Connect with us

Fútbol

¿Alemania siempre gana?, España espera tranquila en Qatar

La emblemática frase de Gary Lineker de que «en fútbol juegan once contra once y siempre gana Alemania», se antoja actualmente más inexacta que nunca, si bien tampoco se puede descartar a la Mannsachft.

Por Fausto Triana

Madrid, 25 nov (Prensa Latina).- Cuatro Copas del Mundo de Fútbol y cuatro subtítulos, hacen de Alemania un contrincante a eludir, pero en Qatar hoy España espera tranquila y con cierta confianza.

La emblemática frase de Gary Lineker de que «en fútbol juegan once contra once y siempre gana Alemania», se antoja actualmente más inexacta que nunca, si bien tampoco se puede descartar a la Mannsachft.

Jamás. El palmarés de los teutones invita a la reflexión, con equipos a lo largo de la historia que comenzaron mal un torneo del orbe o continental y terminaron victoriosos. Sin embargo, de cara al partido del domingo, el favoritismo de España es a priori indiscutible.

Dos ecuaciones muy diferentes se pondrán a prueba en el choque del grupo E de la cita de Qatar, el espléndido estado de forma de la Roja del excéntrico Luis Enrique, y la falta de reacción de los otrora «pánzers» ante Japón que les costó la derrota 1-2.

La última vez que se enfrentaron en una Copa FIFA fue en Sudáfrica 2010 en semifinales. El éxito fue de los españoles de Vicente del Bosque, con gol de Carles Puyol, preludio del único título mundial conquistado por la Roja en alargue contra Holanda 1-0, con diana de Andrés Iniesta.

VIDA O MUERTE ALEMANA

La comodidad con la que España asume el compromiso dominical en el estadio Al Bayt de Qatar se afincan en su portentoso triunfo 7-0 sobre Costa Rica en el debut y la caída alemana con Japón 1-2. A los ibéricos les basta un empate para asegurarse un boleto a octavos de final.

Alemania, con Hansi Flick de entrenador, deberá mostrar un juego similar al del primero tiempo ante los nipones, cuando su maquinaria pareció funcionar de maravillas y debió anotar más de un gol para asegurar el resultado.

Salvo el central Antonio Rudiger y a ratos el experimentado portero Manuel Neuer, la defensa estuvo desconcentrada y no estuvo a la altura del partido. Flaquearon particularmente Sule y Ginter.

En el mediocampo, Gundogan fue la excepción, porque ni siquiera el estelar Kimmich respondió a las expectativas, y en la delantera, Gnabry muy por debajo de su nivel, lo mismo que el veterano Muller. Sus esperanzas en la zona de ataque estarán en el joven Musiala y la posibilidad de que se recupere de una lesión Leroy Sané.

En un momento dulce, España se proyecta con brillo en sus uniformes y un elenco coral, en el cual el juego colectivo es su mejor credencial. De todos modos, se sabe que Costa Rica fue un desastre y su rango es bastante inferior al de Alemania.

La generación de juego en el mediocampo, con Sergio Busquets con la batuta secundado por los talentosos Pedri y Gavi es tal vez la fuerza mayor del conjunto. Le funcionó también la línea de ataque con Asensio, Torres y Olmo, y la profundidad lateral de Jordi Alba.

Empero, Luis Enrique es un técnico muy cambiante. Es probable que introduzca a Morata en detrimento de Asensio y en el lateral derecho a Carvajal por Azpilicueta, manteniendo como centrales a Rodri Hernández (en realidad, un volante) y a Aymeric Laporte, y en la portería, Unai Simón.

Los teutones saben que se encontrarán con una España inspirada, pero su margen no les permite proyectarse de modo conservador. Una derrota los dejará totalmente eliminados en primera fase, y un empate casi lo mismo, en dependencia del resultado de Japón vs. Costa Rica.
jcm/ft

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Fútbol