Connect with us

Ajedrez

Las sospechas de trampas gangrenan de nuevo el ajedrez

El francés Alireza Firouzja ganó la Sinquefield Cup en Estados Unidos el domingo, pero los focos no se dirigieron hacia él.

Una partida de ajedrez disputada en San Luis (Estados Unidos), el 18 de agosto de 2017. Fuente Externa.

París (AFP).- ¿Estrategia para ganar de manera ilegal o una caza de brujas? El campeón del mundo de ajedrez Magnus Carlsen desencadenó una tormenta de sospechas al acusar a uno de sus rivales de haber hecho trampas durante una partida.

El francés Alireza Firouzja ganó la Sinquefield Cup en Estados Unidos el domingo, pero los focos no se dirigieron hacia él.

En un mensaje en Twitter el noruego Carlsen había agitado el mundo del ajedrez.

«Me retiro del torneo, siempre he disfrutado jugando en el club de San Luis y espero regresar», escribió el cinco veces campeón mundial tras su derrota inesperada en la tercera ronda el cinco de septiembre frente al estadounidense Hans Niemann, de 19 años, 43º jugador mundial e invitado de último minuto a la prueba.

Carlsen añadió un vídeo de 2014 que mostraba al entrenador portugués José Mourinho, entonces al frente del Chelsea: «Prefiero no hablar, si hablo voy a tener graves problemas», señalaba en una entrevista posterior a un partido después de que su equipo perdiera y él fuera expulsado.

La acusación es sibilina, pero trajo consecuencias: la organización del torneo decidió a continuación atrasar 15 minutos la difusión de las partidas e hizo un examen a los jugadores con un escáner de radiofrecuencia.

– Microchip escondido –

El jugador estadounidense Hikaru Nakamura, muy seguido en la plataforma de vídeo en directo Twitch, acusó a Niemann de hacer trampas. Y la primera plataforma mundial de ajedrez en línea, Chess-com, prohibió la cuenta de Niemann.

Este jugador ha tenido una aceleración fulgurante, convirtiéndose en uno de los que más puntos ganó en la clasificación mundial desde 2021.

Las acusaciones de trampas han manchado históricamente el ajedrez.

En la mítica partida entre el estadounidense Bobby Fischer y el soviético Boris Spassky en 1972, las dos delegaciones se acusaron de comportamientos ilegales, examinando las sillas, la iluminación e incluso el aire de la sala.

Frente al tablero de ajedrez, el principal medio para trampear ha sido tener una ayuda desde el público y establecer una estrategia para comunicar.

Via: metrolibre.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Ajedrez