Connect with us

Beisbol

¿Qué pueden hacer los Mets ahora sin Canó?

Y saben… quizás no será tan malo.

 

@mike_petriello

Más allá del aspecto moral y de lo que podría pasar con el dominicano Robinson Canó tras su suspensión por toda la campaña del 2021 por violar por segunda vez la política antidopaje de MLB, lo que más preocupa en estos momentos a los seguidores de los Mets de Nueva York es qué tan malo será para el equipo perder a un jugador que ha sido llamado ocho veces al Juego de Estrellas y viene de batear .316/.352/.544.

Y saben… quizás no será tan malo.

Si eso suena raro, es porque durante mucho tiempo el roster de los Mets simplemente ha sido armado de forma bien extraña, uno que muchas veces pareciera ser mucho menos que la suma de sus talentosas partes.

Han tenido a un primera base jugando en el jardín izquierdo (Dom Smith), a un BD jugando en primera base (Pete Alonso), a otro BD en la antesala (J.D. Davis), a un jardinero de las esquinas cubriendo el jardín central (Brandon Nimmo), y a un segunda base jugando en cualquier parte salvo en la intermedia (Jeff McNeil).

¿Creen que eso es un problema? En las últimas dos temporadas, han tenido, de acuerdo con una métrica bien conocida, la segunda peor defensiva de todo el béisbol. No es difícil entender por qué. Y no se trata simplemente de un tema de talento.

En el 2020, al menos, tuvieron al bateador designado para ayudar un poco a compensar eso. Canó y Davis empezaron 25 de los 60 juegos en el turno del BD, mientras que Alonso apareció allí en 17, con Smith desplazándose a la inicial. Pero por el momento no está claro si habrá BD en la L.N. en el 2021. Así que algo tendrán que hacer los Mets al respecto.

Sin Canó, habrá menos piezas para meter en el roster. Nuevas opciones se van a abrir. Aclaremos, por supuesto, que no está garantizado que esto será algo positivo, pues vas a perder su bate. Pero si te da un poco más de espacio para ser creativo, sabiendo que no tienes a un segunda base de 38 años anclado en un roster en el que nunca ha terminado de encajar.

Entonces: ¿Qué podrían o deberían hacer ahora? Aquí presentamos algunas opciones…

HR ganador de Smith en la 11ma

1. No hacer nada

Ok, obviamente esto no va a pasar. Sólo vamos a empezar por aquí para recordarles cómo lucen las cosas ahora, sin Canó, sin BD disponible, y con el ranking de las proyecciones de FanGraphs de cada posición para el 2021)

Receptor: ninguno (25to)

Primera base: Alonso / Smith (5to)

Segunda base: McNeil / Luis Guillorme / Andrés Giménez (6to)

Shortstop: Giménez / Amed Rosario (21ro)

Tercera base: Davis / McNeil (13ro)

Jardín izquierdo: Smith / McNeil (15to)

Jardín central: Brandon Nimmo (8vo)

Jardín derecho: Michael Conforto (5to)

No es perfecto, obviamente, pero ya podemos ver que es más sencillo. Teníamos estas mismas proyecciones a principios de noviembre, con Canó incluido, y la segunda base de hecho mejoró tras aparecer en el 9no, porque la proyección de McNeil es que sea mejor bateador que Canó en el 2021 y comparable con el guante. La defensiva en el outfield sigue siendo un problema. Y está claro que este equipo podría usar un bateador designado.

El problema de la receptoría no está solucionado, y todavía no has hecho lo que realmente deberías hacer, que es mover a Nimmo del jardín central y ponerlo en una esquina. Con Canó, era difícil hacer eso, porque la segunda base no estaba abierta para poner allí a McNeil. Pero ahora, todas esas opciones están abiertas.

2. Firma al bateador derecho que tanto necesitas

Esto es clave, porque los Mets tienen un lineup demasiado zurdo, incluso sin Canó. Smith es zurdo, al igual que Nimmo, McNeil y Conforto. Y los venezolanos Giménez y Guillorme. En el 2020, ningún equipo tuvo una tasa tan alta de pitcheos vistos por bateadores zurdos en un juego:

56.3% — Mets

55.1% — Rays

53.9% — D-backs

53.8% — Piratas

53.2% — Rojos / Indios

En ese sentido, hay dos agentes libres sobre los que obviamente podrían poner la mira. Uno es J.T. Realmuto, probablemente el mejor receptor de todo el béisbol. No hay posibilidad alguna de que los Mets comiencen la temporada que viene con el puertorriqueño Tomás Nido y el venezolano Alí Sánchez detrás del plato. Y firmar a Realmuto sería un tremendo golpe para los Filis. El movimiento perfecto.

George Springer también encajaría de maravilla, porque es un sólido bateador derecho que puede cubrir ahora mismo el jardín central y moverse a las esquinas en unos años. Si bien es más difícil conseguir un careta como Realmuto, podría argumentarse que firmar a Springer es más importante, pues el otro jardinero central disponible en el mercado es Jackie Bradley Jr., que batea a la zurda.

Pero ahora, la noticia de Canó abre otra puerta. Hace 24 horas, nadie habría considerado la posibilidad de firmar a otro segunda base veterano. Pero ahora, en un abrir y cerrar de ojos, DJ LeMahieu es una opción, y sencillamente puedes escoger a quién quieres entre él o McNeil en segunda o tercera. (Esto tendría otro beneficio, convertir a Davis en un utility que puede venir desde el banco a batear, un rol para el que probablemente está mejor preparado). Y así además firmando a LeMahieu pueden molestar a los Yankees, mejor todavía para el nuevo propietario Steve Cohen.

Pero, de hecho, esperen un momento. Estos son los “nuevos” Mets, ¿cierto? Ok, entonces…

3. Firmen a dos de los bates derechos que tanto necesitan

Ahora sí estamos hablando. Gastemos el dinero de otro. Nos vamos aquí con Springer y LeMahieu. Así es, no con Realmuto. ¿Por qué? Por lo mencionado arriba, Springer debe ser más importante, LeMahieu será menos costoso y hay otras posibilidades en la receptoría, y con la necesidad de un lanzador, no podemos esperar que los Mets obtengan todos los contratos de nueve dígitos.

¿Preguntaste sobre la dupla joven de Giménez y Rosario? No estamos en contra de dejarlos luchar por un puesto, porque creemos todavía en Rosario a pesar de su año complicado, y pese a un impresionante debut de Giménez, un OPS+ de 102 no garantiza exactamente que será una estrella. Dejen que gane el mejor campocorto –y cambien al otro.

4. Pero probablemente no firmen a Marcell Ozuna

No es que no sea un buen bate, porque el dominicano lució a la ofensiva con promedios de .338/.431/.636 y fue tercero en las Mayores en slugging. Es la razón por la que ha sido mencionado en tantos rumores. (O por qué cada agente quiere ver a su cliente en los rumores relacionados a los Mets). Pero además de que “los Mets no pueden contratarlos a todos”, acabamos de hablar de los problemas que tienen a la defensiva, y ese no es el fuerte de Ozuna. Los Bravos lo sabían, por eso participó en 39 juegos como bateador designado en la temporada regular y no necesitaron su guante en la postemporada. No sólo eso, si el puesto de bateador designado no regresa en el 2021, quedarían con Nimmo en la pradera central. No es la manera.

5. No hagas ese cambio

Lo que “ese cambio” signifique queda en ti, pero probablemente se refiera a Kris Bryant, Nolan Arenado o Francisco Lindor. Pero aquí diremos: No hagan ese cambio. ¿Por qué? Bryant vienen de una temporada complicada con un preocupante declive en su contacto de fuerza, la situación de Arenado es complicada, entre cláusulas de no-cambio, opciones en el contrato y la probable insistencia de Colorado de pedir mucho talento, mientras que Lindor, bueno, ya estamos añadiendo a Springer y LeMaheiu, ¿no? Tratemos de mantenerlos realistas, sabiendo que el mercado de campocortos en el período 2021-2022 presentará múltiples opciones.

No estamos diciendo que no hagan cambios. Decimos que no hagan cambios por nombres grandes que te cuesten otros nombres grandes.

6. No olviden el pitcheo

Obviamente, ya tienen un as con Jacob deGrom, y un sólido abridor de la parte media de la rotación, con Marcus Stroman. Tienen a Seth Lugo, quien es valioso en cualquier puesto, y al puertorriqueño Edwin Díaz, quien sigue ponchando rivales, además de un grupo de veteranos relevistas conformado por los dominicanos Dellin Betances, Jeurys Familia y Miguel Castro y Brad Brach. Tal vez puedan contar en algún momento con Noah Syndergaard.

Aquí el nombre más lógico es el de Trevor Bauer. Pero nuevamente, no vamos a asumir que simplemente contratarán a todos los agentes libres de renombre. Tal vez Jake Odorizzi o Masahiro Tanaka. Liam Hendriks también sería una gran adición al bullpen.

Jacob deGrom finalista al Cy Young de la L.N.

7. Está bien apuntar bajo por un receptor

Asumamos que Springer y LeMahieu perjudican el chance de pactar con Realmuto. Pero sigues necesitando un receptor. Tal vez sea James McCann, Tyler Flowers o Jason Castro. Quizás viene de otro canje con Cleveland, por el puertorriqueño Roberto Pérez, quien no bateó en el 2020 pero dio 24 jonrones el año anterior, junto a una defensa élite. Tal vez sea uno de esos nombres, porque necesitan profundidad tanto como una estrella.

8. Acepten que existe un movimiento que nunca lo verán venir

Es fácil decir “ofrece dinero a cada agente libre”, como lo hemos hecho aquí. Eso es sencillo. Pero recordamos la última vez que un equipo en un mercado grande cambió de propietarios, en mayo del 2021, cuando los Dodgers fueron rescatados de la bancarrota por sus nuevos dueños. Meses después, sorprendieron al mundo del béisbol haciendo un cambio en el que enviaron a seis jugadores a Boston por el mexicano Adrián González, Carl Crawford, Josh Beckett y Nick Punto, dejando claro que querían competir de inmediato.

No estamos diciendo que los Mets harán eso exactamente, pero decir “firma a agentes libres” es muy simplista. Tal vez busquen a un equipo que quiera rebajar la nómina y tomar a, por ejemplo, el venezolano Elvis Andrus o su compatriota Rougned Odor, en un canje por Lance Lynn.

Lo más probable es que hagan una o dos de las cosas que mencionamos aquí, y luego otro movimiento completamente inesperado. Ese es, después de todo, el lujo que puedes darte por tener un dueño motivado a hacer un gran impacto.

Mike Petriello es analista de MLB.com.

Via:mlb.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Beisbol