Connect with us

General

Barry Bonds:"Ahora Será Más Fácil Dar Jonrones

SAN FRANCISCO.- Barry Bonds no perdió tiempo para apuntalar su récord histórico de jonrones al disparar el número 757.
También ayudó a Bruce Bochy a conseguir su victoria número 1.000 como manager.
Bonds depositó un batazo en las aguas de la ensenada McCovey para remolcar dos carreras en el primer inning de la blanqueada 5-0 de sus Gigantes de San Francisco sobre los Nacionales de Washington la noche del miércoles, un día después de batir el récord de vuelacercas que Hank Aaron mantuvo durante 33 años.
«Estoy muy enfocado ahora», explicó Bonds al considerar que la situación «ya es mucho más fácil».
El batazo fue en cuenta de 1-1 ante Tim Redding. La pelota pasó por encima de la cerca del bosque derecho y cayó sobre la bahía, en el 35to jonrón de Bonds que termina en ese sector.
Redding se convirtió en el pitcher número 447 que permite un jonrón a Bonds.
El toletero suma 23 en la campaña.
El lanzador Matt Cain conectó después el primer cuadrangular de su carrera. Cain pegó el batazo, solitario, en su 112do turno al bate y es el primer pitcher de los Gigantes con un jonrón desde que lo hizo Jason Schmith el 7 de agosto del año pasado en Arizona. El caso no había ocurrido en San Francisco desde que Schmidt lo consiguió hace dos años.
Cain intercambió un bate y otra pelota por su bola del jonrón, pues sabe que no se vuela la barda con mucha frecuencia. Y en un cálculo rápido, consideró que podría alcanzar a Bonds en «70 u 80 años».
Bonds, en su primer turno al bate como el nuevo rey de los cuadrangulares, envió la pelota hasta las aguas de la ensenada por segunda vez este año. El garrotazo recorrió 438 pies.
El bombardero de San Francisco recibió una cálida ovación de pie cuando trotó para ocupar su lugar en el jardín izquierdo en el primer episodio y él respondió saludando con su gorra en otra noche fría de verano en el parque de los Gigantes.
Bonds dijo que no jugará el jueves en el último partido de la serie. «Claro, es día de diversión».
Aseguró que por ahora no planea una gran celebración por el nuevo título.
«Quizá cuando termine la temporada, allá en casa con mis amigos», indicó. «Tengo que trabajar todos los días. Ya veremos. Estoy seguro que ya se le ocurrirá algo a alguien».
El cañonazo número 757 de Bonds permitió también que Cain (4-12) pusiera fin a cinco aperturas adversas con su primera victoria desde el 4 de julio en Cincinnati, mientras Bochy se convirtió en el manager número 55 que alcanza el millar de triunfos en la historia de las mayores. Es el sexto entre los managers activos.
Redding (1-3) fue la segunda víctima de Bonds después de conectarle a Mike Bacsik el cuadrangular histórico la noche del martes.
Cain admitió tres imparables y asestó tres ponches en seis innings. Cortesía de AP.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boletín

Recibe nuestro boletín en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Trending

Opinión

More in General