Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Crónicas Beisbolera (1)

Hablando de salarios, el 7 de febrero del mismo año, Ted Williams de los Medias Rojas firmó por 125,000 dólares la temporada para convertirse en el jugador mejor pagado en la historia del béisbol.

Por Héctor Barrios Fernández
www.beisboldelosbarrios.com

El 18 de enero de 1950, Bob Feller, después de tener una temporada así así, les dijo a los Indios, (antes Arañas en la Liga Nacional y ahora Guardianes en la Liga Americana) que en lugar de 20,000 dólares, él debía de ganar 45,000.

Los Indios aceptaron.

Hablando de salarios, el 7 de febrero del mismo año, Ted Williams de los Medias Rojas firmó por 125,000 dólares la temporada para convertirse en el jugador mejor pagado en la historia del béisbol.

Ya que estamos en 1950, el 18 de abril Yankees y Medias Rojas abrían temporada en el Fenway Park de Boston, en la apertura de la sexta entrada el novato Billy Martin toma el lugar de Dick Wakefield y entra a jugar la segunda base.
Le toca turno al bat en el octavo inning y debuta con hit doble entre izquierdo y central, empujando a home a Yogi Berra quien había conectado sencillo.
La alineación Yankee da vuelta y en ese mismo inning Billy viene a batear de nuevo conectando hit sencillo, ahora empujando a Berra y Billy Johnson.
Con ello Billy Martin se convirtió en el primer jugador en la historia de Ligas Mayores en debutar con dos hits en un inning, además produciendo tres carreras.

Recordará Usted a dos de los mejores lanzadores relevistas en la historia del béisbol, Dan Quisenberry y Mariano Rivera.
Ellos ganaron cinco veces la distinción del relevista del año.
Con un lanzamiento “Submarino,” el derecho de los Royals de Kansas City desconcertaba a los bateadores con un infernal “sinker.”
Entre 1980 y 1985, con frecuencia lanzaba en más de un inning por salida, liderando al joven circuito en salvados en cinco de esos años.
En 1985 finalizó 76 de 84 juegos, salvando 37, obteniendo el triunfo cuando su equipo consiguió su primer triunfo en Serie Mundial.
Por su parte Mariano Rivera salvó 235 juegos en los cinco años que ganó el prestigiado trofeo:
1999, 2001, 2004, 2005 y 2009.
Es además el líder de todos los tiempos en juegos finalizados con 952 y juegos salvados con 652.
Ingresó al Salón de la Fama en el 2019.

En los deportes profesionales, algunas veces ser bueno no es suficiente.
Recuerdo el viejo adagio que dice que algunas veces ganas perdiendo o bien pierdes ganando.
Como los que se sacan la rifa del tigre.
Si no lo cree, pregúntele a Ken Macha quien en el 2006 llevó a los Atléticos de Oakland a ocupar el primer lugar del Oeste de la Liga Americana, enseguida barrieron a los Mellizos de Minnesota en tres juegos.
Pero en la serie de campeonato, los Atléticos de Macha se enfrentaron a los Tigres de Detroit y fueron barridos en cuatro juegos.
Una semana después Macha sin contemplaciones fue despedido del puesto de manejador.
La despedida de Macha me hizo recordar lo sucedido a Dick Howser en 1980 cuando los Yankees ganaron 103 juegos en la temporada, pero los Royals de Kansas City los barrieron en la serie de campeonato.
Ni tardo ni perezoso George Steinbrenner despidió a Howser quien después en 1985 llevaría a los mismos Royals a ganar la Serie Mundial.

Sabido es que producir 100 carreras o más en una temporada no es cosa fácil.
El jardinero derecho de los Rojos de Cincinnati Sam Crawford empujó 104 en 1901 conectando para .330 y capturando el liderato de cuadrangulares con 16, además es el líder de todos los tiempos con 309 triples conectados.
Jugando para los Tigres de Detroit de la Liga Americana en 1910 produjo 120 carreras a home con lo que se convirtió en el primer jugador en la historia en producir 100 o más carreras en ambas ligas.
Con un promedio de bateo de .309 y 2,961 hits conectados en su brillante carrera, fue entronizado al Salón de la Fama en 1957 por el Comité de Veteranos.

Para cuando me enteré de que Bill Buckner existía, ya usaba el número 22 en su espalda y jugaba con mucha garra el jardín izquierdo con los Dodgers, estaba en su tercera o cuarta temporada en Grandes Ligas.
Siendo primera base natural, no podía jugar en esa posición ya que estaba ocupada por otro grande Steve Garvey.
Buckner es famoso por la pelota que se le fue entre la piernas en el juego 6 de la Serie Mundial de 1986 y le dio la victoria a los Mets sobre su equipo Medias Rojas quienes al final perdieron la Serie.
Pero en abono de Buckner debo decirle que también bateó .300 o más en ocho temporadas con una de .299, ganando el título de bateo en 1980.
Por otra parte conectó casi 500 hits dobles (498) y más de 2,700 hits en su brillante carrera.
Además nunca se ponchó tres veces en un juego o más de 40 veces en una temporada, en su carrera solamente lo poncharon 453 veces en 9,397 veces al bat, lo que significa menos de una vez por cada 20 veces..
Buckner jugó en 22 temporadas en cuatro décadas diferentes entre 1969 y 1990.
Es injusto definir la carrera de un jugador solamente por una jugada.
Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión