Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Añoranzas (6)

El de Cd. Victoria Ismael Valdez, lanzó el mejor juego de su carrera, cuando dejó en un hit a los Piratas, siendo de Kevin Young en el octavo.

Por Héctor Barrios Fernández 

www.beisboldelosbarrios.com

En el Dodger Stadium, sábado 27 de junio de 1998 se trenzaron en duelo el veracruzano Francisco Córdova por los Piratas de Pittsburgh y el tamaulipeco Ismael Valdez por los Dodgers de Los Angeles.

El de Cd. Victoria Ismael Valdez, lanzó el mejor juego de su carrera, cuando dejó en un hit a los Piratas, siendo de Kevin Young en el octavo.

Ganó el juego 2 a 0 y a Córdova lo relevó el sonorense Elmer Dessens.

Sin duda noche mexicana en Dodger Stadium.

La temporada de 1981 marcó el inicio de la “Fernandomanía.”

Campaña de ensueño para Fernando Valenzuela y para los aficionados y muchos NO aficionados al béisbol.

Por cuestiones ajenas a Fernando, este año se vio manchado por la huelga de peloteros que inició el 12 de junio.

Esa noche Pete Rose trataría de romper la marca de hits de la Liga Nacional, había empatado al legendario Stan Musial con 3,630.

Era la segunda huelga en Grandes Ligas y la de mayor duración.

En 1972 se perdieron 10 días al inicio de la temporada por el mismo motivo.

El jardinero de los Cardenales de San Luis Curt Flood fue uno de los jugadores que se animó a reclamar el derecho de no ser propiedad de un equipo.

En 1969 fue cambiado a los Filis de Filadelfia, negándose a irse a esa ciudad. Había jugado 12 temporadas con los Cardenales.

Demandó ante los tribunales y después de 3 años de juicio la sentencia no le favoreció.

Cuatro años después su idea fue aprobada por un juez pero no a su favor sino de Dave McNally y Andy Messersmith.

Flood fue echado del béisbol, se fue a radicar a España donde se dedicó a la pintura de cuadros y fue propietario de un bar.

Años más tarde volvió al béisbol por corto tiempo como comentarista de los Atléticos de Oakland.

Los agentes libres de hoy, le deben mucho al valiente Curt Flood pero se le mantiene prácticamente en el olvido.

Desde los años de John Montgomery Ward en 1890 no había nadie que se enfrentara a los jerarcas del béisbol como lo hizo Flood quien falleció el 20 de enero de 1997, a los 59 años.

Supersticiosos.


Earl Weaver escribía el lineup con la misma pluma y lo enviaba a los umpires con el mismo coach mientras los Orioles tenían una racha ganadora.

Ken Singleton recogía tres piedritas y las aventaba al ir a batear.

José Morales y Dennis Martínez hacían el signo de la cruz al ir a batear y a lanzar.

Steve Stone empezaba a calentar exactamente a las 7:14 p.m.

Una gitana le dijo a John McGraw que si mantenía a cierto pelotero de lo más incompetente en el equipo serían campeones, por si las moscas así lo hizo y fueron campeones los siguientes tres años.

Robin Roberts se jalaba la parte baja de los pantalones antes de cada lanzamiento.

Rogers Hornsby no iba al cine para no dañar su vista,  Babe Ruth salía por la misma puerta del hotel hasta que los Yankees perdían.

Los Cardenales de San Luis introdujeron el concepto de números en los uniformes, aunque muy poco parecido a como se usan en la actualidad.

Los Cardenales fijaron los números en las mangas de las camisas de los jugadores, la parte de atrás permaneció en blanco.

El sistema de números era simple, los jugadores escribían el número según la posición que ocuparan en el orden de bateo.

La revista BÉISBOL del 22 de enero de 1953, parte de mi raquítica biblioteca beisbolera, Humberto Galaz nos ofreció un interesante artículo de gran nogalense Ernesto «Natas» García.

Ese año el cubano Virgilio Arteaga manejador de los Queliteros (hoy Naranjeros) de Hermosillo lo designó su tercera base titular, sin ser su verdadera posición.

Aún así Ernesto respondió con gran categoría.

Nació en Nogales, Son. en 1933, se inició en el béisbol en 1950 en segunda fuerza con el Club Academia, en poco tiempo dio el salto a primera fuerza con el «Colonia,» ese mismo año pasó a Nogales Internacionales en la Liga de Sonora bateando para .325, además practicó con bastante éxito el básquetbol.

Después de pasar por Mexicali en la Liga Sunset, en 1951-52 ya estaba con Guaymas en la Liga de la Costa.

Recuerdo haberlo visto dirigiendo a los Internacionales sucursal del Águila de Veracruz en la Liga Norte de México en 1968, siempre estaba sobre los Umpires.

Gran carrera de Ernesto «Natas» García.

Uno de los más impresionantes trabajos como manejador fue el realizado por Chuck Tanner en su único año con los Atléticos de Oakland en 1976.

A pesar de todas las distracciones y deserciones, Tanner mantuvo a los Atléticos en la pelea.

Fue tan impresionante su actuación que los Piratas de Pittsburgh enviaron a su receptor estrella Manny Sanguillén y 100,000 dólares a Oakland para adquirir el derecho de contratar a Tanner como reemplazo de Danny Murtaugh.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión