Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Grandes Recuerdos X

Entró como un reemplazo defensivo a la segunda base por D’Angelo Jiménez  en el octavo inning del juego tres en el Comerica Park casa de los Tigres.

Por Héctor Barrios Fernández

www.beisboldelosbarrios.com

El jugador de ligas menores Mark Kiger llegó a los Atléticos de Oakland para la serie de campeonato contra los Tigres de Detroit del 2006, para sustituir al lesionado Mark Ellis.
Kiger se convirtió en el primer pelotero de la Era Moderna de Grandes Ligas en hacer su debut en Serie de Postemporada.

Entró como un reemplazo defensivo a la segunda base por D’Angelo Jiménez  en el octavo inning del juego tres en el Comerica Park casa de los Tigres.

Los Atléticos cayeron 3-0 y Kiger no tuvo turno al bat, por una sola una vez tuvo en sus manos la pelota cuando Ramón Santiago de los Tigres roleteó a las paradas cortas donde Marco Scutaro tomó y pasó la pelota al segunda base Kiger para realizar el out forzado.

Scutaro también se adueñó de las paradas cortas ya que el titular Bobby Crosby resultó lesionado.

Los Tigres barrieron en 4 juegos a los Atléticos para avanzar a la Serie Mundial en donde cayeron ante los Cardenales de San Luis.

Después de esta Serie, al señor Mark Kiger no se le volvió a ver jamás en un juego de Grandes Ligas.

Sin duda que el béisbol es un deporte no solamente de milésimas, sino de diezmilésimas y hasta menos que eso.

En la Liga Nacional Rogers Hornsby ganó dos veces la codiciada triple corona de bateo.

En la Liga Americana lo hizo Ted Williams.

Son los únicos dos jugadores que hasta el momento lo han logrado, varios otros lo han hecho una vez, entre ellos el más reciente Miguel Cabrera en el  2012 y según mis cuentas actualmente es el único que podría lograrlo dos veces por estar activo de entre los 15 que lo han hecho cuando menos una vez.
El famoso Ted Williams ganó sus triples coronas en 1942 y 1947.

Estuvo cerca de lograrlo por tercera ocasión cuando conectando 194 indiscutibles tuvo porcentaje de .3427, que es fabuloso, solamente que se le atravesó George Kell de los Tigres de Detroit con 179 hits y .3429 con lo cual se llevó los honores como el mejor esa temporada.

El sandieguino de sangre mexicana con 566 veces al bat y Kell con 522.
Si le digo… el béisbol tiene cada cosa.


Jugando para los Atléticos de Kansas City, el 8 de septiembre de 1965 el cubano Dagoberto Campaneris cubrió las nueve posiciones al campo.

Siendo su posición habitual las paradas cortas, en la octava entrada se subió a la loma de los disparos y en la novena se colocó los arreos de receptos saliendo lastimado en una jugada en home.

Posteriormente en 22 de septiembre de 1968 otro latinoamericano, el venezolano César Tovar también cubrió las nueve posiciones.

Fue el lanzador abridor por los Mellizos de Minnesota contra los Atléticos.

Curiosamente al primer bateador que enfrentó fue a Campaneris dominándolo en elevado de foul a tercera, enseguida ponchó a Reggie Jackson, caminó a Danny Carter, cuando bateaba Sal Bando, cometió balk o engaño y finalmente lo dominó con elevado de foul a primera base.

Fue toda la actuación de Tovar como lanzador en este juego.

De allí recorrió el resto de las posiciones.

El lanzador texano Daniel Ríos, en el béisbol conocido como “La Coyota Ríos” fue parte del tricampeonato de Monterrey en 1947,48 y 49.

Tuvo muchos momentos destacados en su carrera.

Uno fue cuando lanzando por Monterrey se enfrentó al ligamayorista Max Lanier y los Azules de Veracruz en el parque Delta de la Cd.Mx.

Ríos lanzó los 12 innings que duró el juego.

Monterrey anotó 2 veces en la primera parte de la doceava para irse arriba.

En el cierre y última de los Azules, Ríos admitió el primer hit del juego, pero dominó para adjudicarse la victoria.

Otro momento inolvidable fue cuando se enfrentaron los Venados de Mazatlán campeones de la Liga de la Costa contra los Petroleros de Poza Rica campeones de la Liga Veracruzana.

En su primer juego en esa serie en Mazatlán, Ríos fue apaleado por los veracruzanos.

Cuando se trasladaron a Poza Rica, de nuevo subió a la loma.

Llegaron a la novena entrada empatados a cero carreras, el lanzador Petrolero Mitchell Garber no había aceptado hit.

En la apertura de esa entrada viene Daniel a batear y se encuentra con un lanzamiento que deposita atrás de la barda.

Los Venados se coronan ganando 1-0.

No sé si será regla escrita o no escrita o qué, pero es una tradición que los manejadores campeones de sus respectivas ligas, sean los que manejen en el juego de estrellas al siguiente año.

Ha habido dos manejadores en la historia de los juegos de estrellas que nunca ganaron el título de su respectiva liga, ni de la Nacional ni de la Americana.

El primero de ellos fue Paul Richards quien en 1960 condujo a los Orioles a un segundo lugar, atrás de los Yankees manejados por Casey Stengel quien por esa razón se ganó el derecho de manejar en el juego de estrellas del siguiente año.

Como perdió la Serie Mundial de ese año ante los Piratas de Pittsburgh, fue despedido de su puesto y nadie lo contrató para la campaña de 1961.

Así que el honor recayó en Paul Richards, tocó la suerte que ese año hubo dos juegos de estrellas, los dos manejó Richards y los dos los perdió.

Otro fue Gene Mauch quien en 1964 quedó en segundo lugar con sus Filis de Filadelfia, atrás de los Cardenales conducidos por Johnny Keane.

Para 1965 Keane no manejó en la Liga Nacional sino en la Americana, así que la responsabilidad recayó en Mauch que no defraudó ganando la Liga Nacional 6-5.

Iniciando con Joe Medwick de los Cardenales en 1934, varios jugadores han podido contar que conectaron cuadrangulares tanto en el juego de estrellas, como en la Serie Mundial del mismo año, entre ellos Lou Gehrig, Joe DiMaggio y Jackie Robinson.

También lo han hecho Ken Boyer, Harmon Killebrew, Steve Garvey, Sandy Alomar Jr. y Barry Bonds.
El primer latino en lograr tal proeza fue Roberto Clemente en 1971.

En el juego de estrellas de ese año, además de Clemente, también Frank Robinson envió la pelota atrás de la barda.

Coincidentemente se volvieron a encontrar en la Serie Mundial de ese año y los dos conectaron cuadrangular para ser los primeros dos en el mismo año.

Los primeros dos del mismo equipo que lograron la hazaña fueron David Ortiz y Manny Ramírez de los Medias Rojas en el 2004.

Cierto que en 1959, 60, 61 y 62 hubo dos juegos de estrellas cada  año.

Wllie Mays, Stan Musial y Hank Aaron son los que en más juegos de ese tipo han participado con la impresionante cantidad de 24, para encontrarse entre los récords muy difíciles de superar.

Por su parte Roger Clemens con 10, es el lanzador con más juegos de media temporada participados.
Dejó récord de 1 ganado, 1 perdido, ambos en Houston.

La victoria en el Astrodome en 1986 defendiendo los colores de la Liga Americana y la derrota en 2004 en el Minute Park cuando representó a la Liga Nacional.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión