Connect with us

Fútbol

Brasil trabajó más de la cuenta; Venció a Venezuela

Choque de extremos: el colista recibía al puntero e invicto. Nada cambió pese la sorpresa inicial. Ganaron 3-1 los de Tite.

Gabigol metió 2-1 parcial en Caracas. (AP).

CARACAS, Venezuela.- Le costó más de la cuenta a Brasil para quedarse con el triunfo 3 a 1 ante Venezuela en Caracas. Lo hizo, porque el cómodo líder de las Eliminatorias (con 27 puntos le sacó 8 de distancia a la Argentina, con el fallo por el juego suspendido entre ambos todavía pendiente) aprovechó un rato de su jerarquía individual y a 25 minutos del final dio vuelta una historia que no era tan cómoda como se intuía en la previa frente al último de la tabla.

Los primeros 45 minutos mostraron que Venezuela iba a intentar explotar al máximo cada hueco que le dejaran libre a Soteldo en el frente de ataque. Primero por la derecha, luego por izquierda y finalmente suelto, el diez de la Vinotinto se movió por donde quiso.

Y a falta de Neymar (ausente en Caracas), su estilo escurridizo le puso aceleración a una primera etapa casi en slow motion que propuso el conjunto de Tite.

Al local lo envalentonó el gol tempranero de Eric Ramírez. Pero ese tanto de cabeza, con un gran centro de Soteldo, también mostró lo confiados que entraron al juego los de amarillo: la doble patinada en simultáneo de Marquinhos y Silva para buscar (y perder) la marca de Ramírez se viralizó en memes al instante en las redes sociales.

Es cierto que Venezuela no generó mucho más. Porque se limitó a controlar los posibles intentos de Brasil a partir de movimientos individuales de Paquetá, Gabigol o Everton Ribeiro. Pero poco más.

Ya con Raphinha en la cancha, desde la pelota detenida, la visita emparejó todo. Con envíos de pelota detenida, solo con eso, llegó a poner en aprietos el arco de Venezuela. Primero con un cabezazo de Silva que terminó en gol y que se lo anularon por offside.

Un ratito más tarde, esta vez la cabeza la puso Marquinhos para el 1 a 1. Injusto a esa altura. No porque el local hubiese hecho más, pero sí por lo poco que propuso Brasil para toparse con una igualdad que deshilachó el entusiasmo de Rincón, Soteldo y compañía.

Fue el hombre del Leeds United de Marcelo Bielsa quien lo cambió todo. Desde su pie llegó la jugada que terminó en el penal que luego Gabigol transformó en victoria. Para cumplir con el trámite, con Neymar en la tribuna, y para que Antony, en el último minuto, pusiera una distancia exagerada para lo que fue un partido. Para ser líder cómodo, sí. Y para empezar a sacar pasaje a Qatar antes que cualquiera.

Via: clarin.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Fútbol