Connect with us

Fútbol

Futbolistas USA contratan a especialistas en apelaciones

Las futbolistas presentaron su demanda en marzo de 2018 en busca de igualdad de salario. Se amparan en lo establecido en la Ley de Derechos Civiles de 1964

En esta fotografía de archivo del 8 de marzo de 2020, la delantera de la selección estadounidense, Megan Rapinoe (15), se dirige a cobrar un tiro de esquina en la segunda mitad de un partido contra españa en la Copa SheBelieves, en Harrison, Nueva Jersey. (AP/Steve Luciano)

 

LOS ÁNGELES, California.- Incluso antes del juicio, las jugadoras de la selección estadounidense que demandaron por equidad de paga a la Federación de Fútbol de Estados Unidos (USSF por sus siglas en inglés) han contratado a un par de especialistas en apelaciones.

Nicole A. Saharsky, codirectora en la unidad de Corte Suprema y Práctica de Apelaciones del despacho jurídico Mayer Brown, se integró el jueves en el equipo legal.

En el grupo figuraba también Brian D. Netter, abogado asociado en la práctica de litigios y solución de disputas que fue secretario del ministro de la Corte Suprema, Stephen Breyer. Saharsky y Netter tienen sus oficinas en Washington, D.C.

Las futbolistas, que presentaron su demanda en marzo de 2018 con base en la Ley de Igualdad de Salario y el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, pretendían una indemnización de más de 66 millones de dólares.

Jeffrey L. Kessler, del despacho Winston & Strawn, es el principal abogado de las jugadoras para el juicio.

El juez federal R. Gary Klausner, en Los Ángeles, determinó el 1 de mayo que las jugadoras no pudieron demostrar que habían sufrido discriminación en la paga, y aceptó en parte un pedido de la USSF para la realización de un proceso sumario parcial.

Klausner dijo que el sindicato de las jugadoras de la selección nacional rechazó una propuesta para que se les remunerara conforme a la misma estructura de pago por jugar como lo establece el contrato colectivo de la selección masculina y ellas optaron por salarios garantizados y mayores prestaciones junto con una estructura distinta de bonos.

El juez se negó también a que fuera a juicio la acusación de las jugadoras, de que fueron discriminadas porque jugaron más partidos en césped artificial.

Klausner dejó intactos los reclamos de que la USSF incurrió en discriminación por la manera como utilizó vuelos fletados y los recursos que gastó en aviones comerciales, hospedaje en hoteles, así como en servicios médicos y de apoyo para entrenamientos. El juicio está programado para el 15 de septiembre.

La semana pasada, el juez rechazó la solicitud de las jugadoras, de permitirles una apelación inmediata.

Jeffrey L. Kessler, del despacho Winston & Strawn, es el principal abogado de las jugadoras para el juicio.

vía: diariolibre.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Trending

Opinión

More in Fútbol