Connect with us

Automovilismo

El halo salvó la vida de Hamilton; Verstappen le pasó por encima

El «halo», es un dispositivo hecho de titanio -un metal extremadamente resistente- en forma de T curveada que se instala en la parte frontal de la cabina del piloto.

ITALIA.- En la F1 te juega la vida en cada carrera. Y Lewis Hamilton, vigente campeón de la Fórmula 1, lo vivió de cerca este domingo en el Gran Premio de Italia. Un accidente con Max Verstappen, su máximo rival este año, pudo costarle la vida de no ser por el halo.

En la vuelta 26, Hamilton salió de pits y coincidió con Verstappen, quien iba a mayor velocidad porque no venía de una parada. No obstante, el campeón del mundo contaba con una ligera ventaja sobre el neerlandés, que trató de cuidar en una curva.

Max se quedó sin espacio y terminó chocando al británico. De forma increíble, su monoplaza se levantó y le pasó por encima a Hamilton, que afortunadamente salió ileso de un accidente que los sacó de carrera a ambos.

El halo le salvó la vida. Ver para creer.

¿Pero qué es el halo? El halo es un sistema de seguridad que fue implementado para proteger al piloto de impactos externos de todo tipo. Tres barras de titanio están perfectamente ubicadas para evitar males mayores en accidentes aparatosos.

El halo fue obligatorio a partir de 2018. Antes de ello, la cabeza de los pilotos estaba mucho más desprotegida, y probablemente un accidente así le hubiese costado la vida a Lewis Hamilton.

La rueda derecha trasera de Verstappen pasó justo por encima de Hamilton. Y el salvador halo salvó al británico de un final trágico.

El incidente está bajo investigación. Ambos podrían ser sancionados. Y ambos se están jugando la vida por el título de la Fórmula 1.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Automovilismo