Connect with us

Pabellón de la Fama del Deporte

Exaltados hablan de sus pasos por el deporte

Sánchez, David, Gaby, Miosotis, Nieve, Doñé, Lamarche, Furcal, Tavárez y Saint-Claire los nuevos inmortales.

  

SANTO DOMINGO. Félix Sánchez, David Ortiz y Gabriel Mercedes fueron los más locuaces.

Miosotis Heredia no se quedó corta, tampoco Rafael Furcal ni la hija del propulsor Carlos Lamarche Rey, Sandra.

Todos los  que el domingo fueron eternizados en la historia definitiva del deporte nacional por ser elevados a la inmortalidad por el Pabellón de la Fama, hicieron un breve recuento histórico de sus pasos por el quehacer deportivo.

También los que no fueron tan expresivos, como Julián Tavárez, Vladimir Doñé, quien representó a su difunto padre Nelly Manuel; y Sucre Mateo, quien habló en nombre de la familia del fenecido José Luis Saint-Claire (Mañé).

El selecto grupo de deportistas, entre ellos los propulsores Doñé y Lamarche Rey, fueron entronizados en un emotivo acto celebrado hoy domingo en el auditorio del Pabellón de la Fama del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, cumpliendo con las medidas de bioseguridad emanas del Ministerio de Salud Pública, por la pandemia del Convid-19.

El Pabellón de la Fama realizó un Ceremonial con una Clase Inmortal especial por la presencia entre los exaltados de dos medallistas olímpicos, Sánchez y Mercedes, de un triple campeón mundial de las Grandes Ligas, Ortiz, y otros grandes embajadores del deporte nacional como las múltiples ganadoras de medallas en Juegos Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe, como Miosotis Heredia y Nieve Xue Wu (la atleta china nacionalizada dominicana que por la pandemia y compromisos de trabajo no pudo hacer el viaje a su nación adoptiva).

Sin distinción, los exaltados presentes y sus representantes pusieron a Dios por delante a la hora de dirigir sus palabras de gratitud por la elección y exaltación.

El Ceremonial en su 55 edición fue patrocinado por el Banco de Reservas, Banco Popular y el Ministerio de Deportes. Las palabras centrales las pronunció el doctor Dionisio Guzmán, presidente del Comité Permanente del Pabellón de la Fama.

 

Sánchez, una dura niñez

Sánchez rememoró la dureza de su niñez al ser criado por una madre soltera en San Diego, California, a donde fue llevado desde Nueva York, donde nació, por la ruptura matrimonial de sus padres.

“Todo lo que he logrado ha sido por la obra misericordiosa de Dios. Jamás pensé que iba a conseguir tantos logros en mi vida y mucho menos en el deporte, que iba a enorgullecer a un país de diez millones de habitantes donde no nací”, expresó.

Dijo que cuando ganó su primera medalla en 400 metros vallas en los Juegos Olímpicos de Atletas 2004, con tiempo de 47.63, pensó que ya había logrado el sueño de cada atleta.

Sin embargo, expresó que sólo Dios podía tenerle reservada una segunda medalla dorada olímpica “ocho años después, sobre todo después de de luchar con una serie de lesiones que casi me lleva al retiro”.

Sánchez volvió a hacerlo en la versión de Londres 2012, cuando, con la misma marca de 47.63 en la final, se convirtió en el atleta de mayor edad que ganaba su prueba en unas olimpiadas.

Sostuvo que volver a ser campeón olímpico con el mismo registro con que ganó ocho años antes, “era una muestra de que su carrera mi guida por el ser supremo”.

Agradeció al Pabellón de la Fama por la elección, al Comité Olímpico y en particular al ex presidente del organismo Luisín Mejía, al igual que a los ministros de Deportes César Cedeño, Jaime David Fernández Mirabal y Felipe Payano.

“A Payano en particular, por ser la persona que más cooperó en los momentos difíciles y vitales para que yo pudiera entrenar fuera del país”.

Sánchez manifestó que “nunca fui el más fuerte, el más grande ni el más rápido, pero que el hecho de siempre entregarse al máximo y matarse entrenando en la pista, lo llegó a ganar dos medallas olímpicas, tres en Juegos Panamericanos -incluyendo dos de oro- y ser dos veces campeón de los Mundiales de Atletismo.

David Ortiz

David comentó que pocas veces cree en la casualidad. Dio gracias a Dios por permitirle entrar a la eternidad del deporte nacional.

Dedicó su exaltación a su madre fallecida hace 20 años, a su padre Leo, a su familia en general y rindió un tributo al fenecido cronista deportivo  Leo López, a quien más que un asesor-asistente, consideró como un padre.

Agradeció a los dominicanos por las oraciones en su nombre las veces que ha pasado por situaciones difíciles. “Uno no sabe cuánto la gente lo quiere hasta que no llegan los momentos difíciles”, precisó David, sin entrar en detalles.

El histórico Gaby

Gabriel Mercedes fue el primer atleta de taekwondo que ganó una medalla olímpica y ahora es el primer olímpico de su deporte que alcanza la inmortalidad y segundo en general (el otro es Iván Tejeda).

El medallista de plata en Beijing 2008 (en -58 kilogramos) también ganó dos oros en Juegos Panamericanos y es un triple campeón de los Centroamericanos y del Caribe.

Es uno de los más grandes atletas olímpicos del país. “La emoción que siento en este momento solo es comparada a la que sentía cuando me ponía el uniforme para representar a mi país en eventos internacionales”, aseguró.

Mercedes, nativo de Monte Plata, tuvo loas para los entrenadores Osvaldo García y Tony Mesa, de quienes dijo que en 1997 durante los Juegos Nacionales de Mao “vieron mí, el potencial que yo mismo nunca noté”.

Mercedes aprovechó su intervención para informar que ahora se  luchará para que la pensión de los viejos inmortales sea unificada con los que han sido exaltados en el último lustro y que todos puedan devengar el mismo salario.

Quería ver a su padre

Vladimir mostró la emoción de un hijo al recibir la exaltación por su padre, Nelly Manuel Doñé.

Sin embargo, expresó que su deseo y orgullo era ver la exaltación desde la tribuna, y no recibirla desde la tarima, debido a la muerte de su progenitor en 2019.

“Soñé con esto muchas veces, pero él -en alusión a su padre- aquí y yo en sentado en la tribuna como espectador. Estoy orgulloso del legado que dejó mi padre en el deporte y el cual hoy está siendo inmortalizado. Dedicó toda su vida al deporte y a nivel institucional tuvo dos grandes amores, el club Mauricio Báez y el Comité Olímpico Dominicano.”, dijo el joven, quien tuvo a su padrino Leo Corporán, como edecán.

Una pionera en pesas

Miosotis Heredia no es la primera pesista inmortal, pero además lleva al Pabellón de la Fama, por ser una pionera cuando el deporte estaba vetado para las mujeres.

Ganadora de medallas en Juegos Panamericanos y Centroamericanos, Heredia recuerda cuándo fue la primera vez a un gimnasio en su natal San Pedro de Macorís. “Había un letrero que rezaba: solo para hombres”.

Dijo que ella, las también inmortales Wanda Rijo, Guillermina Candelario y otras atletas rompieron con ese mito de que las mujeres no podían practicar el difícil deporte de levantamiento de pesas.

Furcal: Francisco hizo mi sueño realidad

Rafael Furcal tuvo palabras de gratitud para muchas personas, entre ellas para el escucha Félix Francisco.

“Esta carrera tiene muchos protagonistas, pero Francisco fue el principal responsable de hacer realidad de un sueño de ser pelotero de Grandes Ligas de un humilde muchacho de una zona tan lejana como Loma de Cabrera”, dijo.

Además de agradecer a quien le sirvió de edecán, Furcal tuvo palabras para la franquicia de los Leones del Escogido, “por darme el chance que necesitaba para mostrarle a mi organización de grandes ligas que tenía el talento para jugar”. El ex torpedero fue Novato del Año de la Liga Nacional en el 2000.

Saint-Claire-Mena, un día especial

Una fecha especial fue de la de este domingo para la familia Saint-Claire-Mena, aseguró el edecán del fallecido ex receptor de la selección nacional de softbol molinete, José Luis Saint-Claire (Mañé).

“Es un día de mucho significado para su familia y para los que como yo estuvimos siempre a su lado”, dijo Mateo sobre el fallecido José Luis -representado por su hijo del mismo nombre-, el tercer miembro de la familia Saint-Claire elevado a la inmortalidad deportiva.

Su padre José Saint-Claire (Pepe Lucas) y tu tío Luis Saint-Claire), ambos fallecidos, fueron inmortalizados como beisbolistas en 1974.

Chilote clave en Tavárez

Cada atleta tiene su historia y su héroe, como ve Julián Tavárez al otrora pelotero, escucha, mánager, gerente, presidente de las Águilas e inmortal del deporte Winston -Chilote- Llenas, responsable de firmarlo para los Indios de Cleveland.

“Debo agradecer a muchas personas por las hoy estoy siendo inmortalizado, en especial a Chilote. Realmente no sé lo que vio en un delgado joven de apenas 138 libras y que sólo tiraba 78 millas al momento que me firmó. Creo que más que talento, vio la necesidad de ser pelotero de un pobre muchacho como yo”.

Lamarche Rey

Sandra Lamarche Mondragón, la hija del eminente cardiólogo y deportista Carlos Lamarche Rey, sostuvo que su padre acepta la inmortalización como honor y orgullo, lo mismo que la familia.

Aseguró que su progenitor, ausente por precaución debido a la covid-19 y a quebrantos de salud, “está hoy presente en este escenario en pensamiento y en acción”.

Lamarche Rey fue un consagrado dirigente olímpico y miembro fundador de la Federación de Medicina Deportiva.

A excepción de los fallecidos (Doñé y Saint-Claire) y de Lamarche Rey por razones de salud, la única ausente entre los exaltados fue Nieve Xue, la tenimesista china, nacionalizada dominicana.

En su lugar asistió la ex selección nacional de tenis de mesa Olga Vila y el edecán fue el inmortal y ex presidente de esta federación, Juan Vila.

El general (r) Juan Niemen fue el presidente de Honor del 55 Ceremonial del Pabellón de la Fama celebrado en el auditorio de la institución, ubicada en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

Durante el evento se reconoció de manera especial al legendario jugador de los Celtics de Boston, en la NBA, Nate Archibald, por sus aportes.

También fueron homenajeados la delegación dominicana que asistió a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 y el programa Creando Sueños Olímpico (CRESO), por medio de su director ejecutivo, el empresario Felipe Vicini.

Antonio Acosta, presidente del Comité Olímpico, los atletas Lidio Féliz, Prisilla Rivera, el jefe de misión Gerardo Suero Correa, el vocal del COD Rafael Villalona y el presidente Ad-Vitam del organismo Luisín Mejía recibieron el reconocimiento en nombre de la representación que asistió a las olimpiadas de Tokio. También, Patricio López y Eladio Agramonte, atleta paralímpico y presidente del Comité Paralímpico.

El padre César Hilario entonó las notas de los himnos nacional y del Pabellón de la Fama, el reverendo Lorenzo Vargas dio la bendición del Ceremonial, el cronista Neftalí Ruiz leyó el mensaje de la prensa deportiva y Julio Mon Nadal dio la bienvenida a los nuevos inmortales.

Los porta insignias fueron Lidio Féliz y Prisilla Rivera, portadores de las banderas Nacional y del Pabellón; Patricio López y Zacarías Bonat, que llevaron el laurel y el machete, respectivamente.

Yancen Pujols y José Antonio Mena condujeron el acto como moderador y presentador, sucesivamente.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Pabellón de la Fama del Deporte