Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: añoranzas 10

Lo de Abner Doubleday es una teoría que alentó Albert Spalding, quien fuera beisbolista de Grandes Ligas y fundador de la compañía que fabrica y vende artículos deportivos.

Por Héctor Barrios Fernández 

www.beisboldelosbarrios.com

Sin lugar a duda que el béisbol moderno tuvo su origen en Estados Unidos de Norteamérica.

Hay varias teorías sobre su inventor, que si fue Abner Doubleday o Alexander Cartwright.

A Cartwright, el Congreso de Estados Unidos lo acreditó el 3 de junio de 1953, como el inventor del béisbol moderno.

Lo de Abner Doubleday es una teoría que alentó Albert Spalding, quien fuera beisbolista de Grandes Ligas y fundador de la compañía que fabrica y vende artículos deportivos.

Después de algunas investigaciones esa teoría ha sido echada por tierra.

Otra teoría muy comentada es que el béisbol es una derivación del Cricket.

En 1839 Abner Doubleday no era General ni estaba en Cooperstown, sino que era alumno de la Academia Militar en West Point, además mientras vivió nunca reclamó el haber inventado nada, menos al béisbol.

Por otra parte gracias al nacido en Inglaterra Henry Chadwick podemos recrear juegos que se efectuaron muchos años atrás, ya que Chadwick fue el inventor del «box score,» dejando constancia de lo sucedido en 1853 en el juego entre Gotham y los Knickerbockers al anotar lo sucedido en ese partido.

Por cierto el club de beisbol fundado por Alexander Cartwright, los Knickerbockers en N.Y., llamado así por la Knickerbocker Fire Company, donde Alexander prestaba sus servicios como bombero, pactó su primer encuentro, (bajo las primeras veinte reglas de este deporte dictadas por él mismo), contra los New York Nines, formado por jugadores de Cricket, ganando éstos a los de Cartwright por 23 a 1 en 4 innings el 19 de junio de 1846.

Muchas veces los aficionados mantenemos nuestra lealtad y admiración por un jugador cuando éste cambia de equipo.

Los fanáticos expresaron su devoción a Eddie Collins que jugó para los Medias Blancas por 12 temporadas.

Antes de un juego entre Chicago y Filadelfia en donde también militó Collins, los aficionados en el Comisky Park, le obsequiaron un carro del año como una muestra de agradecimiento.

Los aficionados al béisbol, especialmente de los Yankees recibieron un duro golpe emocional por la muerte de Urban Shocker.

Quizá un jugador que no es muy famoso pero en 1927 tuvo récord de 18-6 en ganados y perdidos como lanzador.
Apareció en un juego en 1928 y entonces dejó al equipo partiendo a su casa en Denver.

Tenía un padecimiento cardiaco y por cerca de dos años tuvo dificultad para dormir.

Contrajo neumonía y murió a los 38 años.

Nunca tuvo un récord perdedor en su carrera de 13 temporadas terminando con 187-117 en triunfos y derrotas.

Temporada 1976-77, el legendario Miguel «Pilo» Gaspar manejaba a los Venados de Mazatlán con bastante éxito y con muy pocos juegos para concluir  la temporada, se le ocurre golpear a un umpire y queda suspendido por el resto de la misma.

Lo sustituye Alfredo Ortiz que logra el título y el derecho de representar a México en la Serie del Caribe en Venezuela en donde quedaron con récord de 2 ganados y 4 perdidos.

Pedro Oliva López, en el mundo del béisbol conocido como Tony Oliva. Nació en Pinar del Río, Cuba en 1940.

Al ser firmado en 1960 junto con otros 21 prospectos fue enviado a México donde tuvieron que esperar 11 meses para que les otorgaran visa para ingresar a Estados Unidos.

Una vez en ese país los Mellizos lo enviaron a equipos de ligas menores en donde siempre tuvo excelente desempeño.

En 1962 lo ascienden al equipo grande para solamente 9 juegos y 7 al año siguiente.

En 1964, aún con categoría de novato en temporada completa, gana el título de bateo, lo mismo ocurre en 1965 para ser el primer novato en la historia en lograr tal cosa.

En 1971 de nuevo resulta campeón bateador.

En 1969-70 fue parte importante de los Cañeros de Los Mochis.

Volvería en 1980-81 como manejador de los Algodoneros de Guasave.

Josh Gibson fue una de las máximas contrataciones de Jorge Pasquel para la Liga Mexicana.

Gibson destrozó el pitcheo en 1940 jugando para los Azules de Veracruz, equipo de Pasquel que finalmente se instalaron en el Parque Delta de la ciudad de México.

Josh fue conocido como el Babe Ruth negro.

Cuando tuvo oportunidad de enfrentarse a lanzadores de Ligas Mayores les conectó para .426 en 60 turnos.

Su placa en el Salón de la Fama en Cooperstown dice: “Conectó casi 800 cuadrangulares.”

El de San Miguel Zapotitlán, pocos kilómetros al norte de Los Mochis, Antonio Pollorena Osuna, fue firmado para el profesionalismo por la organización de los Charros de Jalisco, debutando con ellos en 1965.

Aunque en los primeros tres años vio poca acción, hasta 1971 que estuvo con los tapatíos rindió buenas cuentas.

Fue con Torreón donde de soltó el pelo, en cinco campañas acumuló 100 victorias y cuatro seguidas con 20 o más juegos ganados.

Terminó su carrera de 22 temporadas con 233 juegos ganados, 474 iniciados, 222 fueron completos con 52 blanqueadas.

Realmente impresionante, Antonio pertenece desde 1991 al Salón de la Fama del Béisbol Mexicano.

Vaya carrera por el título de bateo que escenificaron en 1931, Chick Hafey de los Cardenales de San Luis, Bill Terry de los Gigantes de New York y Jim Bottomley también de los Pajaros Rojos.

El último día de la temporada Hafey conectó un hit en ocho veces al bat en un doble juego, Terry se fue de 4-1. Hafey finalizó con .3488, Terry .3486 y Bottomley con .3481.

El 5 de febrero de 1931 Hack Wilson firmó contrato con los Cachorros de Chicago por la estratosférica cantidad de 35,000 dólares.

Un año antes había impuesto récord de cuadrangulares y carreras impulsadas para la Liga Nacional con 56 y 191 respectivamente.

El de carreras impulsadas persiste hasta hoy.

En 1932 fue enviado a los Dodgers donde tuvo 23 y 123.

No volvió a tener temporada similar, se retiró en 1934 con Filadelfia.

El 10 de junio de 1932 los Atléticos entonces de Filadelfia derrotaron a domicilio 18 a 17 a los Indios de Cleveland.
Johnny Burnett de los Indios bateó de 11-9.

El tacaño de Connie Mac, dueño y manejador de los Elefantes Blancos, con tal de ahorrarse boletos del tren, que en ese tiempo era el medio de transporte para los equipos, solamente llevó dos lanzadores a la gira.

El abridor explotó en la misma primera entrada dejando que Eddie Romel lanzara los 17 innings restantes.

Romel admitió la friolera de 33 hits para imponer récord, pero consiguió el triunfo.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión