Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Remembranzas 2

Cuarentones lanzando sin hit ni carrera.

Nolan Ryan/ Fuente Externa

Por Héctor Barrios Fernández 

www.beisboldelosbarrios.com

Nolan Ryan tenía 43 años cuando el 11 de junio de 1990 lanzó uno de sus sin hit ni carrera contra los Atléticos de Oakland.

El 1 de mayo del siguiente año a los 44 repitió el truco contra los Azulejos de Toronto.

Randy Johnson de los Diamondback a los 40 años lanzó juego perfecto contra los Bravos de Atlanta el 18 de mayo del 2004.

Warren Sphan de los Bravos de Atlanta lanzó sin hit ni carrera a los Gigantes de San Francisco cuando apenas había cumplido los 40 el 28 de abril de 1961.

También a los 40, Cy Young de los American, hoy Medias Rojas de Boston lo hizo contra los Highlanders hoy Yankees el 30 de junio de 1908.

En 1985 a los 20 años de edad, Dwight Gooden de los Mets de New York, se convirtió en el lanzador más joven en la historia en obtener el trofeo «Cy Young» al terminar con récord de 24-4 y 1.53 en porcentaje de carreras limpias.
Por si esto fuera poco, Dwight ponchó a 268 bateadores ganando así la triple corona de pitcheo.

El 3 de junio de 1932 en Filadelfia, Lou Gehrig se convirtió en el primer jugador del siglo XX en conectar cuatro cuadrangulares en un juego, perdiéndose de un quinto por una pestañita.

En ese juego Tony Lazzeri también de New York consiguió batear el ciclo.

Los Yankees impusieron récord en ese juego de un total de 50 bases contra los Atléticos.

La vieja Liga Norte de México llegaba a su fin el 10 de octubre de 1971.

Ensenada había ganado las dos vueltas de la temporada.

Ese día en el Parque Hidalgo de la capital bajacaliforniana se enfrentaron los Aguilas de Mexicali (Charros de Jalisco) contra Tigres de Ensenada (Tigres capitalinos) en juego con el banderín de por medio.

Mexicali se fue arriba con dos carreras en la misma primera entrada ante la serpentina de Héctor Manuel Arvizu de los Bengalíes, y los Águilas no volvieron anotar en todo el juego.

Ensenada se acercó con una carrera, pero tampoco anotaron de nuevo.

Águilas de Mexicali se coronó con victoria para Francisco Barrios.

La mayoría de los participantes de este juego en corto tiempo escalaron grandes alturas, incluso Carlos «Chaflán» López de los Tigres y Rudy Hernández, Jorge «Charolito» Orta y el mismo Pancho Barrios, por los Águilas probaron las mieles de las Grandes Ligas.

Ernesto Carmona manejador del México se había quedado sin jugadores en la banca, se enfrentaban al tremendo lanzador Max Lanier de los Azules de Veracruz en el parque Delta de la capital del país.

La situación ameritaba un bateador emergente, así que el dirigente Carmona envió a la caja de bateo a su coach Basilio «Brujo» Rosell ante la protesta y rechifla de los aficionados.

Lanier era un lanzador con una recta que nadie podía mirar y una gran curva, el cubano Rosell esperó ese lanzamiento y lo conectó al jardín izquierdo para un hit doble ante la incredulidad de todo mundo en el estadio, ese batazo empató el encuentro que finalmente ganó el México.

Reggie Jackson fue al cajón de bateo y regresó al dugout cabizbajo, lo suficiente como para empatar el récord de todos los tiempos de ponches en más temporadas.

Fue líder de la Liga Americana en ese departamento de 1968 a 1971.

Tiene el récord de más temporadas (18) con 100 o más ponches, 13 de forma consecutiva para otro récord.
Contribuyó con los Atléticos y Yankees a ganar la Serie Mundial, conectó 563 cuadrangulares.

Pertenece al Salón de la Fama desde 1993.

Sin duda uno de los grandes bateadores de todos los tiempos, Rogers Hornsby quizá no hubiera sido tan popular entre los aficionados de hoy.

Mientras jugadores como Babe Ruth, Hank Aaron o Pete Rose fueron y han sido muy aclamados por sus carreras, Rogers conocido como «Rajá» raramente se le menciona entre los grandes.

Mientras Ted Williams o después Barry Bonds estaban en los medios con mucha frecuencia.

Sin embargo Hornsby fue una persona terca y severa que no inspiraba grandes sentimientos de amistad y aceptación hacia los demás.

Como jugador o manejador, pasó por cinco equipos.

Tuvo gran éxito con los Cardenales, es el único en la Liga Nacional en ganar dos triples coronas de bateo y un trofeo de jugador más valioso.

Sus .358 de promedio son el tercero más alto de todos los tiempos y el más para bateadores derechos.

Larry Walker, tal vez el más fino jugador nacido en Canada.

Jugó para los Expos, Rockies y Cardenales hasta el 2005.

Combinó poder con porcentaje como pocos en su época como jugador.

Ganó tanto títulos de bateo como de slugging, además de siete guantes de oro. Tomó ventaja de la altura de Denver para ganar tres títulos de bateo de la Liga Nacional cuando jugó para los Rockies.

Fue el primer canadiense en obtener el trofeo de jugador más valioso de la Liga Nacional.

Entronizado al Salón de la Fama en 2020.

También ex Naranjero de Hermosillo.

Como alguien dijo: “Aiga sido como aiga sido.”

A muchos enamorados del béisbol les encantan los números.

Una estadística de moda en «OPS» o porcentaje de embasado más el de slugging.

La combinación de estos dos aspectos son factores importantes para medir la eficiencia de un jugador, como:
Qué tan a menudo se encuentra en base y cuántas bases alcanza cuando logra un hit.

La combinación de un bateo constante, buen ojo para lograr bases por bolas y de poder, en buena medida sirven para evaluar a un jugador.

Babe Ruth tuvo una monstruosa marca de 1.382 en 1921.

En 2004 Barry Bonds combinó su buen ojo con un swing de sencillos, dobles, triples y cuadrangulares para un asombroso promedio de 1.422 en OPS para un nuevo récord.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión