Connect with us

Fútbol

El amaño de partidos de fútbol por apuestas llega a Primera

La policía sitúa al exmadridista Raúl Bravo al frente de una red en la que participaban jugadores en activo de las dos máximas categorías. Investigado el Valladolid-Valencia (0-2) de esta última temporada.

1559029069_028818_1559113536_noticia_fotograma

El exjugador del Valladolid Borja Fernández, tras ser detenido. RADIO ESTADIO

MADRID.- La Policía Nacional propinó este martes un nuevo golpe al amaño de partidos en el fútbol español con la detención de 10 presuntos integrantes de una trama que compró la voluntad de jugadores de equipos de Primera, Segunda y Tercera división para condicionar los resultados de los encuentros sobre los que apostaban y así obtener importantes beneficios. Entre los arrestados se encuentra el exjugador del Real Madrid, e internacional con España Raúl Bravocomo uno de los supuestos cabecillas de la organización, y el presidente de la SD Huesca, Agustín Lasaosa. En total hay 21 implicados y la propia entidad deportiva oscense se encuentra imputada como persona jurídica.

La Operación Oikos (casa en griego, en referencia al paso de Bravo por un equipo de la liga de este país europeo) se inició en junio de 2018 tras la denuncia presentada por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ante la Fiscalía Provincial de Huesca. Entonces las sospechas se centraban en el partido que el Huesca y el Nàstic jugaron la temporada pasada en Segunda División, y que acabó con victoria del equipo de Tarragona por 0-1. Durante aquel encuentro, se suspendió la cotización en 30 de las 59 casas de apuestas más importantes del mundo después que dos de ellas, 888 y Unibet, alertaran de la entrada de grandes cantidades de dinero apostando por el 0-0 al descanso y la victoria visitante al final, como ocurrió. El Nàstic, que luchaba por evitar el descenso a Segunda B, se encontraba a 29 puntos del Huesca, que había ascendido a Primera la jornada anterior.

Otro de los partidos ahora investigado es el Valladolid-Valencia (0-2) de la última jornada de la temporada que acaba de concluir. Entre los arrestados figura Borja Fernández, futbolista del conjunto blanquivioleta que se retiró tras este partido. Fuentes policiales apuntan que Fernández recibió dinero de la organización a cambio de que convenciera a algunos de sus compañeros para que propiciaran el resultado y otros lances del juego (penaltis, saques de esquina y otras incidencias) por el que había apostado la trama. En este encuentro, el equipo de Marcelino logró la clasificación para la Champions mientras el Valladolid, que había logrado la salvación el fin de semana anterior, no se jugaba nada. Los goles se produjeron tras sendos fallos garrafales de la defensa vallisoletana. Las fuentes consultadas resaltan que los jugadores del Valencia y el club fueron totalmente ajenos al fraude.

La Operación Oikos (casa en griego, en referencia al paso de Bravo por un equipo de la liga de este país europeo) se inició en junio de 2018 tras la denuncia presentada por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ante la Fiscalía Provincial de Huesca. Entonces las sospechas se centraban en el partido que el Huesca y el Nàstic jugaron la temporada pasada en Segunda División, y que acabó con victoria del equipo de Tarragona por 0-1. Durante aquel encuentro, se suspendió la cotización en 30 de las 59 casas de apuestas más importantes del mundo después que dos de ellas, 888 y Unibet, alertaran de la entrada de grandes cantidades de dinero apostando por el 0-0 al descanso y la victoria visitante al final, como ocurrió. El Nàstic, que luchaba por evitar el descenso a Segunda B, se encontraba a 29 puntos del Huesca, que había ascendido a Primera la jornada anterior.

Otro de los partidos ahora investigado es el Valladolid-Valencia (0-2) de la última jornada de la temporada que acaba de concluir. Entre los arrestados figura Borja Fernández, futbolista del conjunto blanquivioleta que se retiró tras este partido. Fuentes policiales apuntan que Fernández recibió dinero de la organización a cambio de que convenciera a algunos de sus compañeros para que propiciaran el resultado y otros lances del juego (penaltis, saques de esquina y otras incidencias) por el que había apostado la trama. En este encuentro, el equipo de Marcelino logró la clasificación para la Champions mientras el Valladolid, que había logrado la salvación el fin de semana anterior, no se jugaba nada. Los goles se produjeron tras sendos fallos garrafales de la defensa vallisoletana. Las fuentes consultadas resaltan que los jugadores del Valencia y el club fueron totalmente ajenos al fraude.

La Operación Oikos (casa en griego, en referencia al paso de Bravo por un equipo de la liga de este país europeo) se inició en junio de 2018 tras la denuncia presentada por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ante la Fiscalía Provincial de Huesca. Entonces las sospechas se centraban en el partido que el Huesca y el Nàstic jugaron la temporada pasada en Segunda División, y que acabó con victoria del equipo de Tarragona por 0-1. Durante aquel encuentro, se suspendió la cotización en 30 de las 59 casas de apuestas más importantes del mundo después que dos de ellas, 888 y Unibet, alertaran de la entrada de grandes cantidades de dinero apostando por el 0-0 al descanso y la victoria visitante al final, como ocurrió. El Nàstic, que luchaba por evitar el descenso a Segunda B, se encontraba a 29 puntos del Huesca, que había ascendido a Primera la jornada anterior.

Otro de los partidos ahora investigado es el Valladolid-Valencia (0-2) de la última jornada de la temporada que acaba de concluir. Entre los arrestados figura Borja Fernández, futbolista del conjunto blanquivioleta que se retiró tras este partido. Fuentes policiales apuntan que Fernández recibió dinero de la organización a cambio de que convenciera a algunos de sus compañeros para que propiciaran el resultado y otros lances del juego (penaltis, saques de esquina y otras incidencias) por el que había apostado la trama. En este encuentro, el equipo de Marcelino logró la clasificación para la Champions mientras el Valladolid, que había logrado la salvación el fin de semana anterior, no se jugaba nada. Los goles se produjeron tras sendos fallos garrafales de la defensa vallisoletana. Las fuentes consultadas resaltan que los jugadores del Valencia y el club fueron totalmente ajenos al fraude.

Vía: El País

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Fútbol