Connect with us

Beisbol

Evalúan dominicanos jugaron en Japón 2019

El béisbol de Japón se convirtió desde hace años en la segunda fuente de trabajo para los jugadores dominicanos que por una u otra razón no incursionan en el de los Estados Unidos.

Foto Zoilo Almonte

Zoilo Almonte
Por Tuto Tavarez

 Zoilo Almonte. El jardinero dominicano de los Dragones de Chunichi vio la mayor parte de su temporada interrumpida por una lesión, pero cuando jugó lo hizo de una manera excepcional. Bateó para .329, con 7 jonrones y 25 empujadas, en los apenas 49 partidos en los que vio acción. Por esa razón, el club decidió otorgarle un nuevo contrato de un año y 1,4 millones de dólares para la campaña 2020.

 Joely Rodríguez. El lanzador dominicano de los Dragones de Chunichi completó una campaña sensacional este año desde el montículo. Ganó el premio al relevista del año en la Liga Central luego de liderar ese circuito en hold points (juegos aguantados + victorias) y además registró una efectividad de 1.64 y 77 ponches en 64 apariciones desde el bullpen. Su éxito fue tal que logró conseguir un contrato de 2 años y 5,5 millones de dólares con los Vigilantes de Texas en las Grandes Ligas, por lo que no regresará a la NPB en 2020.

    Rafael Dolis. El cerrador dominicano de los Tigres de Hanshin completó otra sólida temporada desde el montículo. Registró una excelente efectividad de 2.11, que ha sido su mejor desde que llegó a Japón en 2016, y además sumó 19 salvados y 15 hold points en 56 salidas. Algunos altibajos le hicieron perder su puesto de cerrador en la segunda mitad de la campaña, pero en términos generales sus números fueron muy sólidos. El club lo quiso renovar, pero por razones aún desconocidas no lo logró y se vio obligado a dejarlo en libertad a principios de diciembre. Algunos reportes indican que éste está buscando un contrato en las Grandes Ligas, mientras que otros señalan que el club le perdió la confianza y por eso no se esforzó en renovarlo. Se desconoce su destino para el 2020: podría ser otro equipo de la NPB o incluso un conjunto de la MLB.

 Gerónimo Franzua. El lanzador dominicano de los Carpas de Hiroshima completó otra increíble temporada desde el montículo. Vio acción en nada menos que 67 juegos (quinto mejor total de la Liga Central) y registró una sólida efectividad de 2.76 y 94 ponches en 71 entradas y 2 tercios de labor, además de sumar 12 salvados y 26 hold points. En 2020, cumplirá el tercer año de su actual contrato de 6 campañas con el club.

 Xavier Batista. El toletero dominicano de los Carpas de Hiroshima tuvo su mejor año desde que debutó en la NPB en 2017. Conectó 26 cuadrangulares, remolcó 64 carreras y registró un promedio de .269 en 103 partidos. No obstante, todo su esfuerzo se vio empañado por la suspensión de 6 meses que recibió de la liga tras dar positivo en una prueba antidopaje a mediados de agosto. Afortunadamente para él, su club no canceló su contrato como casi siempre ocurre en este tipo de casos, por lo que es muy probable que lo veamos de nuevo en acción en 2020, en el que será el cuarto de su actual contrato de 6 años.  Foto Jefry MarteJefry Marte

Jefry Marté. El grandeliga dominicano de los Tigres de Hanshin debutó tarde debido a una lesión y tuvo ciertos problemas para adaptarse al estilo de juego del circuito nipón, pero al final registró números decentes. Bateó para .284, con 12 estacazos y 49 carreras producidas en 105 partidos, razón por la cual el equipo decidió darle una nueva oportunidad el año que viene. Su nuevo contrato es por una campaña y 1,3 millones de dólares.

    Christopher Mercedes. El zurdo dominicano de los Gigantes de Yomiuri se ganó este año un puesto fijo en la rotación de abridores de su equipo y si bien sus números no fueron excepcionales, sí fue el mejor en su rol entre todos los lanzadores hispanos. Su récord de 8-8 y su sólida efectividad de 3.52 en 22 aperturas así lo confirman. Como recompensa, la gerencia decidió otorgarle un nuevo contrato de un año y 100 mil dólares, razón por la que lo veremos de nuevo en acción con el club en 2020.

    Steven Moya. El espigado jardinero dominicano comenzó la temporada con los Dragones de Chunichi, pero apenas pudo ver acción debido a la falta de cupos para extranjeros en el roster activo de ese conjunto. Para su fortuna, fue cambiado a los Búfalos de Orix a principios de julio y la movida no ha podido ser más positiva para él. En los 64 partidos que disputó con el conjunto de la Liga del Pacífico, disparó 10 cuadrangulares y remolcó 35 carreras, totales que le dan una proyección de 24 jonrones y 72 empujadas en una campaña completa. Por esa razón, el equipo le otorgó un nuevo contrato de un año y 600 mil dólares para la temporada 2020.

    Rubby de la Rosa. El derecho dominicano de los Gigantes de Yomiuri fue contratado como un refuerzo de emergencia a principios de julio y su impacto fue tal que no sólo se ganó la titularidad en el bullpen sino que también se convirtió en el cerrador oficial del conjunto en la recta final de la temporada. Su sólida efectividad de 2.25, con 8 salvados y 6 hold points en 26 salidas confirman lo valioso que fue su aporte para el éxito del club este año. Como recompensa, la gerencia lo premió con un nuevo contrato de un año y 1,2 millones de dólares para la campaña 2020.

    Enny Romero. El zurdo dominicano llegó a los Dragones de Chunichi con la difícil misión de tratar de igualar el éxito obtenido por el cubano Onelki García el año pasado, quien cerró la temporada con 13 victorias y una efectividad de 2.99. Lamentablemente, Romero no pudo registrar cifras similares, pero su actuación fue bastante decente. Su marca quedó en 8-10 y su efectividad en 4.26, números que lo convirtieron en el tercer mejor abridor del club. Por esa razón, la gerencia decidió darle un nuevo contrato de un año y un poco más de 460 mil dólares para la temporada 2020.

    Bryan Rodríguez. El derecho dominicano de los Luchadores de Nippon Ham trabajó como abridor y relevista largo para su equipo este año y tuvo éxito en ambos roles. Su récord de 6-7 y su efectividad de 3.25 en 34 partidos, 10 de los cuales fueron aperturas, así lo confirman. Debido a ese buen desempeño el club decidió retenerlo por un año más, razón por la cual lo veremos de nuevo sobre el montículo en la campaña 2020. Se desconocen los términos financieros de su nuevo contrato.

    Alejandro Mejía. El toletero dominicano de los Carpas de Hiroshima sólo pudo ver acción en 56 partidos esta temporada, pero sin duda progresó en comparación a los 22 que jugó en 2018 y los 9 que disputó en 2017. Sus 7 jonrones y 17 empujadas de este año también representaron un buen progreso con respecto a sus campañas anteriores, por lo que es posible que lo veamos más a menudo sobre el terreno en 2020. El año que viene estará cumpliendo la cuarta de un contrato de 6 campañas con el club.

    Samuel Adames. El lanzador dominicano de los Gigantes de Yomiuri apenas pudo ver acción en 11 partidos esta temporada debido a que sus resultados no fueron tan prometedores como los del año pasado. Dejó una marca de 0-1, con 3 hold points y una efectividad de 6.75, razón por la cual fue dejado en libertad. Parece difícil que vuelva a jugar en la NPB en el futuro.

    Juan Santana. El infielder dominicano de los Carpas de Hiroshima debutó con el equipo mayor de la organización a finales de agosto y hasta remolcó una carrera en su primer juego, pero su actuación quedó limitada a sólo 13 partidos, en los que bateó para .182, con 5 empujadas y ningún jonrón. Se desconoce la razón exacta, pero el club decidió dejarlo en libertad a principios de noviembre, por lo que parece difícil que vuelva a jugar en la liga en el futuro.

    Jorger Martínez. El infielder dominicano de los Gigantes de Yomiuri volvió a tener otro año modesto con el equipo en 2019. Disputó apenas 6 encuentros, en los que bateó para .125, con una empujada y ningún vuelacercas, razón por la cual la gerencia decidió dejarlo en libertad a principios de diciembre. Parece muy poco probable que regrese a la NPB en el futuro.

    Esmailin Montilla. El lanzador dominicano de los Carpas de Hiroshima fue firmado a mediados de campaña y recibió la oportunidad de debutar como abridor a finales de julio, pero luego de dos decpcionantes partidos en los que dejó una marca de 0-2 y una efectividad de 14.54, no volvió a subirse a la lomita por el resto de la campaña. A pesar de todo, el club lo mantiene en su lista de jugadores reservados, por lo que es muy probable que lo veamos regresar al equipo en el futuro.

 

 

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol