Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol:  ¿De qué cosas hablan en la Loma?

Ozzie Guillén cuando fue manejador de los Medias Blancas de Chicago, llegó a admitir que algunas veces hacía el viaje al montículo solamente para que sus hijos pudieran verlo en televisión.

Por Héctor Barrios Fernández

www.beisboldelosbarrios.com

Me comentaba un famoso coach de lanzadores.

– Un coach nunca visita la loma de lanzar para felicitar a su pitcher –

Ozzie Guillén cuando fue manejador de los Medias Blancas de Chicago, llegó a admitir que algunas veces hacía el viaje al montículo solamente para que sus hijos pudieran verlo en televisión.
¿Usted cree?

El entrenador de lanzadores o el manejador del equipo deberían darle un consejo al lanzador, discutir con él alguna estrategia o simplemente pararse en la loma y hacer tiempo para que el relevista tenga más tiempo de calentar.

Uno nunca sabe, pero algunas cosas que se dicen que se comentan en esas visitas al lanzador son:
Sobre la mecánica de los lanzadores: “No te estás impulsando lo suficiente con tu pierna de atrás.
Estás dejando tu bola rápida arriba y tu curva está muy plana.”

Fortalezas y debilidades del bateador: “A este muchacho le gustan los lanzamientos adentro, así que aléjaselos a menos que estés seguro de que lo vas a dominar lanzándole adentro.”

Selección de lanzamientos y secuencia: “A este le gusta tirarle al primer lanzamiento y le gusta levantar la pelota, comiénzale con un cambio de velocidad y mantén la pelota bajita.”

Considerando una base por bolas intencional: “Viene el gran bateador de ellos y tienes la primera base desocupada, le quieres lanzar o lo mandas a primera en base intencional y te enfrentas al siguiente para terminar la entrada.

Estrategia defensiva: Mantenlo pegado a la base, si se va al robo lo vamos a sacar.”
Calmando al lanzador después de algunos hits de suerte: “Deberías estar de regreso en la caseta, enfócate, limita el daño y vamos a salir de esta.”

Algo que sirva de distracción: “¿A dónde vamos a ir a cenar después del juego?

Se me antoja un filete, pero el manejador insiste en que vayamos a cenar comida vegetariana.”
Cansancio: ¿Te sientes aún con energía, crees poder salir de esta entrada?

Aunque en estos casos el cansancio es un problema serio, no siempre se maneja de esa manera.

El lanzador de los Mets Tug McGraw, acuñó la siguiente frase:

“Tienes que creerme…”

En una ocasión le rogaba a su manejador que lo dejara lanzarle a un bateador más y le decía:
“Lo ponché la última vez que me enfrenté a él.”

Pues sí, le contestó su manejador. “Pero la última vez que te enfrentaste a él fue en esta misma entrada.”
En otra ocasión el relevista de los Rangers de Texas Jim Kern recordaba una conversación que tuvo con su manejador quien había decidido sacarlo del juego:

“Le dije, pero si yo no estoy cansado, a lo que me contestó, tú no pero los fildeadores de seguro si lo están.”

Estando mi compañero y yo sentados en primera fila atrás del dugout de tercera, el gran Paquín Estrada entra a hablar con su lanzador y se alcanzó a escuchar cuando le dice:

“Vamos, aplícate, concéntrate en el juego, exígete, saldremos adelante.”

Me lo comentó un ex Tigre en ese entonces de la ciudad de México:

“Entró el manejador Chito García a la loma, estando las bases llenas y la carrera del gane en tercera en la novena entrada, llamó al relevista que consideró apropiado para esa situación y al llegar éste, Chito le dio algunas indicaciones diciéndole ‘tírale duro, al pecho.’

El primer lanzamiento fue a la máxima velocidad que el lanzador podía desarrollar y la pelota fue a estrellarse directamente al pecho del bateador entrando la carrera con la cual perdieron el juego.

Cuando el relevista llegó al dugout, el manejador le reclamó y le dijo: “pero qué hiciste muchacho, te traje para que lo dominaras y lo golpeaste, perdimos el juego.”

El lanzador contestó: “Usted me dijo que le tirara duro y al pecho y fue lo que hice.”

En otra muy comentada.

Viene al bat el temible Héctor Espino, el preocupado manejador contrario  entra a hablar con su lanzador quien le pregunta a su dirigente:

¿“Cómo le lanzo a Espino”?

El manejador le dice “lánzale afuera,” así lo hace y Héctor le conecta cuadrangular.

Cuando regresa Espino al bat, ahora le indica: “lánzale adentro” y el “Supermán le vuelve a conectar de jonrón.”

La tercera vez, “Tírale abajito,” Espino conecta hit doble.

Cuarta vez, “Lánzale arriba,” resultado, la pelota atrás de la barda.

Quinta y última, el manejador le hace la seña a su pitcher indicándole, tírasela rodando.

Dicen que Héctor Espino conectó su cuarto cuadrangular.

Otra de Espino.

El pitcher le pregunta al manejador cómo lanzarle a Espino, éste le contesta: “Tírale como quieras” de todas formas iremos perdiendo una a cero.

Felipe Alou decía que a Barry Bonds los lanzadores debían lanzarle bajito y en curva hacia afuera y enseguida tenían que salir corriendo a esconderse atrás del segunda base.
Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión