Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Historias (8)

La carrera del gane la anotó nada menos que el inmortal Martín Dihigo.

Por Héctor Barrios Fernández
www.beisboldelosbarrios.com

Los actuales Sultanes de Monterrey nacieron para la Liga Mexicana en 1939 con el nombre de Carta Blanca.

Su primer juego fue en la ciudad de Veracruz el 1 de abril, en un gran juego  llegaron a la novena entrada con ventaja de 5-3, pero los de casa anotaron 3 carreras en su último turno y dejaron tendidos al debutante equipo norteño.

La carrera del gane la anotó nada menos que el inmortal Martín Dihigo.

Debutaron ante su afición el 20 de mayo ahora ante otro equipo veracruzano, los Cafeteros de Córdoba y nuevamente tuvieron que cargar con la derrota ante los lanzamientos del cubano Lázaro Salazar.

Al año siguiente en 1940, Monterrey comenzó a mejorar su equipo a pesar de que el béisbol mexicano pasó por una de sus peores crisis cuando un desacuerdo entre directivos desencadenó en la formación de otra liga.

En 1942 con Lázaro Salazar al frente dieron la gran pelea a los campeones Unión Laguna terminando juego y medio en segundo lugar.

En 1943 con un equipo más completo y con Epitacio “La Mala” Torres convertido en una realidad, tintos en sangre lograron coronarse campeones con medio juego sobre el equipo de Laguna.

Esa temporada contaron con los servicios del mismo Epitacio Torres, Roy Campanella, Daniel Ríos, Zenón Ochoa, Alberto “Coty” Leal, Héctor “La Comadre” Leal, “Kelo” Cruz, Heberto Blanco, Vidal López, acompañados de otros grandes peloteros.

En 1947, 48 y 49 se convirtieron en el primer equipo en lograr el tricampeonato bajo el mando del mismo Lázaro Salazar.

La última aparición de Babe Ruth en el estadio de los Yankees fue el 13 de junio de 1948 cuando el equipo celebró el 25 aniversario de “La casa que Ruth construyó.”

Ese día fue retirado el uniforme con el número 3 que Ruth usó en su brillante carrera.

Los Yankees le cayeron al lanzador de los Indios Bob Feller para llevarse la victoria 5-3 con Eddie Lopat en la loma.

La salud de Ruth estaba muy deteriorada, sin embargo alcanzó a agradecer la ovación que le brindaron y regalar a los aficionados su acostumbrada sonrisa.

El 15 de mayo de 1981 el lanzador de los Indios de Cleveland Len Baker lanzó juego perfecto venciendo 3-0 a los Blue Jays de Toronto ante una asistencia de 7,290 aficionados en una noche lluviosa en el estadio de Cleveland.

Su gema fue el noveno juego perfecto del siglo XX, el décimo de todos los tiempos y el primero desde el perfecto de Jim “Catfish” Hunter contra los Mellizos en 1968.

Lanzando para un equipo que finalizó la temporada acortada por la huelga con récord de 52-51, Baker participó en el juego de estrellas pero finalizó la temporada con marca de 8-7, cuando un año antes tuvo su mejor campaña con 19 ganados, 12 perdidos.

Durante la serie de campeonato del 2003 de la Liga Nacional, los Cachorros de Chicago estaban a dos innings de ir a su primera Serie Mundial desde 1945.

Estaban liderando la serie contra los Marlines de la Florida 3 juegos a 2 y estaban arriba en el marcador 3-0 en el octavo inning del potencial encuentro que les daría el pase al clásico de otoño.

Estaban en el Wrigley Field casa de los Cachorros y allí se encontraba Steve Bartman para animar a su equipo, sentado en primera fila cerca de la línea del jardín izquierdo.


Instintivamente trató de atrapar un elevado de foul al tiempo que obstruía al jardinero Moisés Alou dejándolo sin oportunidad de atrapar la pelota para lo que hubiera sido un valiosísimo out.

No hubo interferencia porque la pelota estaba sobre las gradas y esta jugada sirvió para ser nota de pie en los periódicos al día siguiente.

Enseguida el bateador Luis Castillo con nueva vida, recibió base por bolas.

Después cuatro hits, dos bases por bolas, un error y un elevado de sacrificio, asombrosamente permitieron que los Marlins anotaran ocho carreras.

Florida ganó el juego 8-3 y de nuevo a la siguiente noche con una victoria de 9-6 avanzaron a la Serie Mundial.

Algunos fanáticos se querían comer vivo al joven Bartman y lo culpaban de la derrota, arruinando la oportunidad de los Cachorros de llegar a la Serie Mundial.

En realidad fue un lamentable error del parador en corto de Chicago Alex González sobre una rola que debió haberse convertido en doble play para finalizar el inning los que impidió que los Cachorros llegaran más lejos.

Bateando de séptimo en el orden y jugando el jardín izquierdo, Frank Robinson conectó 2 hits en tres veces al bat en una derrota de su equipo Rojos de Cincinnati ante Cardenales de San Luis el 17 de abril de 1956 en el Crosley Field de Cincinnati, fecha que marcó su debut en Grandes Ligas.

El primer hit vino en su primer turno al bat, fue un doblete de terreno sobre los lanzamientos de Wilmer Mizelli en el segundo inning, después de que Mizelli había permitido un cuadrangular de Ray Jablonski.

Esa temporada Robinson impuso récord de cuadrangulares para un novato con 38 y ganó el nombramiento de “Novato del Año.”

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión