Connect with us

Beisbol

Tony Oliva tiene otra oportunidad para Salón de la Fama

Oliva jugó entre 1962 y 1976 son los Mellizos de Minnesota.

Tony Oliva/ Fuente Externa

Por Roosevelt Comarazamy

NUEVA YORK- El cubano Tony Oliva será uno de los jugadores a ser considerados para el Salón de la Fama del Béisbol por el Comité de Veteranos.

El 5 de diciembre, el Comité del Salón de la Fama de la Era Temprana del Béisbol (anterior a 1950) y el Comité de la Era de los Días Dorados (1950-69) se reunirán para votar en las boletas de 10 jugadores, y los resultados se anunciarán en vivo por MLB Network esa noche a las 6 pm.

Oliva jugó entre 1962 y 1976 son los Mellizos de Minnesota.

Estadísticas de carrera: .304 / .353 / .476, 1.917 H, 220 HR, 947 RBI, 86 SB 

La última vez que Tony Oliva fue considerado para la inducción al Salón de la Fama, por el Comité de la Era Dorada en 2014, se quedó a un voto de ganar un lugar en Cooperstown.

Oliva, ahora de 83 años, tendrá otra oportunidad de triunfar en 2021, 45 años después de que jugó su última temporada de Grandes Ligas.

Un jardinero bateador, Oliva apareció en partes de 15 temporadas de Grandes Ligas, todas con los Mellizos, y durante gran parte de ese tiempo, todo lo que hizo fue batear.

Como parte de una nueva ola de estrellas nacidas en Cuba que siguieron los pasos de Minnie Miñoso, otro jugador en la votación del comité de los Días Dorados este año, Oliva tuvo su gran oportunidad con Minnesota en 1964 y se convirtió en un perenne All-Star y contendiente al premio MVP.

Los problemas de rodilla afectaron a Oliva al final de su carrera, pero durante casi una década, estuvo entre los mejores bateadores del juego. Estas son algunas de las razones por las que Oliva podría obtener el visto bueno del Salón de la Fama esta vez.

Tuvo una de las mejores temporadas de novato de la historia 

No ha habido muchos novatos que hayan tenido un impacto tan grande como lo hizo Oliva con Minnesota en 1964.

Oliva lideró la Liga Americana en promedio de bateo (.323), dobles (43) y carreras (109) y encabezó la MLB en hits (217) y bases totales (374) mientras producía 32 jonrones y 94 carreras impulsadas.

En la historia de la Liga Nacional / Liga Nacional, solo Ichiro Suzuki en 2001 (242), Lloyd Waner en 1927 (223) y Jimmy Williams en 1899 (220) han tenido más hits en una temporada de novato, y ningún jugador ha tenido más bases totales en una temporada de novatos que Oliva. (Hal Trosky de Cleveland también tuvo 374 para Cleveland en 1934).

Oliva ganó el premio al Novato del Año de la Liga Americana, y si los Mellizos hubieran ganado más de 79 juegos, probablemente también habría recibido una consideración más seria para el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Terminó en cuarto lugar detrás de Brooks Robinson de los Orioles y Mickey Mantle y Elston Howard de los Yankees.

Sorprendentemente, la destacada temporada de Oliva en 1964, y quizás toda su carrera en la MLB, casi no sucedió. Minnesota lo miró brevemente durante los entrenamientos primaverales de 1961, pero lo dejó libre antes del Día Inaugural.

Como detalló Joe Posnanski en su perfil de Oliva para The Athletic, la futura estrella consideró regresar a Cuba, pero abril de 1961 fue el mismo mes de la fallida invasión de Bahía de Cochinos, que amplió la brecha política entre Estados Unidos y Cuba. Debido a las restricciones de viaje entre los dos países, a Oliva probablemente no se le habría permitido regresar a los EE. UU de haber salido en 1961.

Oliva terminó viajando a Charlotte, N.C. para entrenar con Minnie Mendoza, quien jugó para la filial de Clase A de los Mellizos en Charlotte. Mendoza le presentó a Oliva al gerente general de Charlotte, Phil Howser, quien finalmente ayudó a Oliva a tener otra oportunidad con los Mellizos.

Fue casi un MVP varias veces 

Después de terminar cuarto en la votación al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1964, Oliva estuvo aún más cerca de ganar el premio al año siguiente, cuando los Mellizos ganaron el banderín y se enfrentaron a los Dodgers en la Serie Mundial.

Terminó segundo en la votación detrás de su compañero de equipo y compatriota Zoilo Versalles luego de ganar su segundo título de bateo consecutivo con un promedio de .321 y nuevamente liderar la Liga Americana en hits (185). El toletero también terminó segundo detrás de Boog Powell de los Orioles en 1970.

Fue parte de ocho equipos All-Star consecutivos 

Oliva fue un elemento fijo en la lista del Juego de Estrellas de la Liga Americana de 1964 a 1971, ganando una selección cada año en esas ocho temporadas y haciendo tres aperturas.

Fue durante este tiempo que hizo la mayor parte de su daño como jugador de Grandes Ligas, produciendo un promedio de .313, 1,455 hits, 177 jonrones, 278 dobles y un OPS de .867 (140 OPS +).

Solo Pete Rose, Lou Brock, Billy Williams y Roberto Clemente tuvieron más hits que Oliva en ese lapso, y nadie tuvo más dobles. El jardinero de los Mellizos también ocupó el tercer lugar en promedio de bateo y el 13 en OPS + (mínimo 3.000 apariciones en el plato) en esos ocho años.

Lideró la Liga Americana en hits cinco veces y ganó tres títulos de bateo.

Después de ganar el título de bateo de la Liga Americana en sus temporadas de novato y segundo año, Oliva ganó una tercera corona de bateo con un promedio de .337, el más alto de su carrera, en 1971.

En la historia de la Liga Naciona/Liga Americana, Ty Cobb (8), Tony Gwynn (7), Rose (7), Suzuki (7) y Stan Musial (6) son los únicos jugadores que han liderado sus ligas en hits más veces que Oliva, quien lo hizo en 1964, ’65, ’66, ’69 y ’70.

Después de que su carrera como jugador llegó a su fin, Oliva hizo la transición a un rol de entrenador con los Mellizos y fue parte de los títulos de la Serie Mundial del club en 1987 (como su entrenador de bateo) y en el ’91 (como su entrenador de banco). Como resultado, Oliva es el único individuo que tuvo un rol en el campo, ya sea como jugador o como miembro del cuerpo técnico, en las tres apariciones en la Serie Mundial en la historia de los Mellizos.

Los Mellizos retiraron al No. 6 de Oliva durante la campaña de 1991 y lo convirtieron en miembro inaugural de su Salón de la Fama en 2000, junto a Rod Carew, Harmon Killebrew, Kirby Puckett, Kent Hrbek y Calvin Griffith. Ahora, Oliva tiene la oportunidad de unirse a Carew, Killebrew y Puckett en Cooperstown.

Via: elnacional.com.do

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Beisbol