Connect with us

Hípica

Comisión establece normas transporte caballos vía marítima

En Puerto Rico buscan traslado de ejemplares sea más seguro y humano.

Un Caballo de carrera de Puerto Rico/ Fuente Externa.

SAN JUAN, Puerto Rico.- La Comisión de Juegos de Puerto Rico aprobó una orden para establecer nuevas normas para el transporte de caballos purasangre, con el propósito de se haga de una más segura y humana.

La orden administrativa, aprobada el 28 de diciembre, entra en vigor el próximo 28 de marzo.

“El tema del transporte marítimo, el cual no es un asunto nuevo dada nuestra localización geográfica, vuelve a tener destacada exposición mediática como resultado del accidente ocurrido en abril de 2019, donde unos nueve caballos de carreras perdieron la vida a causa de unos daños severos mientras eran transportados a Puerto Rico en una embarcación comercial”, explica el documento.

Asimismo, se destacó que a pesar de “este fatídico evento, aún se continúa la práctica de importar o trasladar equinos de carrera por medio del transporte marítimo, bajo las mismas condiciones que resultaron en el desgraciado incidente antes mencionado”.

Aunque establecieron que entienden que este tipo de transporte es menos costoso, “no podemos dejar pasar por alto las situaciones y condiciones que envuelven el transporte de estos por dicha vía”.

El espacio reducido, la escasa circulación de aire en los barcos y el hecho de llevar la cabeza atada predisponen a estos caballos a sufrir graves problemas de salud, como neumonía pleural y laminitis.

La nueva normativa con la que buscan mejorar las condiciones de viaje solo aplica a los caballos de carreras, pues son el único tipo de ejemplar sobre el que la agencia tiene jurisdicción.

«Me habría gustado más si tuviéramos una forma de prohibir este tipo de tratamiento para todos los caballos, pero si esta orden cambia las cosas económicamente para que sea tan caro enviar estos caballos por barco como por aire, entonces me parece bien», dijo el doctor José García Blanco, un veterinario que fue entrevistado como parte de la investigación de la comisión.

«Creo que pondrá fin a lo que considero un trato inhumano y cruel de estos caballos de carreras», agregó.

Entre otras cosas, se establece que todo ejemplar deberá ser ubicado en un cubículo o espacio cuya área no sea menor de 40 pies cuadrados (a saber ocho pies de largo por cinco pies de ancho), con una altura suficientemente mínima de ocho pies de alto para que cada ejemplar pueda estar parado con su cabeza elevada.

Asimismo, el espacio donde el ejemplar sea transportado por la vía marítima deberá proveer protección ante las inclemencias del tiempo y no podrá ubicarse más de un equino por cubículo o espacio, entre otras condiciones.

Mientras, estipuló que a toda persona que no cumpla con las nuevas normas, se le negará el acceso al Hipódromo Camarero, se le prohibirá registrar los caballos enviados a Puerto Rico y se le impondrá una multa de $2,500 por cada equino enviado de forma que incumpla con la orden.

Los propietarios que violen repetidamente las normas se arriesgan a que se les revoque la licencia de carreras, según la orden.

Via: elvocero.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Hípica