Connect with us

Juegos Panamericanos

Hermanos que contribuyeron en la reconstrucción de la iglesia de Luren, levantaron la llama Panamericana en Ica

Eduardo y Ricardo Herrera realizaron el relevo del fuego que nos ilumina en la puerta de la casa del Cristo iqueño, que ellos ayudaron a levantar.

hermanos-senor-de-lurenjpgUno de los portadores  más aplaudidos fue Arturo Yarasca, el primer triatlonista con discapacidad en el Perú.

Los 62 portadores que recorrieron la ciudad de Ica, con la Llama de los Juegos Lima 2019, llenaron de alegría cada calle por la que pasaron.

Fueron 12 km recorridos, en su mayoría, por glorias del deporte iqueño como Gustavo Makabe, subcampeón sudamericano de Natación en 1985.

Hoy, Gustavo está dedicado a fomentar el deporte que le dio esa preciada medalla de plata. Su labor, con jóvenes nadadores, también fue importante para ser elegido portador de la Antorcha Panamericana.

Uno de los portadores  más aplaudidos fue Arturo Yarasca, el primer triatlonista con discapacidad en el Perú.

Su mano ortopédica no es impedimento para que luzca su talento en Natación, Ciclismo y velocidad en una sola prueba. «La discapacidad para mí fue una oportunidad de sacar lo mejor que tenía adentro.

Ahora mi objetivo es llegar a los Juegos Paraolímpicos de Tokyo 2020″, declaró Arturo luego de recorrer 200 metros con la antorcha.

Los hermanos Herrera Soto son deportistas, tienen una academia de Fútbol, pero el motivo principal para ser elegidos como portadores de la Antorcha Panamericana fue aquel triunfo en el programa El show de los sueños, en el año 2010.

Una victoria que les valió el aplauso de todos los iqueños, ya que el premio fue el inicio de la reconstrucción del Templo de Luren, destruido por el terremoto del año 2007.

Eduardo Herrera recibió el relevo del fuego de su hermano Ricardo, precisamente, en la puerta de la casa del Señor de Luren, en un momento de mucha emotividad. «Sabía que esto iba a ser emocionante, pero no pensé que tanto. Iluminar con este fuego un lugar tan importante para los iqueños es demasiado para mí», sostuvo Eduardo, luego de recorrer el patio de la iglesia de Luren .

El portador número 61, que le pasó el fuego a la antorcha de Hugo Sotil, fue el actor y conductor de televisión Cristian Rivero, que recorrió 250 metros para ingresar al estadio José Picasso Peratta y vivir la celebración junto al ex mundialista iqueño.

El final de fiesta estuvo lleno de emociones, sobre todo, cuando Hugo ‘El Cholo’ Sotil encendió el pebetero en el estadio José Picasso Peratta y, minutos después, fue declarado ciudadano ilustre por el Gobernador Regional Javier Gallegos.

Vía: Lima 2019

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Juegos Panamericanos