Connect with us

Beisbol

Granma y el desafío beisbolero en tiempos de Covid-19

Tras casi siete meses de intenso accionar entre fildeos y conexiones, los Alazanes y su mentor Carlos Martí coronaron un torneo que acompañó a los fanáticos de la isla, a pesar de jugarse a puertas cerradas y con estrictos protocolos para mantener a raya la pandemia.

Granma, campeón béisbol cubano/ Fuente Externa

Sancti Spíritus, Cuba, (Prensa Latina).– Tres títulos en cinco años colocan hoy a Granma en un pedestal privilegiado dentro del béisbol de Cuba, un país que enfrentó un desafío mayúsculo al organizar su temporada 60 en tiempos de Covid-19.

Tras casi siete meses de intenso accionar entre fildeos y conexiones, los Alazanes y su mentor Carlos Martí coronaron un torneo que acompañó a los fanáticos de la isla, a pesar de jugarse a puertas cerradas y con estrictos protocolos para mantener a raya la pandemia.

Pero como el rendimiento deportivo, el esfuerzo tuvo sus curvas y 71 personas -entre atletas, entrenadores, miembros del staff- de ocho planteles dieron positivo al coronavirus SARS-CoV-2, entre ellos integrantes de la selección campeona.

Antes del comienzo del playoff final del torneo versus Cocodrilos de Matanzas, los granmenses debieron cumplir casi dos semanas de cuarentena, pero ello no disminuyó las ansias de triunfos y sus exponentes encararon con total disposición la disputa por la corona.

Nos preparamos bien después de culminar el aislamiento, dijo a Prensa Latina el jardinero Roel Santos, quien disparó un importante cuadrangular en el sexto choque de un «dual meet» de cierre que concluyó 4-2 en el estadio José Antonio Huelga, de esta ciudad.

Siempre mantuvimos la confianza frente a un elenco fuerte como el matancero. En este último juego logramos remontar un 1-5 y eso habla bien del trabajo realizado y los deseos de ganar de todos, afirmó.

Y Santos añadió: Estamos muy felices. Nunca nos dimos por vencidos, era un partido casi de «vida» o «muerte» y ahora nos toca disfrutar la tercera corona de Granma, comentó minutos después de alcanzar un título que también obtuvieron en 2017 y 2018.

En tanto, Guillermo García, elegido el Jugador Más Valioso de la final, resaltó la unión colectiva y la confianza depositada en él por el mentor Carlos Martí. «Esto es lo más grande que me ha pasado en la vida, estoy realmente muy emocionado», manifestó a sus 20 años de edad.

A pesar de su corta carrera, el inicialista, aunque en rol de designado, bateó de 39-19 (.487), con 17 carreras impulsadas, 12 anotadas, tres dobles y cuatro jonrones en 11 partidos de la postemporada, la cual cerró a todo tren al computar de 4-4, en el cuarto y decisivo éxito de los Alazanes.

Por su parte, Raico Santos, guardabosque izquierdo, expresó que «todos los muchachos estuvieron enfocados», además de resaltar que -desde lo individual- dio un paso gigante en pos de cumplir su sueño de representar a Cuba en eventos internacionales.

Granma pasó a la historia como el décimo equipo tricampeón dentro de las Series Nacionales. El rey inscribió su nombre junto a Industriales (12), Santiago de Cuba (ocho), Vegueros (seis), Villa Clara (cinco), Pinar del Río (cuatro), Henequeneros (tres), Azucareros (tres), La Habana (tres) y Ciego de Ávila (tres).

Asimismo, Martí se convirtió en el sexto director con tres galardones en su currículo, al igualar a Rey Vicente Anglada, Alfonso Urquiola, Pedro Jova, Antonio Pacheco y Roger Machado, y solo lo aventajan Jorge Fuentes (cinco), Ramón Carneado (cuatro) e Higinio Vélez (cuatro).
msm/jdg

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Advertisement

Trending

Advertisement

Opinión

Advertisement

More in Beisbol