Connect with us

Beisbol

Comentario: Trevor Bauer, juega la vieja carta: La intimidación

Trevor Bauer y sus representantes utilizaron tácticas de intimidación en respuesta a nuevas acusaciones de agresión sexual contra el lanzador de los Dodgers por una mujer de Ohio.

Por Bill Shaukin/ Staff Writer

“Esa es una historia con la que me identifico”, expresó Bauer ese día. “Así fue toda mi infancia”.

Es particularmente desafortunado, entonces, que Bauer y sus representantes hayan utilizado tácticas de intimidación para responder a las acusaciones de agresión sexual en su contra.

El sábado, después de que el Washington Post informara que una mujer de Ohio había obtenido una orden de restricción temporal, el año pasado, contra él, Bauer se quejó en Twitter de que el Post había “pasado las últimas seis semanas escarbando en mi vida… en un esfuerzo por crear una narrativa falsa”.

En una audiencia que comienza el lunes, un juez de la Corte Superior de Los Ángeles considerará si mantiene en vigor la orden de restricción temporal contra Bauer, obtenida por una mujer de California. Las alegaciones hechas en su solicitud de la orden de restricción – que él la asfixió hasta dejarla inconsciente en dos ocasiones y la lesionó en la cara – desencadenaron naturalmente las investigaciones de los detectives de la policía, de las Grandes Ligas de Béisbol y de los periodistas de investigación. Sería irresponsable no investigar si existe un patrón de comportamiento, sobre todo teniendo en cuenta las accidentadas interacciones de Bauer con las mujeres en las redes sociales, a menudo intimidatorias.

Bauer afirmó que la mujer de Ohio había “intentado extorsionarme por millones de dólares”. El Post informó que un abogado que representa a Bauer “primero mencionó la posibilidad de un acuerdo financiero” y pidió una oferta, después de lo cual un abogado que representa a la mujer propuso $3.4 millones. La mujer, según el informe, desestimó la orden de protección después de seis semanas, tras las amenazas de acciones legales por parte de los abogados de Bauer.

En el caso de California, los abogados de Bauer escribieron en una presentación judicial esta semana que la mujer presentó su queja en parte para “obtener un acuerdo monetario”. La evidencia en la presentación: un mensaje de texto de la mujer a un amigo, en el que la mujer escribió que sus abogados: “Creen que va a intentar llegar a un acuerdo conmigo, ofreciéndome mucho dinero”. Los abogados de Bauer citan ese mensaje de texto para decir que la mujer “esperaba” un acuerdo, pero ese mensaje de texto no apoya el uso de ese verbo.

Los publicistas que representan a Bauer exigen agresiva y repetidamente “correcciones urgentes” a las historias – no por errores en las historias, sino para ofrecer información y perspectiva.

Si hay una narrativa falsa aquí, viene de un manual bien utilizado. Por ahora, el presidente Trump está invicto en el uso de la estrategia de negar-negar-atacar-negar-distraer en respuesta a las acusaciones de agresión sexual.

La carrera de béisbol de Bauer está en juego, pero ese conveniente encuadre oscurece la historia más grande. Bauer está siendo investigado por un delito de agresión. Sus abogados han negado las acusaciones. No ha sido detenido ni acusado. Pero si es acusado, entonces su libertad estaría en juego.

Hay graves acusaciones aquí, y el uso selectivo de fotografías y mensajes de texto – en ambos lados – dificulta el esclarecimiento de la realidad: ¿Bauer estranguló a una mujer hasta dejarla inconsciente y, de ser así, el consentimiento queda invalidado cuando una persona queda en ese estado?

Sigue siendo asombroso que los Dodgers no hayan ofrecido todavía una denuncia contundente de ese tipo de comportamiento, independientemente de que Bauer pueda ser culpable de ello.

Cuando la MLB puso al jugador de los Nationals de Washington Starlin Castro de baja el mes pasado, en medio de una investigación sobre una acusación de violencia doméstica, esto es lo que dijo el mánager de los Nationals, Dave Martínez: “Lo que puedo decir es que esta organización, no tolera ningún tipo de abuso doméstico”.

Esto es lo que comentó el gerente general de los Nationals, Mike Rizzo, cuatro días después, justo antes de que la MLB suspendiera a Castro: “Sí, nos enorgullecemos… me han oído decirlo un millón de veces, de que lean sobre nuestros jugadores en la sección de deportes y no en las otras secciones. Y esta vez hemos fallado”.

De los Dodgers, obtuvimos bromas del presidente Stan Kasten, por las que Kasten no se ha disculpado, ni antes ni después de ser reprendido por el comisionado Rob Manfred. Es casi seguro que Bauer recibirá una larga suspensión por parte de Manfred, y tal vez los Dodgers hablen entonces.

Sabemos cuál es la posición de los Nationals. No sabemos cuál es la posición de los Dodgers. Sabemos que Bauer se defiende intimidando, lo que es aún más triste porque él sabe lo que se siente ser intimidado.

Via: latimes.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol