Connect with us

Atletismo

El atleta de moda en el mundo: Mohamed Katir, tres récords en 33 días

Menos de una semana después batir la plusmarca de Fermín Cacho de 1.500m, el atleta de Mula rebaja en casi dos segundos la de 3.000m en poder de Isaac Viciosa desde hace 23 años

Katir, ganando los 3.000 de Gateshead.TIM GOODE / AP

CARLOS ARRIBAS

Antes del 10 de junio pasado, de Mohamed Katir solo se hablaba en España. Un atleta de 23 años al que todos los especialistas auguraban un brillante porvenir. Solo 33 días después, desde el 13 de julio, de Katir se habla en todo el mundo.

33 días, tres fechas, tres reuniones de Diamond League, tres récords nacionales y un nombre: 10 de junio, 9 de julio, 13 de julio. Florencia, Oslo, Londres. 5.000m, 1.500m, 3.000m. Mohamed Katir.

Después de dejar la plusmarca nacional de 5.000m en 12m 50,79s (27ª mejor marca mundial de la historia y la de 1.500m en 3m 28,76s (décima), el atleta de Mula ganó el martes 13 los 3.000m en el estadio de Gateshead (Londres), dejando el récord nacional de 3.000m en 7m 27,64s, 1,70s menos que la marca establecida por Isaac Viciosa hace 23 años en Oslo. En la misma carrera, el obstaculista Fernando Carro logró, con 7m 41,20s, su mejor marca personal en 3.000m lisos (equivalente a menos de 8m 10s en 3.000m obstáculos), una buena señal de cara a la prueba olímpica, en la que aspira a un puesto de finalista.

Después de su segunda victoria en Gateshead (ya ganó allí en mayo la prueba de 5.000m) Katir es el atleta de moda en el mundo. Uno de los principales favoritos para conseguir una medalla en los 5.000m de Juegos de Tokio. “Para nada”, dice Katir por teléfono desde Londres. “Hay muchísimos atletas con grandes marcas y muchísima experiencia. Para nada será fácil la medalla”.

Corriendo con camiseta de manga corta, y no con tirantes –”tenía frío”, explica, “por eso usé el mono”—y con un calcetín blanco y otro negro –”es una manía que me da suerte”, dice–, más que corriendo deslizándose, con un magnífico tobillo, aprovechando su ligereza y sus largas piernas para desplazarse sin esfuerzo aparente –”pero sí que cuesta, sí que cuesta mucho esfuerzo”, precisa–, para batir el ´record Katir corrió la última vuelta en 55s para un último 1.000m de 2m 24s. Un portento.

Los 7m 27,64s son la marca lógica después de las conseguidas en 5.000m y 1.500m. “Ya sé que dije que no pensaba que batiría el récord, dice Katir, nacido en Larache (Marruecos), hijo de inmigrantes que llegaron a España cuando él tenía cinco años, con nacionalidad española desde el 31 de diciembre de 2019, practicante de atletismo desde los ocho años. “Pero no quería vender la piel del oso antes de cazarlo, no quería quedar como un fantasma”. Y, sin embargo, viendo la carrera, viendo cómo en el último 1.000, el australiano Stewart McSweyn más parece frenarle que lanzarlo, da la impresión de que Katir podría hasta haber batido el récord de Europa, los 7m 26,62s del belga Mohamed Murhit. “Pero no siquiera sabía en cuánto estaba”, se justifica Katir.

Via: elpais.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Atletismo