La primera entrega de la serie Década de Emociones hará mención de los diez infielders que con su poder al bate y veloces reflejos se hicieron indispensables en los lineups de la era contemporánea en las posiciones de Primera Base, Segunda Base, Tercera Base y Shortstop.

Foto Alex Valdez

Alex Valdez

CIUDAD MÉXICO.- La Liga Mexicana de Beisbol ha experimentado en los últimos diez años una etapa de profundas transformaciones y avances en su infraestructura, difusión y experiencias para los aficionados, una época de renovación sostenida por la materia prima de este espectáculo: peloteros que año con año elevan el nivel competitivo del circuito y se han convertido en grandes ídolos de los millones de aficionados que dan vida a nuestros parques.

Es así como en la víspera de una nueva década que será testigo del centenario de la Liga profesional más antigua del país, iniciamos un recuento que reconoce a los beisbolistas ícono del periodo 2010-2019 en la LMB; aquellos que con sus destacadas actuaciones han dejado huella en sus equipos y en nuestras memorias como fanáticos del Rey de los Deportes.

La primera entrega de la serie Década de Emociones hará mención de los diez infielders que con su poder al bat y veloces reflejos se hicieron indispensables en los lineups de la era contemporánea en las posiciones de Primera Base, Segunda Base, Tercera Base y Shortstop.

Alex ValdezBateador ambidextro dominicano que, con su versatilidad para cubrir las bases, rápidamente llamó la atención de la prensa y aficionados desde su llegada en 2012 con Delfines de Ciudad de Carmen, con quienes permaneció hasta 2015.

También ha jugado con los clubes Sultanes de Monterrey (2016-2017), Saraperos de Saltillo (2017-2018), Leones de Yucatán, Diablos Rojos del México y Guerreros de Oaxaca (2019).

Sus distinciones personales incluyen tres Juegos de Estrellas (2014, 2015, 2018) y un liderato de cuadrangulares en 2016. Durante la década mantiene un promedio de bateo de .302, 901 hits, 143 jonrones, 519 carreras anotadas y 571 producidas en 788 juegos.

Saúl Soto: Si en el beisbol existe un jugador que sin duda se ha ganado un apodo a pulso, ese es el “Jefe” Soto. Su carrera profesional inició en 1998, lo que lo convierte en un ídolo de dos décadas completas, en las que ha alternado como receptor y Primera Base.

Poseedor de los récords de más hits (2075), dobles (422) y jonrones (288) para un jugador en activo, durante la última década Soto repartió batazos con Acereros de Monclova (2010-2014) y Rieleros de Aguascalientes (2015-2019).

En los últimos diez años, el “Jefe” no da muestras de que el tiempo haga estragos en su gran habilidad, con números de 1092 imparables, 157 jonrones, 583 carreras anotadas y 636 impulsadas con un promedio de .306 en 1011 juegos disputados.

Jesús “Jesse” Castillo: Recordado en los inicios de su carrera por conectar el cuadrangular del título para los Leones de Yucatán en 2006, Castillo se consolidó en la presente década como uno de los bats mexicanos más constantes y efectivos con los clubes Rojos del Águila de Veracruz (2010), Olmecas de Tabasco (2011-2013), Rieleros de Aguascalientes (2013-2017) y Acereros de Monclova (2018).

A la defensiva ha recorrido todas las posiciones del infield, siendo la primera y la tercera colchoneta donde más juegos ha disputado. Sus logros individuales en los últimos diez años incluyen seis Juegos de Estrellas (2010, 2011, 2013, 2015, 2017, 2018) y ser designado Jugador Más Valioso de las temporadas 2017 y 2018.1

En la década presume un promedio de bateo de .331, 1065 hits, 103 jonrones, 575 carreras anotadas y 568 producidas en 890 juegos.

José Manuel “Manny” Rodríguez: Símbolo de la afición de Saltillo al ser fundamental en el bicampeonato de 2009-2010, el oriundo de Guasave es también uno de los bateadores con mejores números durante la presente década. Dueño absoluto de la Segunda Base en sus equipos, aunque también ha cubierto las paradas cortas y en algunos duelos ha patrullado los jardines.

En los últimos diez años, “Manny” ha jugado con Saraperos de Saltillo (2010-2015), Pericos de Puebla (2016), Acereros de Monclova (2017-2018), Tigres de Quintana Roo (2018-2019) y una segunda etapa con Saltillo (2019).

Fue seleccionado para el Juego de Estrellas en tres ocasiones (2010, 2014, 2015) y nombrado Retorno del Año en 2014. Durante la década batea para .301, con 1090 hits, 132 jonrones, 580 carreras anotadas y 646 producidas en 919 juegos disputados.

Agustín Murillo: Pocos son los clubes que pueden presumir de tener entre sus filas a una figura durante toda una década, y uno de ellos es Sultanes de Monterrey, que de 2010 a 2019 han tenido en el “Guti” Murillo a su inamovible Tercera Base de confianza.

Con porcentajes de fildeo que continuamente rozan la excelencia y una producción ofensiva que marca diferencia, el nacido en Tijuana ha sido llamado a seis Juegos de Estrellas (2010, 2011, 2013, 2014, 2015, 2018) y designado como Jugador Más Valioso de la Serie del Rey 2018.2

En la presente década, sus números individuales son de .305 de porcentaje de bateo, 1124 hits, 114 jonrones, 668 carreras anotadas y 578 impulsadas en 989 juegos.

Emmanuel Ávila: Uno más de los jugadores que hacen justicia a su mote, el “Iron Man” Ávila es uno de los consentidos entre los fanáticos del equipo más ganador del beisbol mexicano, los Diablos Rojos del México, con quienes ha jugado en los periodos 2010-2012 y 2014-2019, además de un año (2013) como parte de los Guerreros de Oaxaca.

Indiscutible como guardián de la Tercera Base, fue parte del más reciente título de los Rojos en 2014, además de invitado a los Juegos de Estrellas de 2013, 2015, 2018 y 2019.

En lo individual, durante la última década ha dejado números de .322 en porcentaje de bateo, 1012 hits, 76 jonrones, 505 carreras anotadas y 475 producidas en 910 juegos.

José “Chapo” Amador: De gran poder con el bat, velocidad para correr las bases y una muy peculiar postura en la caja de bateo, Amador es uno de los jugadores más completos y versátiles de los últimos años, en los que ha cubierto principalmente la Primera y Tercera Base.

En esta década lo hemos visto con Rojos del Águila de Veracruz (2010), Saraperos de Saltillo (2010-2012), Rieleros de Aguascalientes (2013-2014), Acereros de Monclova en tres etapas (2015-2016, 2017 y 2019), Piratas de Campeche (2016), Tigres de Quintana Roo (2018) y Sultanes de Monterrey (2018). Invitado al Juego de Estrellas de 2011 y 2016, siendo Jugador Más Valioso de este último.

Sus números en 2010-2019 son de .304 en porcentaje de bateo, 998 hits, 148 jonrones, 549 carreras anotadas y 571 producidas en 940 juegos.

Carlos Alberto “Chispa” Gastelum: Uno más de los jugadores de este recuento cuya carrera inició en el siglo XX y han sido ídolos en dos décadas completas. Gastelum, quien vivió en 2019 su última temporada como jugador profesional, es recordado como ídolo con las franquicias Tigres de Quintana Roo, donde jugó de 2010 a 2018 y Pericos de Puebla, donde inició y cerró su carrera como jugador en 2019.

Fue parte de tres títulos con Tigres (2011, 2013, 2015), además de formar parte de seis Juegos de Estrellas (2010, 2011, 2013, 2014, 2017, 2018) y parte de los jugadores que disputaron el primer Doble Play Derby de la LMB en 2018.

Como Segunda Base, ostenta un impresionante porcentaje de fildeo de .992, y en la década cifras ofensivas de .296 en porcentaje de bateo, 1079 hits, 613 carreras anotadas y 374 producidas en 948 juegos.

Antonio LamasJugador cuya versatilidad para ocupar diferentes posiciones dentro del infield, además de sus destacados números ofensivos, le valieron un lugar entre los mejores de su generación y en las memorias de los aficionados de Acereros de Monclova, donde jugó en dos etapas (2010-2012, 2014-2018) y Pericos de Puebla, donde milita desde 2018.

Lamas fue reconocido en 2019 por su club, Puebla, al haber ingresado al club del millar de hits en Liga Mexicana.

Durante el periodo 2010-2019 ostenta un promedio de bateo de .317, con 1037 hits, 495 carreras anotadas y 460 producidas en 908 juegos.

Juan Carlos “Haper” Gamboa: Único jugador de esta lista que precisamente inició su carrera como profesional junto con la década en 2010. El oriundo de Los Mochis se perfila como el heredero de las glorias de José Luis “Borrego” Sandoval en las paradas cortas de Diablos Rojos del México, club en el que ha militado en los periodos 2010-2011 y 2014-2019.

Se le recuerda por ser artífice del jonrón que le dio su último título al México en 2014, además de ser el Jugador Más Valioso de esa Serie del Rey; además, fue seleccionado para los Juegos de Estrellas de 2015 y 2019.

En los últimos diez años tiene un porcentaje de bateo de .321, con 518 hits, 300 carreras anotadas y 296 producidas en 513 juegos.

Varios de estos jugadores que han forjado ya su leyenda en los diamantes mexicanos continuarán sumando éxitos en la próxima década del centenario, mientras que algunos otros cerrarán con gloria su etapa como peloteros para dar paso al futuro del Deporte Rey en nuestro país.

Pie de foto

 Alex Valdez