Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Matemáticas y Béisbol

Ciertamente las matemáticas forman parte muy importante de nuestras vidas y de los deportes, en especial del béisbol, sobre todo el béisbol actual no se concebiría sin éstas.

Por Héctor Barrios Fernández

www.beisboldelosbarrios.com

Si a Usted verdaderamente le gustan las matemáticas seguramente le agradará este ensayo.
De lo contrario le recomiendo como dice “Catón:” saltarse hasta donde dice info@beisboldelosbarrios.com

Ciertamente las matemáticas forman parte muy importante de nuestras vidas y de los deportes, en especial del béisbol, sobre todo el  béisbol actual no se concebiría sin éstas.


Para iniciar si es que sigue Usted aquí, tenga a la mano una calculadora, será de mucha ayuda, es tiempo de aprender o recordar y repasar sólo algunas de las estadísticas del béisbol.


PORCENTAJE DE EMBASADO:

¿Con cuánta frecuencia un bateador alcanza una base?
Esta estadística (OBP) mide la frecuencia con la que un bateador llega a una base, siempre y cuando no sea por un error, una jugada de selección o “fielder choice,” una obstrucción o interferencia de cualquier jugador contrario.
Sume Usted los hits que conecta el bateador, las bases por bolas que recibe y las veces que es golpeado por un lanzamiento.
Escriba ese número y téngalo a la mano.
Ahora imagine un segundo número resultado de sumar las veces al bat del bateador, bases por bolas recibidas, veces que fue golpeado por un lanzamiento y los elevados (flies) de sacrificios.
Anote el nuevo número después del anotado anteriormente y escriba el signo de división entre los dos.
El resultado nos dará su porcentaje de embasado, cualquier cifra sobre .400 es fantástica.
Aquí la fórmula: (H+BB+GP) ÷ (VB+BB+GP+FS)
Ahora imagine calcularlo para cada bateador.

Mucho trabajo, ¿verdad?
Mire Usted, por ejemplo Barry Bonds tuvo un porcentaje de embasado (OBP)  de .609 en el 2004, lo cual significa que alcanzó base cerca de 61% de las veces.
Bonds logró este asombroso porcentaje al conectar 135 hits, recibió nada más ni nada menos que 232 bases por bolas, lo golpearon con un lanzamiento en 9 ocasiones y conectó 3 elevados de sacrificio en 373 veces al bat.
Sume los hits conectados, las bases por bolas recibidas y las veces que fue golpeado, el resultado es 376.
Ahora sume sus veces al bat, bases por bolas recibidas, golpes recibidos y elevados de sacrificio, el resultado es 617.
Divida 376÷617= .60940032415, cifra que se redondea en .609 porque las diezmilésimas son menores a 5.


PORCENTAJE DE SLUGGING (SLG):


Esta estadística nos informa de qué tan bueno es un bateador alcanzado bases.
Habrá Usted de dividir el total de bases alcanzadas por un bateador entre sus veces al bat.
Entiéndase el total de bases alcanzadas producto de los hits conectados.
Un hit sencillo en bueno para una base, un doble para dos, etc.
La fórmula que es muy simple es: TB÷BA, pero primero se deberán hacer algunas operaciones para calcular el total de bases alcanzadas.
Ejemplo: Babe Ruth tiene el record de SLG de por vida con un .690.
En 8,399 veces al bat, tuvo 1,517 sencillos, 506 dobles, 136 triples y 714 cuadrangulares.
Realice una suma con el número de bases alcanzadas con esos hits.
1,517+1,012+408+2,856 = 5,793 bases alcanzadas.
Divida esa cifra entre las 8,399 veces al bat que tuvo el Bambino y obtendremos .68972496725, lo cual se redondea como .690 porque las diezmilésimas son 5 o más, en este caso 7, por lo que las milésimas aumentan en una.
¿Qué número se considera un promedio bueno?
Los expertos opinan que .500 es bueno, .550 en muy bueno y solamente unos cuantos jugadores logran rebasar los .600 en una temporada.
Esta es una estadística muy apreciada para calcular el rendimiento de un bateador.
Por supuesto aparte de otras.


En nuestro béisbol mexicano, el gran Héctor Espino González dejó en LMB .557 de promedio de por vida y en 1964 fue de .741 en este importante casillero, mientras en invierno con los Yaquis y Naranjeros fue de .542, siendo el único jugador en la historia de esta liga con promedio arriba de .500, en una temporada (1972-73) alcanzó la cifra record de .754, el segundo lugar de por vida, como de aquí a la Constelación de Orión, muy lejos y retirado Eduardo Jiménez con .486
¿Qué tal? Fácil ¿Verdad?
Pero laborioso.
Estos fueron solamente dos ejemplos, pero al parecer el béisbol tiene un número infinito de estadísticas.
Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión