas.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Boxeo