Connect with us

Opinión

Estrellas del Béisbol: Añoranzas 8

Inolvidable 1974.

Por Héctor Barrios Fernández 

www.beisboldelosbarrios.com

En el 14 de junio de 1974, Nolan Ryan de los California Angels, poncha a 19 Medias Rojas en 13 entradas.

El 3 de julio, Mike Marshal de los Dodgers, lanza en su treceavo juego consecutivo salvando una victoria de su equipo 4-1 ante los Rojos de Cincinnati.

El 2 de octubre, Hank Aaron en su última vez al bat en la Liga Nacional, conecta cuadrangular ante Rawly Eastwick de los Rojos de Cincinnati en una victoria de los Bravos 13-0.

El 2 de noviembre, los Bravos de Atlanta cambian a los Cerveceros de Milwaukee a Hank Aaron por Dave May y un jugador de liga menor.

Finalmente el 13 de diciembre, Jim «Catfish» Hunter fue declarado agente libre por inconsistencias en su contrato.

Tuve en suerte conocer y platicar con Claudio Soto.
Tal vez para los más jóvenes el nombre no les sea familiar, pero para los menos jóvenes, el nombre de Claudio Soto Parra le suene como música agradable.
Gran conversador, Claudio tenía cuerda para los nueve innings del juego y hasta para entradas extras si la situación lo ameritaba.
Pero sobre todo se trataba de una persona respetuosa y educada, características que lo distinguían.
Claudio Soto, por si Usted no estaba enterado, fue nombrado novato del año en la temporada 1959-60 en lo que hoy es la prestigiada Liga Mexicana del Pacífico, que en aquellos años se denominaba Liga de Sonora. Conocido como “el Zurdo Soto,” Claudio lanzó para los “Rieleros” de Empalme, en esa su primera temporada tuvo récord de 3 ganados y 3 perdidos, con bajísimo 1.47 de porcentaje en carreras limpias admitidas, ponchando a 40 bateadores.
Claudio nació en Etchohuaquila, Son., municipio de Navojoa, el martes 9 de mayo de 1939, lugar que años más tarde también viera nacer a otros destacados lanzadores como Fernando Soto y como ya sabe Usted a Fernando Valenzuela Anguamea.
Antes de abrazar el béisbol profesional, Claudio representó con bastante éxito a México en torneos Centroamericanos, Panamericanos y Mundiales al lado de grandes luminarias de aquellos tiempos como Luis “Viejito” García avecindado desde pequeño en Tijuana y el ensenadense Federico “Lico” Arce.
Claudio Soto vivió por muchos años en El Carrizo, Sin., en donde falleciera hace algunos años.

Estrellitis.

Las continuas peleas entre Babe Ruth y el manejador de los Yankees Miller Huggins llegó a grandes alturas cuando Ruth no quiso tomar la práctica de bateo.

Huggins multó a su estrella con 5,000 dólares, decisión que fue respaldada por el dueño del equipo Jacob Ruppert.

Al Babe le fue permitido reintegrarse a los Yankees nueve días después, no sin antes disculparse con Huggins y sus compañeros.

El 11 de septiembre de 1976 a los 53 años de edad, Orestes «Minnie» Miñoso Armas, conectó hit sencillo para los Medias Blancas de Chicago cuando jugó en su cuarta década.
Ese hit se lo conectó al mexicano Isidro “Sid” Monge.

Orestes era el coach de Chicago, fue dado de alta en el roster para el último mes de la campaña cuando se suben a los novatos de ligas menores.

Miñoso tenía 12 años en el retiro.


Primer mexicano en Grandes Ligas.
Babe Ruth cumpliría años el día 6 de febrero, pero enseguida Baldomero “Melo” Almada o Mel Almada, estaría apagando velitas también, nació en Huatabampo, Sonora el 7 de febrero de 1913 y falleció el 13 de agosto de 1988 en la ciudad de Caborca del también estado mexicano de Sonora.
Su debut en Grandes Ligas fue el viernes ocho de septiembre de 1933 jugando el jardín central para los Medias Rojas de Boston, fue el primer juego de una doble contienda enfrentándose a los Tigres de Detroit.
Baldomero “Melo” Almada fue el bateador que le conectó el último hit a Babe Ruth en su modalidad de lanzador de Grandes Ligas ya que el primero de octubre de ese año, lanzando el zurdo Ruth por los Yankees, Melo le conectó de 3-3, y sólo por precaución, recibió de parte de Ruth, dos bases por bolas.
El 24 de septiembre de 1934, “Melo” Almada vivió una gran tarde cuando su equipo, Medias Rojas, se impuso por blanqueada de 5-0 a los Yankees de New York al irse con el bat de 5-3.
Con los Yankees de esos años alineaban jugadores como Lou Gehrig, Tony Lazzeri, Babe Ruth, Frank Crosetti, Red Ruffing, Lefty Gomez, Bill Dickey, Earle Combs, eso solamente con los Yankees.

Sabemos que el universo y todo en él está en constante evolución.
Nosotros somos parte de ese proceso.

Para casi todo hay más de una teoría.

Que si el universo es obra de Dios o producto de la Gran Explosión.
Que si el cuerpo humano ya no cuenta con órganos que antes si, que si ahora tiene otros que antes no.
Que si las actuales aves son los dinosaurios antiguos o si los primeros seres humanos llegaron a América a través del estrecho de Bering.
Que si Colón descubrió el Continente Americano o antes Eric el Rojo ya había estado en él.
Que si Isaac Newton descubrió la fuerza de gravedad porque le cayó una manzana en la cabeza o fue por una serie de estudios y experimentos y así y así.
Miles de teorías, explicaciones, discusiones y maneras de pensar.

En lo particular el béisbol no es ajeno a todo esto y cómo lo iba a ser si forma parte de nuestro universo y es tan terrenal como nosotros.

Muchas teorías, investigaciones, estudios, discusiones, polémicas, se han generado acerca de su origen.

Por generaciones circuló la historia de que el béisbol fue inventado por Abner Doubleday en Cooperstown en 1839.

Esta es la razón por la cual el Salón de la Fama está localizado en ese poblado del estado de N.Y y el por qué la apertura oficial tomó lugar en 1939, el aparente centenario del nacimiento del béisbol.

Una pelota hecha a mano fue el primer objeto ascendido a la colección del Salón de la Fama por su fundador, el coleccionista y hombre de negocios Stephen Carlton Clark, el de las máquinas de coser “Singer.”

Fue supuestamente encontrada en el tronco de un árbol en Cooperstown y perteneció a Abner Graves, quien a principios del siglo XX había sido la fuente principal de una historia de que Doubleday presentó el juego a un grupo de escolares al cual pertenecía Graves en 1839.

La pelota, así, fue ligada al supuesto inventor del juego.

El béisbol, en cierta forma, existió mucho antes que Doubleday.
En efecto, hay una gran duda de si Abner Doubleday tuvo alguna conexión en lo que al béisbol se refiere.
Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in Opinión