Connect with us

Tenis

Holger Rune: La historia del nuevo campeón de París-Bercy

En ese lugar, los deportes dominantes son el fútbol, handball y los de invierno.

Holger Rune con el trofeo de campeón en París. Getty

PARÍS, Francia.- Dinamarca, el país más meridional de los denominados nórdicos, no es una tierra que a lo largo de la historia haya dado muchos tenistas.

En ese lugar, los deportes dominantes son el fútbol, handball y los de invierno. Con ese contexto se crió Holger Vitus Nodskov Rune, tenista categoría 2003, actual 18° del mundo y una de las promesas (por no decir una realidad) más grandes del circuito.

Con solo seis años, la raqueta llegó a sus manos gracias a su hermana mayor, Alma. «Desde el principio siempre me tomé el tenis al 100% en serio y siempre lo disfruté y me divertí con él. Jugamos mucho juntos porque mi hermana es cuatro años mayor que yo y obviamente ella era mejor al principio, así que jugamos muchos puntos entre nosotros. Siempre quise ser mejor y ella quería ser mejor que yo, así que nos divertimos un poco y jugamos mucho juntos. Creo que eso definitivamente ayudó a mi joven carrera» recordó sobre sus inicios el joven de 19 años en una entrevista con la ATP.

En 2016, Rune comenzó a mostrar su gran talento y la Academia de Tenis Mouratoglou lo sumó a sus filas para entrenarlo. Y gracias a eso se transformó en campeón europeo Sub-14 y en campeón nacional de Dinamarca con solo 15 años siendo el más joven en lograrlo en las últimas cuatro décadas.

A partir de allí, el oriundo de Gentofte (un municipio de 75 mil personas sobre el estrecho de Oresund) debutó para su país en el Grupo II de la Copa Davis 2018 y se llevó una victoria ante el egipcio Youssef Hossam. Y en 2019 empezó a hacer sus incursiones a nivel ITF y Challenger cosechando grandes resultados.

Su primer golpe lo daría en el M25 de Klosters, Suiza, al adjudicárselo por sobre jugadores como Dominic Stricker (la promesa suiza), el chileno Gonzalo Lama y el neerlandés Jesper De Jong. Luego repetiría en el M15 de Valldoreix, M15 de Antalya y M15 de Bressuire.

Todos esos triunfos le permitieron, con solo 17 años, dar el salto a nivel Challenger primero y ATP después. En 2021 fue su explosión y se adjudicó cuatro trofeos Challengers (Bergamo, Verona, San Marino y Biella) siendo el tercero más joven en lograr esa cantidad, solo superado por Tomas Berdych (5) y Richard Gasquet (7). Estas victorias le valieron conseguir varias wildcards y disputar torneos ATP siendo Santiago de Chile y Metz sus mejores resultados llegando a los cuartos de final.

Todos estos logros llamaron muchísimo la atención del mundo del tenis y ya desde temprana edad, al danés se lo puso como futuro Top 20. Y en diálogo con el sitio We Love Tennis dijo: “Mi sueño no es entrar en el top 20, sino ser el mejor jugador del mundo como Rafa, Roger y Novak y ganar muchos Grand Slams y ser lo mejor posible. Creo que tengo un gran potencial, tengo un gran equipo que me está ayudando y en el que confío y creo que esa es una de las cosas más importantes. Es un largo camino, pero estoy listo para ir».

Su espectacular 2021 lo catapultó a estar en el puesto 109° pero, de no haber sido por el congelamiento del ranking, estaría dentro del Top 100. Sobre esto realizó una polémica publicación en su Instagram diciendo «Estoy enojado, el sistema es injusto».

Gracias a los 639 puntos que cosechó durante el año y a las bajas de Jannik Sinner y Félix Auger-Aliassime de las ATP Next-Gen Finals, el danés se ganó un lugar y compitió junto a otros grandes tenistas juveniles como Carlos Alcaraz, Sebastián Korda o los argentinos Juan Manuel Cerúndolo y Sebastián Báez. En el certamen quedó eliminado en el Round Robin y su única victoria fue ante el argentino Cerúndolo por 4-1, 4-2, 1-4 y 4-1.

Las buenas sensaciones que había sembrado en 2021 las repitió en 2022. En Indian Wells logró vencer a un Top 50 como Ugo Humbert para, posteriormente, consagrarse campeón del Challenger de Sanremo en Italia. Luego, en Monte-Carlo, eliminó al ruso Aslan Karatsev en una batalla de tres sets y en el ATP 250 de Munich dio el primer gran batacazo de su carrera: eliminar en mangas corridas a Alexander Zverev (3°).

Y como si fuera poco, en el certamen en el que derrotó a su primer Top 10, se coronó campeón. Luego de eliminar al número tres del mundo continuó la seguidilla con: Emil Ruusuvuori, Oscar Otte y Botic van de Zandschulp.

Posteriormente se presentó en el Masters 1000 de Roma (no pasó la qualy) y luego en el ATP 250 de Lyon (semifinalista). Y para continuar por la buena senda, hizo su incursión en Roland Garros, certamen en el que dio dos batacazos que hicieron temblar a París. En primera ronda se deshizo en sets corridos de Denis Shapovalov (15°) y en octavos de final de Stefanos Tsitsipas (4°). De esta manera, con solo 19 años el danés se transformó en el primero de su país en alcanzar esta ronda en un torneo de Grand Slam desde 1967, cuando lo hiciera Jan Leschly (ex N°10 del mundo).

Su gran rendimiento en los primeros cinco meses del año, en donde además de las mencionadas victorias y trofeos que obtuvo ingresó entre los mejores 50 tenistas del mundo, se vio empañado luego por el mal desempeño en la gira de césped. Allí disputó Halle, Eastbourne y Wimbledon con tres derrotas consecutivas. Luego siguió compitiendo en polvo de ladrillo también sin conseguir victorias (Bastad, Hamburgo y Umag) hasta poder acomodarse cuando pasó al hard. Allí empezó a retomar la confianza con algunos triunfos en Washington, Montreal y un digno US Open en el cual llegó hasta la tercera ronda.

Pero el gran salto empezaría en la gira de indoor. En Metz llegó hasta cuartos de final y en Sofía fue finalista con victoria incluida sobre Jannik Sinneren las semifinales. Luego viajaría a Estocolmo (Suecia) para volver a meterse en una final y lograr su segundo título ATP con un triunfo (otro más) ante Tsitsipas en el encuentro decisivo además de pasar en rondas anteriores a Cameron Norrie y Alex de Miñaur. Y en Basilea, su cuarto torneo indoor, volvió a llegar a la final pero no pudo superar a Félix-Auger Aliassime.

En París-Bercy su tenis volvió a dar qué hablar. Maravilló y triunfó ante cinco integrantes del top 10 (Hubert Hurkacz, Andrey Rublev, Carlos Alcaraz, Félix Auger-Aliassime y Novak Djokovic), siendo el primer tenista en conseguirlo en una temporada regular (excluyendo las ATP Finals), y se convirtió en el flamante campeón del torneo.

Su victoria ante el serbio por 3-6, 6-3 y 7-5 lo condujo al tercer trofeo de su promisoria carrera, primero de Masters 1000, y con ella se aseguró una plaza entre los diez mejores del ranking ATP. ¿Hasta dónde llegará Holger? En el futuro lo sabremos.

Via: ESPN.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Tenis