Connect with us

Beisbol

Comparaciones Urías-El Toro: ¿Serán válidas?

Ambos son zurdos. Ambos se criaron de pequeños locales pegados a ciudades más grandes en México –Valenzuela en Etchohuaquila, Navojoa, Sonora y Urías en La Higuerita, Culiacán, Sinaloa. Y ambos fueron firmados para los Dodgers por el afamado scout cubano, Mike Brito.

Julio César Urías y en recuadro Fernando Valenzuela/ Fuente Externa.

David Venn/LasMayores.com

Cuando Julio César Urías venía subiendo por el sistema de los Dodgers a mediados de la década pasada, era natural que se hicieran comparaciones entre él y la leyenda del equipo de Los Ángeles, Fernando Valenzuela.

Ambos son zurdos. Ambos se criaron de pequeños locales pegados a ciudades más grandes en México –Valenzuela en Etchohuaquila, Navojoa, Sonora y Urías en La Higuerita, Culiacán, Sinaloa. Y ambos fueron firmados para los Dodgers por el afamado scout cubano, Mike Brito.

Y por supuesto, los dos demostraron un talento especial en la lomita.

En sus tiempos en liga menor, a Urías se le puso el tema de la comparación con Valenzuela un sinnúmero de veces, como por ejemplo en enero del 2016, cuando participó en el programa de orientación de novatos organizado por MLB y la Asociación de Jugadores.

“Siempre que me entrevistan me preguntan eso», comentó Urías en ese momento. «Yo trato de hacer mi trabajo, lo que yo puedo hacer. No trato de hacer de más”.

De hecho, las trayectorias con los Dodgers de ambos lanzadores — que han tenido un escaso contacto últimamente debido a la pandemia, según cuenta Valenzuela — han sido bien diferentes. En este 40 aniversario de la “Fernandomanía”, hemos revivido la forma en que Valenzuela maravilló al mundo del béisbol con su histórico inicio de carrera en 1981, año de su temporada del Premio Cy Young, Novato del Año y campeón de la Serie Mundial.

Urías, en cambio, tuvo muchos altibajos tras su debut en Grandes Ligas en mayo del 2016, debido a diversas lesiones y una suspensión relacionada con la política de violencia doméstica de MLB. No fue hasta el año pasado y, sobre todo, la postemporada del 2020, que el sinaloense empezó a exhibir todo su talento en los momentos más importantes, lo cual culminó con brillantes cierres tanto de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional como el juego decisivo de la Serie Mundial, dentro de la conquista de los Dodgers de su primer título desde 1988.

“Julio ha mejorado bastante cuando se le ha dado la oportunidad”, dijo Valenzuela, quien ahora evalúa la labor de su compatriota en su condición de comentarista en las transmisiones de radio en español de los Dodgers. “Creo que el talento siempre lo ha tenido. Ahora tiene la oportunidad de realizar su trabajo y lo ha hecho bastante bien, también el año pasado en los playoffs. El talento siempre estuvo ahí”.

Al principio de su carrera profesional, tanto en liga menor como en sus primeros tiempos con el equipo grande de Los Ángeles, Urías fue tratado con mucho cuidado por los Dodgers. El manager del club, Dave Roberts, reconoció en octubre del 2020 que en algunos momentos, el “culichi” se vio algo disgustado al cambiar tanto de papel en el cuerpo monticular.

Sin embargo, ahora Urías se ve preparado para realizar el tipo de trabajo de un abridor a tiempo completo en una rotación que pretende llevar a los Dodgers a otro campeonato. A sus 24 años, el zurdo luce una mayor madurez y hasta un nuevo pitcheo, una combinación de slider-curva (slurve) para acompañar su repertorio tradicional de recta de cuatro costuras, cambio y curva.

“No hay techo para él”, dijo Roberts, quien el sábado en la victoria de Los Ángeles sobre los Nacionales permitió que Urías realizara 95 pitcheos.

“Mi mentalidad es poner mi granito de arena y aportar algo para el equipo”, dijo Urías el sábado, luego de permitir tres carreras limpias en 5.2 entradas ante Washington para poner su marca del 2021 en 2-0 en dos aperturas, en las que ha permitido cuatro carreras limpias (efectividad de 2.84) y ha ponchado a 12 bateadores en un total de 12.2 episodios.

Por supuesto, Urías se consagró como todo un héroe en la historia de los Dodgers con su brillante postemporada del 2020. En octubre pasado, lanzó en seis juegos — dos como abridor y cuatro desde el bullpen — en los que concedió apenas tres carreras limpias en 25 innings (EFE de 1.17), ponchó a 29 bateadores y dio sólo cuatro bases por bolas. En esos partidos, tuvo marca de 4-0 y cerró con broche de oro su postemporada al tirar 2.1 capítulos perfectos para sellar el triunfo de Los Ángeles en el Juego 6 de la Serie Mundial, en el que los Dodgers celebraron su primera corona en 32 años.

“Creo que es importante, desde el punto de vista del jugador, tener esa oportunidad de demostrar lo que tiene. En esa Serie Mundial, él demostró eso”, dijo Valenzuela, cuyo único anillo de campeón se consiguió en aquel 1981 con los Dodgers, gracias en parte a su icónico juego completo en el tercer choque de la Serie Mundial vs. los Yankees. “Creo que puede seguir. Tiene mucho más. Es joven y tiene el talento para seguir haciendo bien las cosas”.

Y con las celebraciones de la Fernandomanía este año, han vuelto las preguntas sobre las comparaciones con Valenzuela.

“Carga no tiene que ser”, expresó Urías al respecto. “Eso, nadie se lo va a quitar. Bien ganado, la verdad, mis respetos. Es el mejor pitcher mexicano que tenemos. Simplemente el estar en el equipo en que él tuvo tanta satisfacción e hizo tanto por este equipo, me siento bendecido. Simplemente trato de dar el 100% de mí y poner mis propios números”.

Después de cierta dosis de tropezones en sus primeros años, Urías parece estar encaminado a eso mismo.

Via: MLB.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Advertisement

Trending

Advertisement

Opinión

Advertisement

More in Beisbol