Complicado panorama para agentes libres. Marcell Ozuna es el criollo mejor parado

maike-f_12751577_20191203191726

Por Napoleón Pérez Neró

Con 36 años, Edwin Encarnación demostró en un 2019 limitado a 109 partidos por lesiones entre Seattle y Nueva York que todavía puede producir con su madero como lo dice su OPS de .875 y sus 34 cuadrangulares.

Pero para los Yankees retenerlo con las condiciones contractuales tendrían que garantizarle US$20 millones para 2020 por un recurso “poder” que abundó como nunca antes el curso pasado y prefirieron romper relaciones pagándole los US$5 MM que condicionaba el pacto.

Ya con 17 años, el mercado resignará a Encarnación a contratos de un año con incentivos por desempeño y en el mejor de los casos dos zafras garantizadas, como ocurre con Nelson Cruz, como ocurrió con David Ortiz en su último lustro.

Los Marlins también declinaron los US$16 millones que le hubiese costado el retorno de Starlin Castro y les dieron US$1 MM, mientras que los Mets rechazaron los US$9,5 MM de Juan Lagares y los Rangers los US$8 MM de Welington Castillo, pagando a cada uno US$500,000 como buyout.

Son US$47 millones que el cuarteto podía cobrar el próximo año y que sus agentes tendrán más que complicado para siquiera acercarse a esa cifra vendiendo las bondades en una agencia libre repleta de jugadores con esas características.

El lunes, último día para los clubes hacer una oferta a los jugadores que irán a arbitraje, se sumaron otras “bajas temporales” de las nóminas para 2020.

Seattle no ofreció contrato a Domingo Santana, Filadelfia hizo lo mismo con Maikel Franco y Cleveland con Danny Salazar. Tampoco recibieron Yimi García (Dodgers), Héctor Noesí (Marlins), ni Marco Hernández (Boston).

La fórmula de MLB Trade and Rumors establece que los Filis debían ofrecer US$6,7 millones a Franco, los Marineros US$4,4 MM a Santana, la tribu US$4,5 MM a Salazar, los Esquivadores US$1,1 MM a García, los floridenses US$900,000 a Noesí y los Medias Rojas US$700,000 a Hernández.

El grupo forma parte del pelotón de 35 dominicanos que vieron acción la pasada campaña y que hoy no tienen trabajo.

Una escuadra donde sobresale Marcell Ozuna como principal candidato para conseguir el pacto más lucrativo. Con 29 años, el de Boca Chica no llega con las mejores prestaciones que se proyectaba, pero rechazó la oferta calificada de US$17,8 millones que le ofrecieron los Cardenales para lanzarse al mercado a buscar un pacto multianual, tras un curso con una línea de .241/.328/.472, 29 cuadrangulares y 89 remolcadas.

Allí hay nombres como veteranos en busca de prolongar sus carreras como Fernando Rodney, Ervin Santana, Edinson Vólquez, Iván Nova, Juan Nicasio, Melky Cabrera y Carlos Gómez y otros con menos recorrido como Arodys Vizcaíno, Luis García, Jorge Bonifacio, Erick Mejía y Gabriel Ynoa.

Escenarios

 

Con Maikel Franco los Filis agotaron la paciencia al cumplirse el quinto año de prueba del club para desarrollar su potencial. El azuano apenas bateó para .234/.297/.409, con 17 vuelacercas y 56 remolques y el 26 de agosto fue enviado a AAA, donde fue llamado cuando se amplió el roster el primero de septiembre. Sus -0.8 victorias sobre jugador reemplazo (WAR) poco lo ayudan. ¿Asia o México?

Santana arrancó el curso dando palos kilométricos en Japón y tuvo una primera mitad premium con .286/.354/.496, 18 jonrones y 63 remolques, pero una lesión en el codo derecho lo sacó de acción por un mes y dejó la campaña en .253/.329/.441 con 21 HR y 69 CE, por debajo del nivel reemplazo (0.9 WAR).

Castro termina su contrato con 29 años lejos de ese jugador que a los 24 años acumulaba tres visitas al Juego de Estrellas. Su línea de .270/.300/.436 con 22 cuadrangulares y 86 producidas (máximos en su carrera en esos últimos rubros) son castigados por el microscopio sabermétrico, que le otorgan 0.8 WAR y 91 wRC+, es decir, que su ofensivo creó un 9% menos que la media de la liga.

A Salazar los problemas en el hombro derecho lo sacaron toda la campaña 2018 y este 2019 solo lanzó un partido en agosto, regresando a la lista de lesionados en agosto por problemas en una rodilla. Apunto de cumplir 30 años, el futuro del derecho es una incógnita.

Como también la salud juega en contra de Pineda, Vizcaíno y Vólquez.

vía: Diario Libre