Connect with us

Tenis

Croata Borna Coric gana en Cincinnati el Masters 1000 

Coric, quien dará el salto hasta el puesto 29 del escalafón, superó a Tsitsipas (7) por 7-6 (7/0) y 6-2 en la final de un evento que sirve también de antesala para el Abierto de Estados Unidos, que arranca el 29 de agosto.

orna Coric celebra su victoria ante Stefanos Tsitsipas en la final del Masters 1000d e Cincinati. Fuente Externa.

Cincinnati (Estados Unidos) (AFP).- El croata Borna Coric derrotó el domingo al griego Stefanos Tsitsipas en la final del Masters 1000 de Cincinnati y se convirtió en el campeón con menor ranking mundial (152) de un torneo de esta categoría.

Coric, quien dará el salto hasta el puesto 29 del escalafón, superó a Tsitsipas (7) por 7-6 (7/0) y 6-2 en la final de un evento que sirve también de antesala para el Abierto de Estados Unidos, que arranca el 29 de agosto.

El croata, de 25 años y recuperado de la lesión de hombro que frenó su prometedora carrera, ha resurgido deportivamente esta semana en Cincinnati (Ohio), donde eliminó en segunda ronda a Rafael Nadal camino a su mayor triunfo en el circuito.

«Para ser honesto, no estaba preparado para este discurso hace cinco días. Pensaba que iba a perder en la primera ronda», reconoció Coric al recibir el trofeo. «Gracias a mi familia y mi equipo, ha sido un camino duro para nosotros».

Ningún tenista había alzado un título de Masters 1000, una categoría creada en 1990 y solo un escalón debajo de los Grand Slam, arrancando desde un menor puesto en el ranking que Coric.

El jugador que ostentaba este logro hasta ahora era el español Roberto Carretero, que se impuso en 1996 en Hamburgo desde el lugar 143.

«Estaba entrenando duro, y sabía que podía jugar un buen tenis, pero hacerlo a este nivel… no era consciente», reconoció después Coric ante la prensa.

Con un tenis en estado de gracia, Coric celebró su tercer título de la ATP y primero desde 2018, cuando era considerado una de las nuevas joyas del circuito.

La trayectoria ascendente de Coric, que llegó a ser duodécimo de la ATP y subcampeón del Masters 1000 de Shanghai en 2018, se vio frenada por una lesión de hombro de la que acabó operándose en mayo de 2021 y que le dejó en blanco todo un año.

La última víctima de la semana de ensueño de Coric fue Stefanos Tsitsipas, que llegaba como gran favorito a la final impulsado por su triunfo del sábado ante el ruso Daniil Medvedev, número uno mundial.

«Me has pateado el trasero las últimas veces», le dijo Tsitsipas en la entrega de trofeos a Coric, quien le batió en un duelo de cinco sets en el Abierto de Estados Unidos de 2020. «Ha sido un regreso increíble tras una lesión. Estás demostrando que estás a nuestra altura».

Tsitsipas, ganador de dos Masters 1000 en la arcilla de Montecarlo, sigue sin poder triunfar en un evento de esta jerarquía en pista dura como la de Cincinnati.

«Todavía espero volver aquí y ganar algún día», aseguró. «Simplemente me he topado siempre con robots en las finales».

– «Sin nada que perder» –

Tsitsipas arrancó el duelo dispuesto a imponer su mayor experiencia en los grandes escenarios, con un total de seis finales de Masters 1000 y una de Grand Slam, perdida en 2021 en Roland Garros ante Novak Djokovic, el gran ausente en Cincinnati.

Sobrepasado e impreciso, Coric volvió a entrar al juego en frío, como en su semifinal ante el británico Cameron Norrie, y pronto se vio 1-4 abajo ante Tsitsipas.

Pero el croata fue poco a poco deshaciéndose de los nervios y mandó el primer aviso rompiendo el servicio del griego para acercarse 3-4 mientras Tsitsipas dejaba escapar tres pelotas de ‘break’ en el siguiente juego.

«Me di cuenta de que tenía que ser más agresivo», explicó Coric. Tsitsipas «es un jugador increíble. Me dije: ‘No tengo nada que perder. Si sigo así, voy a perder igualmente, seguro».

El primer set desembocó en un ‘tiebreak’ en el que Tsitsipas se vino abajo, comenzando por una doble falta inicial, sin anotarse ni un solo punto.

El griego sintió el golpe y, tras desaprovechar tres pelotas de quiebre en el arranque del segundo set, cometió otra inoportuna doble falta que entregaba un quiebre y una ventaja de 4-2 a Coric.

Coric, que solo ha cedido un set esta semana ante Nadal, aprovechó las facilidades para finiquitar también la final por la vía rápida y avisar al mundo del tenis que está de regreso.

Via: metrolibre.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Tenis