Las autoridades locales anticipan la visita de cientos de miles de personas, así como un extenso programa de conciertos al aire libre y otras actividades en el centro de Miami, especialmente en el Bayfront Park

0001264396

MIAMI.- El Departamento de Policía de Miami anunció un plan de contingencia que contará con la participación de otras agencias estatales y federales, con motivo de las festividades paralelas al Super Bowl en el centro de la ciudad, el partido cumbre del fútbol americano programado para el 2 de febrero próximo, en el Hard Rock Stadium, en Miami Gardens.

Freddy Cruz, portavoz de la institución policiaca en Miami, dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que el conjunto de medidas para ese megaevento comenzó a definirse desde hace “por lo menos un año” tras una serie de reuniones periódicas que permitieron trazar la agenda de seguridad.

Entre las acciones que mencionó Cruz se encuentra “la suspensión de todos los permisos” para los más de 1.300 oficiales de la Policía miamense. “Todos estarán de uniforme, y los encubiertos, vestidos de civil en puntos estratégicos de la ciudad”.

Otro aspecto es el cierre de vías cercanas a la zona festiva de Bayfront Park. “Las calles que estarán cerradas serán anunciadas en su momento”, dijo Cruz, al tiempo que pidió “mucha paciencia” para quienes tengan que transitar por la zona los días anteriores al Super Bowl.

Para este tipo de certámenes que acogen a un público numeroso, la principal recomendación de las autoridades es que los asistentes dejen sus vehículos en casa y utilicen el servicio de transporte público de trenes o buses. Uber y Lift también se presentan como otra opción.

Cruz señaló que “este será un plan concertado con la Policía del Condado Miami-Dade, pero también con otras instituciones que tendremos ese día en el que esperamos a miles de personas en las calles del centro de Miami”.

El portavoz policial pidió a la comunidad “estar muy vigilante” frente a “cualquier elemento o persona sospechosa”. Por ello, Cruz hizo un llamado para “llamar de inmediato al 911 si alguien ve algo sospechoso, lo que va a ser de una gran ayuda para nosotros”.

La final del torneo de la Liga Nacional de Fútbol Americano se convierte en objeto de mayor vigilancia por la anunciada presencia de cientos de miles de personas procedentes de otros estados o incluso países en la Ciudad del Sol.

En días recientes, el alcalde de Miami, Francis Suárez, dijo que la seguridad en su jurisdicción “será redoblada” teniendo en cuenta el certamen deportivo y también los hechos que se vienen registrando en Medio Oriente.

Vía: Diario Las Americas