Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Casos del Béisbol

Los sobrevivientes con las “Arañas” (Spiders) hicieron su mejor esfuerzo, pero su mejor esfuerzo no fue muy bueno. Seis veces perdieron once juegos o más en fila, durante la temporada.

Por Héctor Barrios Fernández

www.beisboldelosbarrios.com

 PARTE 1

Durante la mayor parte de la década de los 1890s, las Arañas de Cleveland (Cleveland Spiders) hasta hoy Indios, lo habían hecho muy bien en la Liga Nacional.

Justo antes de que la temporada de 1899 comenzara, los dueños del club compraron a los Cafés de San Luis y los renombraron los “Perfectos,” enviando a los jugadores más destacados de Cleveland hacia el oeste, a San Luis, a los “Perfectos,” para completar su roster.

Los sobrevivientes con las “Arañas” (Spiders) hicieron su mejor esfuerzo, pero su mejor esfuerzo no fue muy bueno.
Seis veces perdieron once juegos o más en fila, durante la temporada.

Uno de sus mejores lanzadores fue un novato de 30 años de edad llamado Harry Colliflower, quien ganó solamente un juego y perdió once.

En un momento de desesperación, llamaron a Eddie Kolb, un vendedor de tabaco en un hotel en Cincinnati, para que lanzara para ellos.

Él perdió también y el juego terminó con marcador de 19-3.

Hacia el fin de la temporada, los disgustados aficionados de Cleveland, boicotearon los juegos en casa y al equipo lo llamaron los “exiliados,” los “vagabundos” y los “abandonados,” porque con frecuencia jugaban fuera de casa.

Finalizaron con el peor record en la historia de las Ligas Mayores: 20 ganados y 134 perdidos.

Cuando era un muchacho y crecía en Kansas, dijo una vez Dwight D. Eisenhoward, (quien fuera el presidente número 34 de los Estados Unidos, entre 1953 y 1961).

“Un amigo y yo fuimos a pescar, nos sentamos a orilla del lago, era una calurosa tarde de verano, hablamos acerca de lo que queríamos ser cuando fuéramos adultos.

Le dije que yo quería ser un verdadero jugador de Ligas Mayores, un genuino profesional como Honus Wagner.

Mi amigo me dijo que a él le gustaría ser presidente de los Estados Unidos.

Ninguno de nosotros consiguió sus deseos.”

Louis Sockalexis fue un indígena de la tribu de los Penobscot, jugaba la posición de jardinero y había desarrollado un extraordinario brazo lanzando piedras en un lago en la reservación india cerca de Old Town, en el estado de Maine.

Como estudiante llegó a ser una estrella deportiva en el colegio en Holy Cross y después en Notre Dame, de donde él y un compañero de clases fueron expulsados en 1897 después de haberse emborrachado y destrozado un prostíbulo a cargo de una madam llamada Popcorn Jennie.

Patsy Tebeau, manejador de las “Arañas” de Cleveland, de la Liga Nacional, los rescató y rápidamente le puso a Sockalexis un uniforme de béisbol.

Sockalexis comenzó bien y muy impresionado John McGraw le dijo que era el talento natural más grandioso que jamás había visto.

Pero la bebida fue su perdición.

Pronto fue marginado después de una lesión en su tobillo cuando saltó por la ventana desde un segundo piso en otro burdel.

Sockalexis jugó en parte de dos temporadas más y bateó para .313 antes que el alcohol lo echara de las Ligas Mayores.

Murió a la edad de 42 años en 1913.

Había estado viviendo una vez más en la Reservación de Penobscot, enseñando a los muchachos nativos cómo jugar béisbol.

Un recorte amarillento de periódico donde hablaba de él, fue encontrado en su camisa.

Dos años más tarde, los aficionados de Cleveland votarían para renombrar a su equipo con el nombre de “Indios” en su honor.

Al menos es una de las historias.

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión