Connect with us

Boxeo

Complicada espera para los boxeadores olímpicos

Con el aplazamiento para el 2021, los púgiles que intentaban clasificar a Tokio podrían optar por brincar al profesionalismo

Yankiel Rivera, de frente, es uno de los boxeadores con mayor proyección para dar el salto al profesionalismo. (Archivo)

 

Por Antolín Maldonado Ríos

SAN JUAN, Puerto Rico.- El presidente de la Federación Puertorriqueña de Boxeo, José “Chicky” Laureano, está cauteloso ante la posibilidad de que alguno de los 13 púgiles que se preparaban para intentar clasificar a los Juegos de Tokio 2020 decida incursionar en el profesionalismo ahora que las Olimpiadas fueron aplazadas hasta el año que viene.

Por tal razón, dijo que ha sostenido conversaciones con los líderes del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), incluyendo su presidenta Sara Rosario, y el director del Departamento de Alto Rendimiento (DAR), licenciado Jaime Lamboy, en busca de gestionar algún tipo de ayuda económica como motivación para retener a los púgiles en la escuadra boricua.

Los 13 peleadores en cuestión, ocho varones y cinco féminas, estuvieron trabajando afanosamente en su preparación, acuartelados en el Albergue Olímpico de Salinas, cuando de momento el Preolímpico, que estaba programado para celebrarse en Rosario, Argentina el mes pasado, fue cancelado debido a la crisis por la pandemia del coronavirus.

Al propio Laureano le consta que el salto al boxeo rentado es una consideración que varios boxeadores del Equipo Nacional podrían estar ponderando en estos días, sobre todo porque cree que el Comité Olímpico Internacional (COI)va a recalendarizar el clasificatorio también para el 2021, lo que representaría demasiado tiempo de inactividad para sus peleadores.

“Hay que ver la disposición de los atletas que estaban ya listos para la clasificación… la disposición de ellos por muchos aspectos. Por los planes futuros que tenían. Muchos de ellos iban a los Juegos Olímpicos y después se iban a trabajar, algunos se iban a retirar”, reconoció Laureano.

El presidente de la FPB también está consciente de que varios de los púgiles dejaron empleos para poder dedicarse de lleno a entrenar con miras a los Juegos Olímpicos. Al atrasarse la justa hasta 2021, se quedarían sin sustento si no continúan recibiendo la aportación del Copur.

“Como siempre he dicho, se le da el espacio al atleta, a su familia y a su entrenador, para que evalúen la decisión. Siempre hemos respetado la decisión que tomen, ya sea de irse al profesionalismo, o de irse a trabajar o estudiar”

Revelan la nueva fecha de las Olimpiadas de Tokio
Concoe cómo la pandemia del coronavirus COVID-19 afectó a los Juegos Olímpicos y los Juegos Paralímpicos.

Pero esto no quiere decir que la FPB no hará el intento por convencerlos de permanecer en el programa nacional con miras a los Juegos Olímpicos, que se aplazaron para el 23 de julio de 2021.

“Se hablará con ellos para que le den el espacio al país; una competencia más para que vayan a representar a Puerto Rico. Incluso, el que quiera entrar al profesionalismo, y regresar luego, también es bienvenido”, agregó Laureano, recordando que desde antes de las Olimpiadas de Río 2016, se permitió la incursión de boxeadores profesionales. Puerto Rico, de hecho, tiene a una boxeadora profesional entre los 13 pugilistas que estaban buscando su boleto a Tokio antes del aplazamiento de la justa de este año. Esa es Stephanie Piñero, quien de continuar en marcha con sus planes de ir a las Olimpiadas, lo hará en la división de 64 kilos.

Necesaria asistencia económica

Laureano dijo reconocer también la difícil realidad económica que atraviesa el país así como el Comité Olímpico, razón por la cual señaló que la idea de comunicarse con los líderes del Copur es para buscar alternativas de asistencia. En ese sentido, cree que aunque limitada, se podría gestionar alguna ayuda económica para los peleadores. Pero igualmente, por el difícil cuadro fiscal de la isla, Laureano está abierto a la alternativa de que los púgiles incursionen en el profesionalismo si ese fuera el deseo de algunos, sin que estos descarten representar a Puerto Rico.

Laureano no quiso aventurarse a especular si cree que el peso mosca Yankiel Rivera (52 kilos), doble medallista de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018 y en los Panamericanos Lima 2019, optará por firmar un contrato para saltar al boxeo rentado este mismo año. Sí cree que tiene los atributos para hacerlo si quisiera.

“Es de los más veteranos y está listo para dar el salto. Hemos dialogado con él y él tiene su sueño de ser profesional. Y tiene las cualidades. Pero hemos hablado y se ha mantenido entrenando. Vamos a esperar. Todavía creo que es muy pronto para definir cuál es la decisión de él. Pero se la vamos a respetar y apoyar si él lo decide”, indicó el líder federativo, recalcando que aun en el profesionalismo le dejaría la puerta abierta para representar a la isla.

Vía: ENDI

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Boxeo