Connect with us

General

Comentan ESPN debe abordar problemas raciales que enfrenta

Incluso antes de que salieran a la luz los comentarios de Rachel Nichols sobre Maria Taylor, ESPN les había fallado a sus periodistas de color al no invertir en el liderazgo necesario para abordar tal situación

(Phelan M. Ebenhack / Associated Press)

LOS ÁNGELES.– Las principales voces negras siguen abandonando ESPN por una razón.

El más reciente síntoma de un problema profundamente arraigado saltó a la palestra nacional cuando el New York Times informó el domingo que Rachel Nichols, que es blanca, fue captada en cámara sugiriendo que ESPN no debería haber seleccionado a Maria Taylor, que es negra, por encima de ella para conducir un prestigioso programa previo a los playoffs de la NBA.

“Si tienes que darle a [Maria] más cosas que hacer porque te sientes presionado por tu historial de mierda en materia de diversidad -que, por cierto, conozco personalmente desde el lado femenino-, hazlo”, dijo Nichols durante una conversación telefónica, según una grabación de video obtenida por el New York Times.

La llamada fue captada por una cámara de ESPN en julio de 2020 mientras Nichols estaba en cuarentena en su habitación de hotel en la burbuja de la NBA. El video de la conversación se almacenó en los servidores de ESPN y pronto fue compartido por los empleados de la compañía, molestos por la sugerencia de que Taylor no se había ganado su papel.

Nichols se ha disculpado en múltiples ocasiones por la conversación, la más reciente el lunes al comienzo de “The Jump”, el programa diario de la NBA que ella presenta. El martes, ESPN anunció que Malika Andrews reemplazaría a Nichols como su reportera para “mantener el enfoque en las Finales de la NBA”.

Nichols no fue sancionada previamente por ESPN por sus comentarios. Taylor pidió que no la obligaran a trabajar con Nichols ante las cámaras, según el informe del New York Times. La petición fue concedida, pero fue revisada con frecuencia y Taylor tuvo que defender su posición.

Ese es un patrón muy común en la cadena.

“ESPN tiene una historia constante de infravaloración del talento negro”, dijo la expresentadora de ESPN, Jemele Hill, en una entrevista el lunes con Los Angeles Times. “Esta no es una historia de Rachel contra Maria. Esta es una historia sobre por qué no valoraron a Maria lo suficiente como para permitirle hacerse cargo del trabajo por completo”.

“ESPN colecciona caras negras, pero parece que cuando esas caras negras se convierten en voces negras, es un problema”.

La combinación de los primeros intentos del presidente de ESPN, Jimmy Pitaro, de despolitizar el contenido y la conversación, el estrés económico acelerado por la pandemia mundial y un movimiento nacional de reivindicación racial, crearon condiciones de trabajo hostiles para los periodistas de color en ESPN.

Al igual que la mayoría de los ejecutivos corporativos en el punto álgido de las protestas de Black Lives Matter el año pasado, Pitaro se comprometió a mejorar la cultura del lugar de trabajo. Relajó las restricciones al discurso político, especialmente tras el asesinato de George Floyd y el tiroteo a Jacob Blake. Pero esos ajustes no fueron ampliamente aceptados, y Taylor se enfrentó a las críticas de algunos colegas por su comentario tras la muerte de Floyd.

Pitaro y los altos cargos de ESPN no han estado a la altura de su promesa sobre la transformación del ambiente laboral.

Cinco fuentes de distintos niveles de ESPN confirmaron el informe del New York Times sobre el intenso estrés e incomodidad de muchos empleados negros y otros periodistas de color. El descontento no se limita a Taylor, Hill y otros profesionales, sino que los productores y el personal de apoyo detrás de las cámaras están igualmente frustrados.

“ESPN colecciona rostros negros, pero parece que cuando esos rostros negros se convierten en voces negras, es un problema”.

JEMELE HILL

La presidenta de la Asociación Nacional de Periodistas Negros, Dorothy Tucker, publicó el domingo en Twitter que la única persona sancionada por el incidente fue una productora negra que dijo a recursos humanos que había compartido el video con Taylor. La mujer fue suspendida durante dos semanas sin sueldo y se le asignaron tareas de menor responsabilidad. Recientemente dejó ESPN.

“Me preocupa: ¿La empleada negra de ESPN fue castigada por revelar el incidente, pero no se tomaron medidas contra el talento blanco de ESPN por insultar al talento negro? Habrá un seguimiento después de las vacaciones”, escribió Tucker.

El portavoz de ESPN, Josh Krulewitz, dijo al New York Times: “Un grupo diverso de ejecutivos consideró a fondo y de manera justa todos los hechos relacionados con el incidente y luego abordó la situación de manera apropiada”.

Muchos se han centrado en la preocupante conversación entre Nichols y el asesor de LeBron James, Adam Mendelsohn, quien a su vez se ha disculpado por sugerir durante la conversación que los movimientos Me Too y Black Lives Matters le habían cansado.

Pero como señala Hill, esa conversación es un síntoma de un problema mucho más profundo.

No es difícil hacer lo correcto, sin embargo, la dirección de ESPN no ha apoyado a las periodistas negras.

Taylor fue descrita a Los Angeles Times por empleados actuales y antiguos de ESPN como una “periodista perfecta”. Además de su talento ante la cámara, es conocida internamente por trabajar duro, ser mentora de jóvenes periodistas de todos los orígenes y establecer una fundación para apoyar a las mujeres y a los periodistas de color.

Se merecía un apoyo claro e inequívoco.

La abrumadora mayoría de los periodistas de color han escuchado una forma de este ataque en su cara o a sus espaldas. Has llenado su cuota. Tú eres el contratado de la diversidad. Estás aquí solo por tu género o tu raza.

Puede venir en forma de broma y, a veces, se lanza de forma casual, como si no fuera una bomba que puede destruir la confianza o empujarle a aceptar más trabajo en un esfuerzo por demostrar su valía.

ESPN reporter Rachel Nichols stands on the court before an NBA basketball game
ESPN reporter Rachel Nichols stands on the court before a 2020 game between the Houston Rockets and the Dallas Mavericks in Lake Buena Vista, Fla. (Mike Ehrmann/Pool Photo via AP)

¿Por qué Nichols buscó el consejo de Mendelsohn? ¿Por qué no sintió que sus preocupaciones sobre su propio papel serían evaluadas con justicia? ¿Por qué no renunció claramente a su lenguaje ante el personal y, como mínimo, se impartió formación para destacar por qué esto era inaceptable, independientemente de cómo saliera a la luz pública?

Sí, fue una conversación grabada accidentalmente, pero fue con una persona que tiene un impacto directo en cómo Taylor hace su trabajo. Eso es un desprestigio público, independientemente de cómo se compartió la conversación dentro de la empresa.

ESPN se enorgullece de haber contratado a más mujeres y periodistas de color que cualquier otra empresa de medios de comunicación, pero también es la que tiene más puestos de trabajo y los más importantes. El apoyo a su personal de minorías es escaso. ESPN cuenta con pocas mujeres ejecutivas de color con la influencia necesaria para resolver los conflictos basándose en su clara comprensión de la profundidad de los problemas.

La productora de “NBA Countdown”, Amina Hussein, que trabajó en la empresa por 17 años y fue una de las ejecutivas y periodistas de color de mayor rango en ESPN, se marchó en diciembre.

“Solo he trabajado con otra mujer afroamericana en ESPN y esa fue Julaine Edwards como parte de la Red SEC”, dijo Taylor a Forbes en diciembre de 2019. “Así que tener a Amina involucrada lo era todo para mí”.

La salida de Hussein tuvo un impacto directo en la forma en que el fracturado equipo de la NBA de ESPN respondió a la contienda actual.

Se trata de un problema en todos los medios de comunicación que denuncian la desigualdad en otros espacios, pero que aún no la han abordado del todo en sus propias filas. Esto incluye a Los Angeles Times, que ha hecho progresos, pero que reconoce, con razón, que aún queda mucho trabajo por hacer.

La desigualdad racial en los medios de comunicación se pone de relieve con frecuencia, pero el progreso real requiere una inversión en el cultivo de diversos directivos -incluidas las mujeres de color- y darles autoridad para dirigir. Hasta que las empresas no inviertan en cultivar líderes de diversos orígenes étnicos, seguirán pasando vergüenzas.

¿Por qué es importante?

No invertir en un liderazgo verdaderamente diverso erosionará la capacidad de contar las mejores historias en un espacio competitivo, acelerará la pérdida de audiencia y dificultará las oportunidades de ingresos a largo plazo.

Se va a perder en todos los sentidos posibles.

¿Cómo se arregla esto?

Hace falta algo más que contratar a periodistas de color de otras empresas, decir que la diversidad es importante y patrocinar conferencias de periodismo.

Hazlo, pero también cultiva y eleva las voces diversas en tu equipo. Escúchalos, dales oportunidades de liderar y dales espacio para aprender del fracaso.

Hasta que las empresas inviertan en [cultivar líderes diversos], seguirán avergonzándose.

ESPN nunca tuvo que estar en esta posición. Tiene que escuchar las llamadas de la Asociación Nacional de Periodistas Negros. Pero lo más importante es que empiece a escuchar las peticiones de cambio que vienen de sus propias oficinas.

Via: Latimes.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in General