Connect with us

Beisbol

Cuba recuerda primer partido oficial de béisbol

El 27 de diciembre de 1874, un equipo de La Habana y otro de Matanzas, sostuvieron el primer juego de pelota de carácter oficial efectuado en la Isla, y ese suceso marca un hito en la historia deportiva de la nación antillana.

joa-cuba-beisbolFoto: Granma

LA HABANA, Cuba.- (Prensa Latina) En medio de las controversias por la 59 Serie Nacional de Béisbol de Cuba, los aficionados y especialistas recuerdan hoy el aniversario 145 de la celebración del primer partido oficial de ese deporte en el país.

El 27 de diciembre de 1874, un equipo de La Habana y otro de Matanzas, sostuvieron el primer juego de pelota de carácter oficial efectuado en la Isla, y ese suceso marca un hito en la historia deportiva de la nación antillana.

Un estadio todavía en activo el Palmar de Junco, ubicado en la ciudad de Matanzas, unos 104 kilómetros al este de esta capital, acogió ese duelo reseñado por el diario local Aurora del Yumurí y el periódico habanero El Artista.

Según precisó al rotativo Granma el historiador Reynaldo González, ese encuentro se realizó bajo las reglas vigentes, tuvo un box score, asistencia arbitral y los jugadores estuvieron uniformados.

Muchos de esos pioneros del béisbol en Cuba se sumaron a la guerra por la independencia de la Isla más tarde para ratificar que esa disciplina pertenece a la cultura, historia e identidad de la nación.

Para Alfredo Santana, un estudioso del Palmar de Junco, el mayor mérito de la instalación deportiva es haber sobrevivido en el tiempo y mantenerse todavía en pie.

‘Es el estadio de béisbol en activo más antiguo del mundo, en el cual se practicó este deporte en el período colonial, republicano y revolucionario, tanto amateur como profesional, y sobre su grama tuvo lugar la primera exhibición en Cuba de la lucha canaria’, dijo a Granma.

En él se desarrollaron ferias comerciales y hasta Alicia Alonso y el Ballet Nacional de Cuba lo utilizaron como escenario, añadió.

Ante las primeras tentativas de parcelar los terrenos del recinto beisbolero, hacia finales de la década de los años 30 del pasado siglo, el estelar pelotero Martín Dihigo y el periodista Adolfo Font enfrentaron la situación y evitaron que se cumpliera tal propósito.

Algún tiempo después, el padre del exjugador Gaspar ‘Curro’ Pérez, auxiliado por otros integrantes del Club Deportivo Matanzas, impidió el paso de un equipo pesado con el cual pretendían fragmentar el parque para erigir un barrio residencial.

Luego y con el apoyo del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, y, tras intensas labores de restauración, el Palmar de Junco fue reinaugurado el 6 de febrero de 1960 con un compromiso entre los conjuntos del Almendares y el Cienfuegos, de la desaparecida Liga Cubana de Béisbol Profesional.

Investigadores, historiadores y especialistas en diversas áreas evalúan la posibilidad de proponerlo para que pueda integrar la lista indicativa del patrimonio mundial de Cuba y aspirar a ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

Elena González, directora de la instalación donde cobra vida un proyecto de desarrollo local desde 2016, expresó su entusiasmo con la posibilidad de que algún día se haga firme la excelsa categoría para esa verdadera joya deportiva y cultural de la nación.

Enclavado en el barrio matancero de Pueblo Nuevo, destaca como el lugar ideal para establecer el Salón de la Fama del deporte de las bolas y los strikes en la Isla, un proyecto aún por consumar.

rgh/am

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol