Connect with us

Beisbol

El sabor del béisbol en Cuba pese a la pandemia

La crisis sanitaria rompió moldes establecidos y la relación causa-efecto dejó una temporada de detalles atípicos

Por Jhonah Díaz González (*)

La Habana (Prensa Latina) Cuba asumió el reto de organizar la 60 Serie de Béisbol, de ahí la dicha de aplaudir a los organizadores y al campeón Granma tras siete meses de ajustes sobre la marcha por la Covid-19.

La crisis sanitaria rompió moldes establecidos y la relación causa-efecto dejó una temporada de detalles atípicos: ausencia de seguidores en los estadios, cambios en el calendario hasta convertirlo en el más dilatado de la historia y pausas por positivos al coronavirus SARS-CoV-2.

Empero, el complejo panorama nunca amilanó a los responsables, según relató en su momento Ernesto Reinoso, quien fungía como comisionado nacional de la disciplina y paradójicamente falleció el 27 de abril último a causa de la letal enfermedad, apenas unos días después de concluida la lid.

«Desde el inicio pusimos un gran empeño y aunque existieron situaciones, el pueblo cubano contó con la satisfacción de tener su principal torneo», expresó Reinoso en entrevista exclusiva concedida a Prensa Latina.

Vale recordar que el 17 de marzo de 2020 Cuba frenó todas sus actividades deportivas, y solo una práctica sobrevivió a la decisión: el béisbol. Y la voz de «play ball» pudo escucharse finalmente el 12 de septiembre, después de ser postergado el evento debido a brotes de la enfermedad en el país.

Tras caer el último out de la campaña en la final organizada en el parque José Antonio Huelga, de la ciudad de Sancti Spíritus, el directivo reconoció el esfuerzo de jugadores, entrenadores, organismos y demás involucrados, al advertir que «sin ellos nunca hubiese sido posible concluir la competencia».

Formato «burbuja» para los playoffs, eliminación de los refuerzos y estrictos protocolos sanitarios fueron aspectos que matizaron el reglamento «sui generis» de la campaña 2020-2021, que dejó un total de 71 personas contagiadas -entre atletas, entrenadores y miembros de «staff»- de ocho planteles.

Tuvimos un protocolo de seguridad desde el día uno y ello fue vital durante esta larga travesía, afirmó Francisco Montesinos, jefe de servicios médicos de la Comisión Nacional, quien enalteció la labor realizada en un evento de 16 nóminas y más de mil 700 involucrados.

En cuanto al panorama competitivo, los Alazanes de Granma lograron su tercer título doméstico, tras superar 4-2 a los Cocodrilos de Matanzas en una final que tuvo en el prospecto Guillermo García a su Jugador Más Valioso y al mentor Carlos Martí a un hombre que a sus 72 años lloró de emoción.

García decidió el sexto y último choque ante los matanceros en el mismísimo noveno episodio. Este es el momento más importante de mi carrera y ahora sueño con integrar las filas del principal equipo de Cuba, manifestó el ahora contratado por el club japonés Dragones de Chunichi.

El tercer puesto terminó en poder de Leñadores de Las Tunas; Indios de Guantánamo ancló en el frío sótano, y la postemporada tuvo el privilegio de observar a tres históricos: Leones de Industriales, Vegueros de Pinar del Río y Avispas de Santiago de Cuba.

Reinoso indicó que se cumplieron los objetivos trazados: Logramos jugar más, ahora con 75 partidos en la fase regular, refirió sobre un tema fundamental en las aspiraciones de la nación caribeña de elevar la calidad del torneo y de sus protagonistas, luego de discretos resultados en citas extranjeras.

A modo de resumen, aseveró que lo principal fue organizar la lid para el deleite del pueblo en un instante difícil para el mundo: «Notamos el entusiasmo y las redes sociales brindaron muestras del fervor durante los seis meses y 22 días de la Serie Nacional», opinó quien en vida se ganó el respeto de los seguidores de la disciplina.

OTRO JONRON EN 2022

Cuando la variante Ãmicron vuelve a ensombrecer el panorama sanitario en la isla, la 61 Serie Nacional de Béisbol ya tiene fecha de comienzo para el próximo 23 de enero, con el duelo entre los últimos finalistas Granma y Matanzas, en la casa del monarca vigente, el Mártires de Barbados.

Hasta el momento, el certamen retornará con público en las gradas, una noticia festejada en extremo pues los aficionados llevan más de dos años sin hacer acto de presencia en las instalaciones.

Desde el punto de vista competitivo, el nuevo comisionado Juan Reinaldo Pérez no adelantó ninguna nueva variante, por lo que serán 16 equipos aspirantes a la corona e involucrados en una primera ronda de 75 partidos.

Eso sí, ninguno de los ocho clasificados podrá disponer de refuerzos -una estrategia común antes de la llegada de los cambios obligados por la Covid-19-, razón por la cual la postemporada igual acontecerá con el talento propio de cada selección.

Sin embargo, antes del primer lanzamiento acontecerá el 21 de enero la Gala de Premiaciones de la justa anterior, como homenaje, además, al 60 aniversario (fecha de inicio 14 de enero de 1962) del torneo preferido de los cubanos.

Todo ello en un año con escasos programas internacionales, aunque -vale aclararlo- servirá de antesala para un 2023 que se avizora harto exigente, con el V Clásico Mundial, los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Salvador, los Panamericanos de Santiago de Chile y el III Premier 12.
arb/jdg

(*) Editor jefe de la redacción Deportes de Prensa Latina.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Los refuerzos y el beisbol cubano - Momento Deportivo RD

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol